Autor: Díez, Anabel. 
 Elecciones legislativas. Guerra atribuye la abstención al exceso de confianza en el triunfo socialista. 
 González asegura que con la segunda victoria del PSOE por mayoría absoluta "se abre una nueva etapa para España"     
 
 El País.    23/06/1986.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Guerra atribuye la abstención al exceso de confianza en el triunfo socialista

González asegura que con la segunda victoria del PSOE por mayoría absoluta "se abre una nueva etapa

para España"

ANABEL DÍEZ, Madrid

Felipe González anunció pocos minutos antes de la medianoche, en el hotel Palace de Madrid, que su par-

tido había vuelto a obtener la confianza mayoritaria del electorado y que, por tanto, estaba dispuesto a for-

mar Gobierno. González anunció "una nueva etapa

para España" tras el segundo triunfo mayoritario del PSOE, y solicitó la participación de las fuerzas polí-

ticas y sociales para superar las desigualdades. Alfonso Guerra minimizó parte el descenso de su partido y

aseguró que en Europa ningún gobierno había obtenido mayoría absoluta dos veces consecutivas.

Felipe González llegó 15 minutos antes de la medianoche al hotel Palace de Madrid, donde se hallaba el

cuartel general electoral de ios socialistas, aclamado por las 2.000 personas que allí se habían congregado

bajo estricta invitación. Después de abrirse paso entre abrazos de los militantes que le felicitaban por el

triunfo, González, con tono sobrio, leyó la declaración institucional en una situación que recordó por el

marco a la vivida cuatro años atrás.

"A estas horas de la noche, y a la espera de la finalización del escrutinio, los datos de que disponemos

indican que el partido socialista ha vuelto a obtener la confianza mayoritaria del electorado, con lo que

está de nuevo en situación de hacerse cargo de las responsabilidades de Gobierno", comenzó González su

intervención. "Asumimos la responsabilidad derivada de estos resultados", continuó, "que hacen posible

la continuidad y estabilidad del proyecto de progreso en el que hemos venido trabajando".

El presidente del Gobierno, en esta intervención leída de apenas cinco minutos, esbozó las líneas

generales de la tarea que va a emprender su nuevo gobierno. "Se abre una nueva etapa para España", dijo,

"en la que nuestra nación ha de afrontar, con firmeza e ilusión, los importantes retos que plantea el futuro:

la plena adaptación a la Europa comunitaria, contribuyendo decididamente a la construcción de la unidad

europea; el crecimiento económico para lograr el aumento de la riqueza nacional y !a creación de empleo;

la modernización de nuestras

estructuras y la incorporación al avance tecnológico del mundo desarrollado y la continuidad en el

esfuerzo por superar las desigualdades y aumentar el bienestar de los ciudadanos".

Colaboración ciudadana

Después de esta enumeración de objetivos, Felipe González pasó a pedir la colaboración de todos los

ciudadanos. "Para estas tareas, el Gobierno de la nación ha de contar con la participación consciente de

todos los sectores de nuestra sociedad y por ello hago un llamamiento a todos los ciudadanos, partidos

políticos, sindicatos y patronales, organizaciones sociales e

instituciones para aunar esfuerzos en pro de la consecución de estos objetivos de carácter nacional".

La llamada a la colaboración también la realizó el vicesecretario general del PSOE, minutos antes, en el

Palacio de Exposiciones y Congresos. El vicepresidente aseguró la intención gubernamental de reforzar el

consenso entre los diferentes partidos políticos de cara a la próxima legislatura, según informa Juan José

Echevarría.

Alfonso Guerra, en conferencia de prensa, rechazó cualquier cambio en la lucha antiterrorista, al señalar

que no existe ninguna relación entre ésta y el ascenso de escaños de la coalición abertzale Heñí Batasuna.

El vicepresidente señaló que cualquier analogía entre el Partido Revolucionario Institucional (PRI)

mexicano y el PSOE es mera especulación interesada. Respondía de este modo a una pregunta en la que

se pedía su opinión sobre alguna posible equiparación entre ambos partidos, a la luz de los últimos

resultados. "Los resultados del PSOE son excelentes, aunque exista una baja en escaños", dijo Guerra,

para añadir que "en Europa no existe precedente de un partido que repita mayoría absoluta en dos legisla-

turas".

Alfonso Guerra citó como causas del mayor índice de abstención registrado respecto a las elecciones de

1982 al "exceso de confianza" de algunos electores sobre el resultado final y al hecho de que la jornada

electoral fue un día festivo.

En cuanto al aumento del Centro Democrático y Social (CDS), Guerra señaló que este partido ha recogido

los votos de esta candidatura en 1982, más los propíos de la desaparecida UCD. El número dos del PSOE,

en referencia al aumento de la coalición Herri Batasuna, asumió la calificación de "sombra para la

democracia" que compañeros de su partido habían dado ya.

Guerra negó que existiera cualquier relación entre el aumento de votos para la coalición abertzale y los

planteamientos gubernamentales en la lucha antiterrorista. A este respecto, Txiki Benegas, secretario

general del PSE-PSOE, consideró negativo el aumento de HB al ser este un partido que "no condena la

violencia y a veces la alienta".

La euforia en el Palace fue muy breve, toda vez que, tanto Felipe González como Alfonso Guerra,

desaparecieron por las cocinas para subir desde allí a una habitación.

 

< Volver