Universidades laborales     
 
 ABC.    26/01/1960.  Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

UNIVERSIDADES LABORALES

Recientemente han salido a concurso ciento treinta y siete plazas de profesores en las universidades laborales. Exactamente, profesores y maestros de taller. Ello revela con singular claridad el auge de estos centros docentes nacidos hace todavía muy pocos años al-calor de la preocupación del Estado por los numerosos y complejos problemas que plantea la formación profesional de la juventud española. Las universidades laborales y, dentro del mismo orden de cosas, las escuelas de Trabajo, las de Capacitación, etc., forman a los hombres como seres conscientes y responsables de la tarea que les incumbe" en la fábrica /y en el taller. El trabajador deja así de ser una pieza mecánica de la gigantesca maquinaria de la producción, para convertirse en miembro espiritual de la colectividad de empresarios a la que presta su vigor físico, su voluntad y su iniciativa. La» universidades laborales han revolucionado el mundo del trabajo. Al dar al obrero una nueva medida, amplia y generosa, de su dignidad y su libertad humanas han sembrado en cada aprendiz la semilla fértil de un futuro maestro, en cada oficial, el germen de un hombre idóneo para dirigir.

Poco a poco se han ido incrementando • las plantillas del profesorado dé las universidades laborales. Lo ha exigido así el ritmo creciente de asistencia a sus aulas, la conveniencia de introducir en los planes de enseñanza asignaturas nuevas, en su doble aspecto teórico • y práctico. Ello a pesar de que en todo momento se ha aplicado el más riguroso criterio restrictivo, sobre una base técnica exigente y de acuerdo con. las estrictas necesidades docentes. ´Ningún esfuerzo se ha esquivado en los últimos años, prácticamente desde que nacieron, para dotar ta estos centros educativos de verdadera e íntegra eficacia formativa. Incluso se ha estudiado la creación de nuevos centros en los que se atienda debidamente a la instrucción en nuevas e interesantes ramas del quehacer económico nacional. Es el cáso de la que en un plazo breve funcionará en La Coruña, de modalidad marítimo-pesquera, injerta en una vieja y noble tradición de los hombres de España, siempre dispuestos a entregarse a la vida áspera y difícil del trabajo en el mar.

Está en curso de realización una éncuesta de ámbito nacional que permitirá calibrar la transcendencia de la obra en que están empeñadas las universidades laborales, y orientar las actividades por otros cauces, abiertos a su esfuerzo valiente nuevos y dilatados horizontes. Las respuestas de las empresas a los cuestionarios revelarán de modo inequívoco cuáles son las especializaciones profesionales de -que la industria anda más necesitada. Incluso servirán para fijar un criterio acerca del procedimiento más adecuado para lograr una másvcompleta, pronta y eficaz formación.

El objetivo que se pretende en esta nueva etapa de las universidades1 laborales es, fieles siempre a los principios ,que inspiraron su creación, conseguir un rendimiento mayor, ampliar sus posibilidades. Es, en definitiva. ese espíritu de superación que debe presidir toda obra humana en busca de- la ideal perfección.

El aumento necesario de 10, productividad, de los índices d« rendimiento en cantidad y calidad, de la competencia en el exterior,-exigen una mas completa capacitación de los trabajadores que no será posible alcanzar si los, órennos formativos no se completan y perfeccionan simultáneamente. Todo esto se traducirá, de modo casi automático, en una elevación del nivel de vida de todos los españoles.

 

< Volver