Autor: Arancibia, Salvador. 
 Los resultados de las elecciones. 
 El PRD no está obligado a devolver los créditos electorales     
 
 El País.    24/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El PRD no está obligado a devolver los créditos electorales

SALVADOR ARANCIBIA, Madrid

El Partido Reformista Democrático no tiene por qué devolver los 600 millones de pesetas que doce

bancos le concedieron para la campaña electoral, ya que las garantías que se exigieron se referían

exclusivamente a las subvenciones estatales a que dicho partido podía tener derecho en función de sus

resultados, señalaron fuentes bancarias que no dudaron en afirmar "la dificultad de recuperar el dinero".

Otros medios del sector daclararon, por el contrario, su convencimiento de que Miquel Roca, que era

candidato a la presidencia

del Gobierno por este partido, tratará de hacer frente a los compromisos adquiridos.

El PRD recibió 600 millones de pesetas del crédito sindicado que los siete grandes bancos y los cinco

medianos decidieron instrumentar para financiar la campaña electoral de nueve organizaciones políticas.

El total del crédito ascendió a unos 3.000 millones de pesetas. Las garantías exigidas a todas las forma-

ciones políticas fueron iguales y se referían exclusivamente a que los partidos se comprometían a pagar lo

recibido con las subvenciones recibidas por el número

de escaños y de votos y, si hacía falta, con las subvenciones del Ministerio del Interior a los grupos

parlamentarios.

Como quiera que el PRD no ha obtenido ningún escaño no tiene derecho a ningún tipo de subvención y,

por lo tanto, podría no devolver ni una sola peseta de las que recibió. Esta impresión es la predominante

en medios cercanos a los presidentes de varios de los grandes bancos que, el domingo por la noche,

cuando se conocieron los resultados electorales, decidieron calificar como fallido el importé de dicho

crédito.

Otros, por el contrario, piensan que Roca no tiene más remedio que tratar de pagar estas deudas si quiere

mantener una cierta credibilidad de su proyecto político para futuras confrontaciones electorales. Estas

fuentes señalan que fue Roca precisamente uno de los que recordó a Adolfo Suárez que, en su época de

dirigente de la extinguida UCD, la deuda no pagada con los bancos había crecido de forma´ importante.

Al tiempo resaltan sus declaraciones sobre el apoyo que Convergencia i Unió estaría dispuesta a prestar

"a los compañaros del PRD".

 

< Volver