La campaña electoral en televisión. 
 La televisión se convirtió a sí misma en noticia     
 
 El País.    22/06/1986.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La televisión se convirtió a sí misma en noticia

EL PAÍS, Madrid

La televisión fue a menudo noticia de sí misma. Todas las entrevistas del Buenos días tuvieron su

traducción en noticia de los telediarios dentro de la Crónica electoral.

Una de las afirmaciones más contundentes sobre el medio fue la de Felipe González, el día 3 en la 2a

edición, aunque él mismo llega a dudar que pueda ser una verdad tan evidente: "Nunca ha habido más

libertad en Televisión, jamás, bajo ningún Gobierno, que hay ahora, jamás. Como todo es relativo,

digamos que ahora hay relativamente más. Bueno. De acuerdo. Si quieren ponerlo en esos términos, de

acuerdo, pero que vengan a presumir de mayor libertad de Televisión antes que ahora o en otra época, no

lo puedo aceptar porque es simplemente falso".

También se emitieron dentro de los telediarios dos informes dedicados a la autopromoción. El primero se

centró en la cobertura que TVE realizaba de las elecciones. El segundo se presentó como un resumen de

anécdotas electorales. En realidad, se limitaba a una recopilación de descartes de grabaciones cuyos

protagonistas eran redactores y técnicos de TVE.

El auto bombo alcanzó, sin embargo, su punto culminante con la emisión en los últimos días previos al

22-J de la cuña de promoción del programa especial de la noche electoral: "Un despliegue televisivo de

primera magnitud en directo. Más de mil personas trabajando en directo para los espectadores de la

primera cadena. Más de cuarenta señales simultáneas, 125 cámaras en busca de los protagonistas de la

jornada". La proclama se ilustró imágenes de los responsables del programa.

TVE hizo hincapié en que por primera vez en su historia los telediarios fueron presentados por mujeres,

pero omitió que la dirección de los espacios electorales de mayor responsabilidad —Buenos días y Punto

y Aparte y Debate— fue encomendada a hombres.

 

< Volver