Autor: Infante Bravo, Luis. 
   Esta es la versión de Hunosa     
 
 Nuevo Diario.    28/11/1968.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

ESTA ES LA VERSIÓN DE HUNOSA

1. Don Víctor Ayuela, director general de HUNOSA

NO HABRA SANCIONES POR EL PARO

Aunque la empresa no justifica la falta de asistencia al trabajo

OVIEDO, 27. (De nuestro enviado especial, Luís Infante Bravo,)—Ha quedado reflejada la reacción de los trabajadores mineros asturianos ante la situación conflictiva. Queda por conocer la postura de la empresa. Hemos solicitado la opinión de tres significados cargos de Hunosa: el director general, don Víctor Ayuela, el jefe de la División de Asuntos Sociales, don José María Ivorra y el ingeniero jefe del sector de "María Luisa", pozo en el que ocurrió el accidente, don José Antonio García Alonso.

¿Cuál es el planteamiento del hecho? ¿Cómo se interpreta socialmente? ¿Cuál es el argumento técnico de la situación?

Decimos al director general de Hunosa, don Víctor Ayuela, que el comienzo del conflicto finalizado hace diez días tuvo su origen en un paro por asistir al entierro de un compañero muerto en accidente. Ahora mismo hay un número considerable de mineros parados a consecuencia de la muerte de tres compañeros suyos. Hoy, por la tarde, los mineros han enterrado a los accidentados. ¿Qué sucederá a los que ayer dejaron de asistir al trabajo por este motivo?

—Nada. El suceso, desgraciadamente, excede del caso que teníamos previsto; es un riesgo catastrófico, por tanto.

—La magnitud de la tragedia, tres obreros muertos, ¿hace que la empresa justifique la falta de asistencia al trabajo?

—No; justificarlo, no.

—Sin embargo, ha vuelto a repetirse en este caso la ancestral costumbre de reaccionar de esa manera. ¿Qué hará la empresa?

—Igual que se ha establecido un plazo de seis meses para la definitiva regulación y adaptación a las normas que intentamos acordar, en este caso respetaremos la costumbre.

—¿Se está creando una nueva regulación sobre el particular?

—La regulación ya´ existe y la hemos de respetar. Lo que intentamos es llegar a un acuerdo más comunitario y humano que permita resolver estos problemas en el plazo más breve posible manteniéndonos dentro de un orden.

Insisto en una pregunta anterior. ¿Qué medidas tomará la empresa contra la actitud adoptada por los mineros? Don Víctor Ayuela me dice: "Hay que insistir en llegar a un acuerdo que evite esta enorme pérdida que origina la costumbre."

A consecuencia de estos conflictos, se prevé que Hunosa cerrará este año su balance con un déficit de mil millones de pesetas en relación al pasado año.

—¿Y si mañana continuase el paro?

—Hablar de posibilidades no debe hacerse. Nos esforzaremos porque esta actitud tan arraigada se encauce por sistemas normales.

2. Don José María Ivorra, jefe de la división de Asuntos Sociales

"La situación económica de los trabajadores no es demasiado buena"

¿Están satisfechos los mineros asturianos con su trabajo, con su situación, con la remuneración que se les ofrece? El minero asturiano tiene un alto nivel de conciencia política. Ante una actitud similar a la que estos días adoptan los mineros, hay una sospecha latente: ¿existen reivindicaciones no laborales que justifiquen el paro minero?

Don José María Ivorra, jefe de la división de Asuntos Sociales del pozo "María Luisa", origen de este conflicto, responder "No sabemos las razones."

Después me dirá que no puede enjuiciarse de la misma manera un problema laboral de cualquier rama dé la producción que el concreto de la minería asturiana. Este reúne, por lo general, caracteres especificos disimilares.

—¿Cree que el personal productor está satisfecho con su situación económica?

—Evidentemente,; la situación económica*, no. es demasiado buena. La reciente absorción practicada por la empresa ha originado niveles salaríales distintos dentro del mismo empleo, según la explotación de que se trate. Esta discriminación, aunque sea transitoria, produce, lógicamente, malestares que, en definitiva, estarán ligados al problema de la final unificación de Hunosa.

—¿Qué peticiones concretas se han hecho en este terreno? ¿Se ha hablado muchas veces de igualdad salarial? ¿A qué nivel económico se han situado estas peticiones?

—No ha habido solicitudes concretas, sino generales. Las diferencias de retribución se han producido al respetar la situación laboral en que se encontraban los trabajadores en la antigua empresa. Si intentásemos igualarlas en todas las explotaciones, de acuerdo con el nivel salarial más elevado, alcanzaríamos cifras en este momento inasequibles para la empresa.

El señor Ivorra ha respondido a las posibles causas de descontento laboral. Pero queda pendiente de contestar el posible origen político del conflicto.

—¿Qué porcentaje de "cosa política" aplicaría usted a esta situación?

—Creo que numéricamente es muy pequeña, pero de influencia decisiva. Pienso que existen agitadores, pero no podría definir cuál es el porcentaje de su influencia en esta cuestión.

—¿Están contentos los trabajadores con el sistema sindical?

—Hunosa heredó los enlaces de las empresas anteriores. Todos ellos votaron en diciembre pasado un Jurado de empresa único para el consorcio minero.

—¿Qué mejoras sociales importantes ha conseguido Hunosa desde su creación ?

—Conseguir, en primer lugar, una empresa con sentido comunitario y social en lugar de una empresa típicamente capitalista. Y, en segundo lugar, diversas obras sociales, hospitales, centros de formación profesional, etc.

Algunos afirman que la actitud de los mineros, una vez ocurrido el accidente, responde a una protesta ante la falta de seguridad en el trabajo. ¿Cuál ha sido la preocupación de la empresa, en este sentido El señor Ivorra nos dice que no ha habido un solo mes, salvo agosto y diciembre, en el que no se haya practicado una campaña de seguridad en algún pozo de Hunosa.

Según nos comunicó el propio señor Ivorra, los accidentes mortales descendieron en un 41,5 por 100 dese la creación de Hunosa, el 1 de julio de 1967. Se abarca en estas cifras el reciente accidente.

Don José Antonio García Alonso, ingeniero jefe del sector siniestrado

«EL ACCIDENTE FUE IMPREVISIBLE»

El hundimiento, localizado en una zona de material pizarroso

Por la cuenca minera asturiana . corre el rumor de que el accidente sucedió por un error de explotación. En el periódico "La Nueva España" afirmó un trabajador que el accidente pudo haberse evitado. Nos hemos puesto en contacto con don José Antonio García Alónso, ingeniero jefe del sector "María Luisa".

En él perdieron la vida Ramón Díaz, Luis Zapico y Aquilino Alonso.

"El accidente no se produjo por un error de explotación. La distancia del frente de explotación al escombro era reducida y no excesiva. Según se ha afirmado, sí ´esa distancia hubiera sido mayor, el hundimiento, en lugar de concentrarse en una sola zona de la galeria (segun indica el esquema gráfico), se hubiese extendido a todo el taller. Precisamente fue el escombro el que evitó que siguiera propagándose. Por otra parte, si el vano entre el escombro y el carbón es muy grande, la madera se rompe, y en este caso no había ni una sola madera rota."

El señor García Alonso asegura que el techo no se hundió por razón de los métodos de la explotación ni

por la forma de nevarla a cabo. E1 Hundimiento está totalmente localizado en una zona de material pizarroso, que se despegó.

"El accidente fue imprevisible", concluye el ingeniero jefe del sector "María Luisa", quien me refiere la visita al pozo, una vez ocurrido el accidente, de una comisión del comité de seguridad; formado por miembros del Jurado de empresa, entre otras personas, y que examinó el lugar y la forma de explotación.

La conclusión a la que llegaron fue idéntica a la expuesta por el señor García Alonso.

 

< Volver