Nicolás Redondo, en Bruselas. 
 La UGT, contra la reforma sindical     
 
 Diario 16.    24/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Nicolás Redondo, en Bruselas

La UGT, contra la reforma sindical

BRUSELAS, 24 (Corresponsal D16),—La UGT rechaza completamente el proyecto de reforma sindical del Gobierno Suarez, y así lo ha dicho a los primeros dirigentes de la Organización internacional del Trabajo (OIT) durante la reciente visita a Ginebra, declaró ayer en Bruselas el secretario general de la UGT, Nicolás Redondo» en el curso de una conferencia de Prensa celebrada en ta sede de la Confederación Internacional de Sindicatos Libres (CISL).

Nicolás Redondo dijo, en una amplia conversación con los periodistas, que lo esencial de su viaje europeo era "adelantarse al ministro de Relaciones Sindicales, que tiene la intención de visitar Ginebra para hacer aprobar la reforma sindical del Gobierno del presidente Suárez". El líder sindicalista insistió en que en la OIT expusieron los defectos y ausencias de esta reforma sindical, que nace, a su juicio, mermada por la ausencia de libertades políticas y sindicales en el país, el mantenimiento en las cárceles de muchos presos políticos y la prohibición de vuelta a España de numerosos exiliados.

Patrimonio usurpado

Para Nicolás Redondo, el proyecto de reforma sindical incluye, además de los aspectos mencionados, otros condicionamientos importantes, como el mantenimiento de la estructura sindical actual, la usurpación del patrimonio obrero que corresponde a los sindicatos democráticos, la libertad de afiliación sindical, ei mantenimiento de una cotización obligatoria a los trabajadores para pagar a los 30.000 funcionarios actuales, etcétera.

"Hemos explicado todo esto —dijo el dirigente ugetista— en la OIT, donde se nos escuchó con interés, aunque en estas latitudes se suele tener muy en cuenta la posición oficial de un Gobierno, como el de Suárez, que asegura que desea firmar las convenciones 87 y 98 de la OIT sobre los derechos del hombres y libertades, lo que contradice su propia ley de reforma sindical. La contradice si no tiene el Gobierno la intención de volverla a reformar en el plazo de un año, que es el tiempo legal que la OIT da a los Gobiernos que firman ambas convenciones y que no tienen leyes que coincidan con el espíritu de ambos convenios."

Sobre los apoyos económicos exteriores que recibe la UGT, Redondo declaró: "Recibimos ayudas políticas y algunas materiales, que no son muchas, destinadas a la formación de cuadros dentro y fuera de España. Este año hemos formado en cursillos interiores a unos 560 militantes. La mayoría de nuestros ingresos vienen de nuestros militantes, que se aproximan en estos momentos a los treinta mil."

 

< Volver