1 de mayo, día del trabajo. 
 Mensaje del señor García Ramal:  :   
 Hemos sustituído la contestación violenta por el diálogo. 
 Informaciones.    01/05/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

1 DE MAYO, DÍA DEL TRABAJO MENSAJE DEL SEÑOR GARCÍA RAMAL:

«Hemos sustituido la contestación violenta por el diálogo

MADRID, 1. (Resumen de EUROPA PRESS y PYRESA.)

"A todos vosotros, trabajadores, sin demagogia alguna, contraria a mi estilo y carácter, os afirmo que el nuevo sindicalismo nos traerá la forma de insertar su espíritu en ta nueva democracia, que no nace del tumulto, ni de la protesta, ni a la práctica cotidiana del caos social, ni de la infecunda lucha de clases, sino del texto de nuestras leyes y del mandato imperativo del Caudillo», expresa el mensaje dirigido por el ministro delegado nacional de Sindicatos, señor García Ramal, a los trabajadores españoles con motivo del ¡ de mayo.

«En este primero de mayo de 1970 —sigue diciendo el mensaje—, nuestra fe se afianza en el progreso social, conseguido bajo el mando de Franco y en la confianza que nos da la seguridad de nuestra justicia.»

El mensaje del señor García Ramal comienza por poner de relieve que va dirigido a todos vosotros que constituís esa familia de más de doce millones de trabajadores y empresarios», y, posteriormente, compara la festividad del 1 de mayo actual con los de épocas lejanas.

(Todavía quedan servidores de la noche. los que ven que se lea escapa una sociedad que Quiere la paz, los que aprovechan cualquier momento, y el simbolismo que turo esta fecha les parece oportuno para incitar a las antiguas formas, los que quieren ver restaurada la violencia, los que no se resignan y pretenden volver a tos procedimientos que mantuvieron a España pobre y dividida, sin pan para todos y con el odio anclado en las almas.»

«Este primero de mayo español —señala el mensaje— se conmemora desde el tren en marcha del desarrollo y de la reforma social, en los umbrales del estudio y la aprobación de una ley sindical, cuyo objetivo principal es habilitar un más amplio sitio al sol a los trabajadores, en la participación y en la responsabilidad de nuestro destino como nación. Y este primero de mayo nos presenta una circunstancia social trascendente: por un lado, hemos sustituido la contestación violenta y la agresividad primarla, adecuadas a pueblos en subdesarrollo político y social, por el dialogo, propio de las sociedades democráticas, libres y evolucionadas.»

«En esta circunstancia social, nuestro sindicalismo propugna por un salario con mayor participación en la renta nacional: nuestro sindicalismo pretende que el empresario y el trabajador se sientan asociados en la empresa, en sus fines y resultados, para contribuir asi a nuestro proposito de hacer la empresa cada vez mas fuerce, cada vez más rica y en la que todos los que en ella intervienen participen.»

«Nuestro sindicalismo postula que el sistema de relaciones económico-laborales ge perfeccione con la presencia acrecentada de los trabajadores capacitados en los órganos de ejecución. Nuestro sindicalismo aspira a la perfección de la Seguridad Social y a la igualación de prestaciones entre la Industria y el campo. Nuestro sindicalismo se inserta en una sociedad que deseamos que sea crecientemente armónica, justa, libre, participante y próspera y. en definitiva, integrada, en la cual todos y cada uno de los españoles se sientan solidarios de las decisiones del Gobierno y de las grandes opciones de la sociedad y del Estado Nuestro sindicalismo exige que cuanto se proclama en e¡ Fuero del Trabajo se convierta en realidad, porque nuestros trabajadores, que nadie lo dude, forman hoy la primera de las aristocracias de este pueblo español, con el cual es preciso acometer las tareas más grandes.»

El mensaje del señor García Rainal termina diciendo: «Estad seguros que al pasado ya no se regresa, ni a nadie le interesa regresar, y que el futuro es del talento y del trabajo.»

 

< Volver