Autor: Martí Font, J. M.. 
 Elecciones legislativas. Pequeños incidentes ante algunos colegios de la ciudad. 
 Fuertes medidas de seguridad en Melilla     
 
 El País.    23/06/1986.  Página: 30. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Pequeños incidentes ante algunos colegios de la ciudad

Fuertes medidas de seguridad en Melilla

J. M. MARTÍ FONT, Melilla ENVIADO ESPECIAL

La jornada de elecciones de ayer en Melilla se realizó con normalidad y con una gran participación. La

presencia policial en toda la ciudad y en torno a los colegios electorales era evidente. Los únicos

incidentes se produjeron frente a algunos colegios donde grupos de personas repartían fotocopias de la

primera página del diario Melilla Costa del Sol, en la que podía verse una fotografía del delegado del

Gobierno, Andrés Moreno, junto al líder musulmán Aomar Mohamedi Dudú, tomada durante la visita de

ambos en la madrugada del sábado a cuatro barrios musulmanes. El censo electoral en Melilla es de

32.341.

La portada de Melilla Costa del Sol les servía a estas personas para pedir a IQS electores que no

entregaran su voto al PSOE, "que se había vendido a los moros". El delegado del Gobierno prefirió no

intervenir en el asunto, pese a que en su opinión se trataba de un "delito electoral", y dejar que fuera la

junta electoral quien tomara cartas en el asunto.

En la madrugada de ayer se reprodujeron de nuevo los incidentes frente a la Delegación del Gobierno,

cuando los 190 miembros antidisturbios de la Policía Nacional llegados horas antes de la Península

disolvieron con contundencia a manifestantes que pedían la dimisión de Moreno, en pequeños grupos o a

bordo de vehículos con banderas españolas que hacían sonar sus bocinas.

Breve detención de un candidato

Los incidentes se saldaron con tres detenidos, dos menores de edad y un adulto, que tras prestar

declaración fueron puestos en libertad. En uno de los vehículos viajaba el candidato al Senado por

Coalición Popular Carlos Benet, que fue retenido durante un breve tiempo por policías nacionales,

aunque, según el delegado del Gobierno, no llegó a prestar declaración al aceptar abandonar la zona de

los incidentes. Ayer fueron dados a conocer también los resulta-

dos de las elecciones paralelas llevadas a cabo el sábado por el colectivo musulmán de Melilla. El único

candidato, Aomar Mohamedi Dudú, consiguió 9.403 votos, todos los emitidos, según los dirigentes del

colectivo.

Dudú abandonó el sábado su domicilio habitual, al que en dos ocasiones en los últimos días se han

dirigido grupos de cristianos exaltados. El líder musulmán ha recomendado en todo momento la

abstención en las elecciones legislativas a los más de 3.000 miembros —de un total de 27.000— del

colectivo musulmán de Melilla con derecho a voto, esto es, mayores de edad y con documento nacional

de identidad.

La presencia de musulmanes en los colegios electorales o entre los votantes era prácticamente nula,

incluso en el colegio más cercano del barrio musulmán de La Cañada de la Muerte.

La Unión del Pueblo Melillense (UPM), uno de los partidos con mayor influencia en la ciudad, que

preside José Imbroda, ha presentado una denuncia contra el delegado del Gobierno por haber otorgado

protección policial y urnas al colectivo musulmán para que celebrara las elecciones paralelas del sábado.

Asimismo, la UPM considera que el delegado del Gobierno quebró la jornada de reflexión del sábado al

acudir en la madrugada de ese día a "hacer campaña por su partido, el PSOE, en los cuatro barrios

musulmanes".

Desde que comenzó el Mundial de Fútbol, los partidos en los que han intervenido las selecciones de

España y Marruecos han servido como motivo de tensión entre las comunidades cristiana y musulmana.

Los encuentros ganados por España eran seguidos por el desfile de coches con banderas nacionales frente

a la casa de Aomar Mohamedi Dudú. Algunos musulmanes también decidieron exhibir banderas

marroquíes si Marruecos superaba su encuentro con Alemania, cosa que no ocurrió. Esta dinámica estalló

la noche del miércoles tras la victoria de España sobre Dinamarca.

Hasta aquel momento la defen-

sa de la españolidad había sido precisamente la cuestión que provocó el único enfrentamiento de

importancia entre los dirigentes políticos durante la campaña. Miguel Herrero de Miñón, vicepresidente

de AP, afirmó, en un mitin celebrado el pasado día 8 en Melilla, que en 1977 el hoy ministro de Defensa,

Narcís Serra, declaró que había que terminar con la presencia española en Melilla. Los dirigentes

socialistas Julio Bassets, que se presenta como candidato a senador, y José Torres, presidente del partido

en Melilla, replicaron inmediatamente y acusaron a Herrero de Miñón de "mentir descaradamente" y

recordaron que Manuel. Fraga, presidente de AP, propuso en su día el cambio de Ceuta y Melilla por

Gibraltar.

El presidente local de Alianza Popular respondió nuevamente a través de las emisoras melillenses —la

campaña de los partidos ha estado basada sobre todo en programas radiofónicos alquilados— y desveló la

frase dicha por Serra a un periódico catalán en mayo de 1977: "Respetando los derechos de sus

habitantes, debe cesar la presencia británica en Gibraltar y la española en Ceuta y Melilla".

La Delegación del Gobierno había ordenado ayer el despliegue de un dispositivo policial especial para

impedir que se reprodujeran los incidentes tras el partido de fútbol entre España y Bélgica. Asimismo

existe la misma previsión del dispositivo policial para la manifestación no autorizada y el cierre de

comercios, previsto para las doce de la mañana de hoy, organizado por la Asociación de Comerciantes de

Melilla.

El clima agresivo contra los medios de comunicación que han llegado desde la península ha ido en

aumento. El equipo de TVE dirigido por Arturo Pérez Reverte, que reemplazó al dirigido por Carmelo

Machín, que debió abandonar Melilla tras ser agredido, fue continuamente insultado durante la

madrugada de ayer. Los periodistas, especialmente aquéllos que portan cámaras u objetos que les

identifican, son insultados y amenazados físicamente.

 

< Volver