Discurso del ministro de trabajo     
 
 ABC.    17/06/1964.  Página: 71-72. Páginas: 2. Párrafos: 7. 

DISCURSO DEL MINISTRO DE TRABAJO

Barcelona 16. En el discurso pronunciado en Enasa, el ministro de Trabajo dijo que "el mutualismo reclamaría, llegado el momento, una solución de auténtico calado social y, en consecuencia, con los principios del Movimiento, mantendría la exigencia de una solución que perfeccionase la contribución de la empresa pública al proceso indispensable de distribución de 1a renta".

La empresa—dijo—no puede subsistir si en ella no se da una armónica composición del factor trabajo y del factor capital, si no se la concibe como una comunión indisoluble de ambos. Tras de subrayar cómo el problema de la instauración de una sociedad nueva gira en el mundo actual en torno a la definición y al contenido de la empresa, al concepto de propiedad, en definitiva, puso de manifiesto que para hacer que la empresa responda al principio de la comunidad de intereses es indispensable favorecer -su humanización y eludir el riesgo de su burocratización. La empresa—señaló—es una composición de intereses, de la que son titulares hombres libres.

Al llegar a este punto, el señor Romeo Corría afirmó que el conflicto social surge precisamente cuando se corrompe en la empresa la idea de servicio al bien común y cuando la empresa pierde su dimensión humana. El conflicto social materializa en todo momento los defectos constitutivos de la institución que es la empresa. Dijo lúego el ministro de Trabajo que el objetivo máximo de una poilítica social avanzada ha de ser el logro de una perfecta comunión de todos los que viven en la empresa y laboran por su destino.

Subrayó la mayor significación social que tiene la empresa pública, por su propio concepto y por los fines que le dan razón de existencia, que no son los del lucro mercantil, sino, antes que nada, los del servicio a la comunidad nacional.

Pero, además, también la presta aún mayor significación en esta línea la participación que en su sostenimiento tiene el mutualismo_ laboral. Vosotros, trabajadores —dijo el ministro de Trabajo—,. debéis sentir la empresa pública como vuestra, como una propiedad del pueblo español, entre otras razones, porque las entidades .de la seguridad social del Ministerio del Trabajo han invertido nada menos que 24.000 millones de pesetas en valores emitidos y garantizados por el Estado. Y debéis sentir las empresas del I. N. I. como cosa propia, no sólo tes que trabajáis en ellas, sino todos, porque el mundo del trabajo, a través del ahorro de sus entidades, ha aportado al I. N. L más de 10.000 millones de pesetas.

Más tarde reclamó a trabajadores y empresarios una preocupación constante por mejorar su formación, de tal manera que puedan poseer ideas claras y tomar decisiones eficaces y realistas frente a los problemas, cada vez más complejos, del mundo actual.

A las nueve y media de la noche el señor Romeo Corría salió para Madrid.

 

< Volver