Autor: Soria, Jesús. 
 El de la Federación de Asociaciones, según Rebollo. 
 "Un problema político"     
 
 Pueblo.    13/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

El de la Federación de Asociaciones, según Rebollo, nuevo presidente

"UN PROBLEMA POLÍTICO"

- «La democracia hay que conseguirla con la participación diaria de los ciudadanos»

- «Vamos a estar contra la mala gestión de cualquiera» - «Madrid necesita encontrar su

personalidad»

JULIÁN Rebollo es el nuevo presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de

Madrid. Ha estrenado su cargo con mucho optimismo. Y ha iniciado la conversación con PUEBLO

haciendo hincapié en cosas y hechos fundamentales del movimiento ciudadano, de la importancia de éste

en la sociedad actual, la que debemos construir todos», de Madrid y sus problemas, «que afectan al 97 por

100 de Los ciudadanos", y del papel que va a jugar la Federación de aquí en adelante. Julián Rebollo,

ebanista, se lleva curtiendo en esto de las asociaciones desde hace seis años. Pertenece a la de Aluche, su

barrio, donde vive en una casa baja. Fue candidato en las listas del PCE en las últimas elecciones

generales. Probablemente se presenta a concejal, aunque es el partido quien lo tiene que decidir, y si lo

hace positivamente dejaré el cargo éste». Julián Rebo1lo, quizá un poco a la sombra de Antonio

Villanueva, el anterior presidente, no ha dado hasta ahora de sí todo lo que puede desarrollar. Es político

100 por 100. Pero también es 100 por 100 hombre de la ciudad, de la Federación, del movimiento

ciudadano y, claro, del PCE.

Para el problema del movimiento ciudadano, de la Federación de Asociaciones, es un problema

político. «Se trata de saber cuál es la función de las asociaciones y Federación en la nueva democracia.

Creo que no basta con los partidos políticos para conseguirla, sino que son necesarias también las

entidades ciudadanas. La democracia hay que conseguirla con la participación diaria de todos los

ciudadanos. La política debe concretarse en la vida diaria, porque lo que en definitiva está en crisis en

esta ciudad es la calidad de vida, en manos de un sistema capitalista. Para responder a esto necesitamos la

participación de todos. Está claro que luchamos contra un poder fundamental, que es una minoría

aplastante.»

Para él ya se van ganando posiciones desde el mismo momento en que la gente de la calle se da cuenta de

que las medidas de tipo colectivo superan en eficacia a las individuales.

—Y la Federación, ¿cuál va a ser exactamente su política?

—Debe responder a problemas cotidianos: la falta de equipamiento, de viviendas, etc. Respondiendo,

protestando, ante determinadas situaciones. Plantear reivindicaciones. Además, capacidad de diálogo y de

control, sin entrar en el aparato del Estado o el municipio. Y ante los nuevos Ayuntamientos, algo

parecido: un papel de protesta y de exigir que cumplan y, a la vez, diálogo e incluso proposiciones.

Dice que prestarán su apoyo a los alcaldes honestos, y vamos a estar contra la mala gestión de

cualquiera». Con la participación de las masas, según dicen, será posible la creación de una nueva

sociedad, y es muy importante la participación de los partidos que deben tomar una opción y apoyar este

movimiento, sin quitarnos independencia y sin ser correas de transmisión. De éstos depende la futura

democracia y el poder llegar a crear un nuevo estilo de vida». Es claro cuando reconoce que no pueden

sustituir a los partidos políticos.

Para él hay tres estamentos en la sociedad que han levantado la voz para salvar Madrid: las entidades

ciudadanas y demás, algunos colegios profesionales y —gracias— la Prensa. «Madrid necesita encontrar

su personalidad. No tenemos una cultura propia. Hay un problema de insatisfacción.»

—Y a nivel de objetivos, ¿cuáles son los de esta nueva Junta directiva?

—A nivel personal, porque la línea que tomemos la dará la directiva, habrá que analizar los problemas de

cada asociación y apoyarlas. Habrá que aportarles técnicos, información, cursillos de formación de

cuadros ciudadanos, donde técnicos y expertos expongan sus ideas y experiencias y creación de

comisiones amplias. Igualmente debemos crear nuevas asociaciones donde no las hay, coordinar todos los

problemas, crear las coordinadoras, etc. Y, concretamente, debemos ser valientes y exigir la revisión del

Plan General de Madrid. Y que las asociaciones de vecinos estén presentes en la Constitución.

Reconoce que es necesario revitalizar el movimiento ciudadano, que es necesaria una coordinación dentro

de la propia Federación y llevar a cabo una línea coherente, que es lo que hasta ahora ha faltado. Y algo

más: que hay que adelantarse a los problemas, «aunque si hasta ahora no lo hemos hecho es porque no

tenemos medios. Con local, que ya lo tenemos, sin que se nos mire mal, con un poco de apoyo, podremos

adelantarnos a los acontecimientos».

Según explicó, la Federación no va a ir a remolque del PCE «e incluso tomaremos posturas discrepantes

con las del partido. Pero creo que responderá, acertadamente, a estas situaciones».

Dice que si no hay otros hombres de partidos al margen del PCE o la ORT en la Federación, «es porque

quieren, pues aquí no hacemos exclusiones de nadie». No se cansa de hablar del «tejido social de la

ciudad», consistente en centros cívicos, de organismos ambientales, culturales, etc. Y dice que Madrid

necesita un gobierno de la ciudad y que «hay que conseguir unas auténticas fiestas de Madrid». Y un

punto final sabroso:las auténticas casas del pueblo han sido y lo seguirán siendo las asociaciones de

vecinos». Y hace un gesto como queriendo decir que no tiene nada contra las del PSOE. Pues eso.

Jesús SORIA Foto M. FRANCO

 

< Volver