Manifestaciones en los barrios del Pilar y Barajas     
 
 Ya.    11/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Manifestaciones en los barrios del Pilar y Barajas

• La primera, por la construcción de un colegio y una guardería en medio de un parque, se inició el pasado

domingo y continuó durante todo el día de ayer

• La segunda, que había sido denegada por el Gobierno Civi, era en señal de protesta por las perreras del

barrio de Barajas

Cerca de mil familias de la supermanzana cinco del barrio del Pilar comenzaron el pasado domingo una

manifestación de protesta por la falta de zonas verdes. El caso resulta paradójico: los vecinos insisten en

que el parque situado al final de la avenida de Betanzos lo construyeron por sus propios medios e

invirtieron en el mismo la suma de un millón de pesetas; después, el mantenimiento mensual les costaba

no menos de cien mil pesetas. Resulta que sobre el mismo se van a construir, ante la sorpresa de todos, un

colegio y una guardería, destruyendo esta zona verde que tantos sacrificios costó a esas aproximadamente

mil familias.

Durante todo el día de ayer, los vecinos mantuvieron su actitud de protesta, esperando la llegada de unas

máquinas excavadoras, que no hicieron su aparición y que, según nos dicen, estaban dispuestas a

comenzar las edificaciones en medio del parque. A la hora de cerrar esta información, las familias de la

parcela cinco del barrio del Pilar continuaban en actitud de manifestación, reclamando espacios verdes

para la zona y que desaparecieran ese colegio y la guardería que ellos estiman deben construirse en la

vaguada, en lugar del previsto y polémico centro comercial. El proyecto del parque construido fue

aprobado por la Gerencia y, por lo tanto, es legal e indestructible.

Contra las perreras en el barrio de Barajas

También el domingo, más de doscientas personas del barrio de Barajas protagonizaron una manifestación

por las calles del barrio para que desaparezcan las polémicas perreras que ocuparon la atención del alcalde

en la última visita a la zona.

A pesar de que el gobernador civil había decidido suspender la manifestación y acceder a que se celebrara

una asamblea en un local cerrado, los vecinos salieron con pancartas por todas las calles del barrio. En

ellas aludían a la necesidad de que las perreras desaparezcan y recordaban las palabras del alcalde en su

última visita a Barajas asegurando que el Ayuntamiento haría todo lo posible por trasladarlas de lugar.

En la manifestación se oyeron también gritos de protesta por algunas dotaciones de que carece el

barrio. Fuerzas de la Guardia Civil Intervinieron para disolver a los manifestantes. Tras un breve diálogo,

la autoridad accedió a que los manifestantes celebraran la asamblea autorizada, aunque se les incautaron

todas las pancartas que habían desplegado. Terminado el acto, los manifestantes intentaron llegar hasta la

zona donde están ubicadas las perreras, pero la Guardia Civil lo impidió.

 

< Volver