Censos laborales y de empresas     
 
 ABC.    30/07/1960.  Página: 32. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CENSOS LABORALES Y DE EMPRESAS

bilización en marcha, necesita, como es lógico, del apoyo de estudios y estadísticas que pongan al Gobierno en posesión de una realidad exacta en cuanto a la existencia de empresas de todas clases y cuadros generales de ocupación en la actualidad.

A ello se encamina la tarea emprendida en cumplimiento de las recientes disposiciones del Ministerio de Trabajo, que han venido a vigorizar y dar auténtica efectividad a un organismo sindical que, si bien se desenvolvía con indudable espíritu de servicio, le faltaba, sin embargo, el adecuado apoyo ministerial que hiciese plenamente eficaz su aislada y fragmentaria gestión. Nos estamos refiriendo al Servicio Nacional de Encuadramiento y Colocación de la Organización Sindical. A través de sus delegaciones provinciales y comarcales, todas las empresas españolas habrán recibido durante el mes de junio, junto a las necesarias instrucciones, diversos impresos para ser cumplimentados tanto por patronos como por empleados y obreros y que deberán ser presentados en un plazo que termina a fines del mes en curso. Los datos que en ellos se consignan son de gran importancia para poder confeccionar con garantía y exactitud y al día los Censos de empresas y laborales y efectuar la oportuna entrega de la cartilla profesional a los trabajadores.

No se trata, pues, como claramente puede advertirse, de un nuevo y simple trámite que sólo ofrezca la molesta cumplimentación de unos impresos por parte de los productores. Conviene resaltar el verdadero aléanos de la labor encomendada a los servicios de colocación, labor que tiende, primordialmente, a tratar de conseguir el más alto nivel de empleo y ofrecer las máximas oportunidades laborales a la población activa española.

La acción vigilante y tutelar del Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo y la colaboración activa y entusiasta de la Organización Sindical, se deja sentir de nueve con la puesta en práctica de estos modernos métodos de información y estadísticos que han de proporcionar en plazo relativamente corto una auténtica visión del actual panorama laboral español. Así como anteriormente, por medio del Subsidio de Paro, se ha hecho frente de manera decidida a una situación de eventualidad laboral, muy lógica si pensamos en la etapa de expectación y reserva que sigue a cualquier intento de reajuste en la economía nacional, ahora se adoptan las medidas pertinentes para dar efectividad a la política nacional de pleno empleo, que tantos beneficios ha de proporcionar a la cuantiosa clase trabajadora española Misión muy compleja, efectivamente, que ha de acudir a los sistemas de previsión más idóneos para el mejor aprovechamiento del potencial humano y el debido control de sus actividades, sin olvidarse de los movimientos migratorios internos, hoy tan acentuados como consecuencia de los programas de industrialización, que absorben grandes cantidades de mano de obra.

En cuanto a la cartilla profesional, vienen obligados a proveerse de ella, todos los trabajadores, incluidos los aprendices, cualquiera que sea su actividad y categoría y la forma o clase de remuneración. Es perfectamente comprensible tal obligatoriedad, pues así quedará de manifiesto, en todo instante, la vida laboral y sus incidencias de los respectivos interesados, al propio tiempo que los servicios de colocación pueden conocer con fidelidad cualquier posible desequilibrio entre oferta y demanda de empleo en todos los ámbitos laborales. No olvidemos que un servicio de colocación eficiente era una de las necesidades más apremiantes de la realidad social española, y a remediarlo con las debidas garantías de éxito han venido las reciente? disposiciones del Ministerio de Trabajo, que no asume por ello una nueva función, sino que dota y respalda para que logre el grado de desarrollo y eficacia apetecibles en tan importante tarea de información y control, al Servicio Nacional de Encuadramiento y Colocación;-´ de la Organización Sindical.

la política nacional de pleno empleo, intensificada hasta sus máximas posibilidades en los últimos tiempos, ante los reajustes y fluctuaciones que en lo laboral se han planteado a consecuencia del plan de esta-

 

< Volver