Pide su secretario general. 
 La UGT quiere lo que le arrebataron en 1939     
 
 Diario 16.    22/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Pide su secretario general

La UGT quiere lo que le arrebataron en 1939

MADRID, 22 (D16).—Nicolás Redondo, secretario de la Union General de Trabajadores (UGT), manifestó anoche que este sindicato no pasará por ventanilla para cubrir el trámite dé su legalización y reivindicó el patrimonio que a la UGT le fue arrebatado en 1939. "El patrimonio sindical —dijo — debe ser para toda la clase trabajadora."

El secretario de la UGT informó también en una reunión con periodistas que se van a distribuir 5.000 carnets a otros tantos afiliados en Madrid y que el boletín de este sindicato, que se vende al precio de 10 pesetas, aparecerá quincenalmente

"La reforma sindical, cuyo proyecto de ley no se sabe aún dónde está, no es defendible ante la Organización Internacional del Trabajo. Por esto, no sé a qué va ir el ministró de la Mata a Ginebra. Si va a ratificar los artículos 87 y 92 sobre la libertad sindical de la declaración de la OIT, ¿qué va hacer con el anteproyecto reformista?" Con estas palabras contestó Nicolás Redondo a la pregunta sobre la inminente visita a la OIT del ministro de Relaciones Sindicales.

En presencia de José Mata, veterano militante del PSOE y de la UGT, que volvió del exilio ayer tarde a Madrid, y otros dirigentes de la ejecutiva de la UGT, Nicolás Redondo manifestó a los periodistas que la "jornada del día 12 de noviembre, convocada por la Coordinadora de Organizaciones Sindicales, iba a ir precedida de asambleas en las fábricas y de peticiones de manifestaciones pacíficas".

"A los hombres de la Unión —en palabras de su secretario—• nos alegra que entren en ella militantes de cualquier ideología, porque la UGT está abierta a todos. Ahora bien, en la UGT no puede haber tendencias nigentes que quieran darla un vuelco. El que entre tendrá que respetar los estatutos." Redondo matizó que no sólo habían entrado trotskistas procedentes de CCOO, sino hombres independientes y de otras tendencias. "Puede ser que tengamos problemas —matizó— con los trotskistas, pero a lo mejor ocurre todo lo contrario", dijo.

Los miembros de la dirección de UGT dijeron que afectivamente, hubo dos entrevistas con. dirigentes del Partido del Trabajo". No se llegó a plantear el "trasvase a la Unión", matizó Redondo.

 

< Volver