Autor: ;Diego, Enrique de. 
   Los madrileños dan cada vez mayores muestras de civismo     
 
 Ya.    04/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los madrileños dan cada vez mayores muestras de civismo • Incluso se ofrecen al Ayuntamiento para

realizar desinteresadamente algunos trabajos • Los "centros cívicos" serán pronto una realidad

LOS madrileños, y los españoles todos, se interesan cada día más por los asuntos municipales. Como

decía hace unos días el gobernador Rosón, "hemos pasado da ser un país donde los ciudadanos no se

preocupaban (o no les dejaban preocuparse, habría que añadir) de nada a ser un país donde surgen los

movimientos ciudadanos tremendamente fulgurantes". Buena prueba de ello es la actividad, cada vez más

intensa, de la Delegación de Relaciones Sociales del Ayuntamiento y del equipo adscrito a este

departamento municipal llamado de "relaciones comunales", encargados en su conjunto de atender las

reclamaciones que hacen los vecinos.

• Todos los jueves, desde el pasado mes de mayo, en que se creó la citada Delegación, su titular,

Antonio Cortina, recibe en su despacho a grupos de vecinos y a representantes de las diversas

asociaciones. Se han efectuado en total 320 visitas al delegado y 1.920 al equipo de relaciones comunales.

A una media de diez personas por visita, la cifra de madrileños que durante los últimos meses se han

interesado a través del Ayuntamiento por los problemas de su ciudad es realmente importante.

• Además de las actividades de la Delegación de Relaciones Sociales, el alcalde Arespacochaga

también recibe dos veces por semana a grupos o asociaciones de vecinos. Arespacoehaga y Cortina han

recorrido ya 97 de los 187 barrios de Madrid. El interés, como se ve, es mutuo entre los vecinos y el

Ayuntamiento por estar permanentemente en contacto. Como dato curioso sobre estas actividades, cabe

destacar que en estos últimos días han pasado por la Delegación de Relaciones Sociales mil y pico

madrileños para ofrecer su ayuda desinteresada al Ayuntamiento en la realización de diversos trabajos,

como son la denuncia de anomalías —rotura de semáforos o de farolas, basuras sin recoger, etc.— en las

barriadas. "Estas demostraciones de civismo no se habían dado nunca en el Ayuntamiento", me dice uno

de los hombres del "staff" de Antonio Cortina.

• Los principales temas tratados en estos continuos contactos del Ayuntamiento con los vecinos

están relacionados con el Plan de Urgencia para el Acondicionamiento de Barriadas, que, entre otros

proyectos, prevé la creación de 45 "centros cívicos", por un valor aproximado cada uno de seis millones

de pesetas, y dotados de un galón para ancianos, otro para jóvenes, biblioteca, sala de lectura y de actos,

bar, "estar" de niños, botiquín, jardín para juegos infantiles y, en los terrenos que sean de mayor

amplitud, un minipolideportivo. Estos centros cívicos se construirán en solares propiedad del

Ayuntamiento de un mínimo de 600 a 700 metros cuadrados de extensión. Madrid necesita con urgencia

este tipo de locales.

Millán Clemente DE DIEGO

 

< Volver