No existe inminente peligro de un retorno masivo de nuestros trabajadores  :   
 Declaraciones del ministro de Trabajo a su regreso de Ginebra. 
 ABC.    13/06/1974.  Página: 41. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

«NO EXISTE INMINENTE PELIGRO DE UN RETORNO MASIVO DE NUESTROS

TRABAJADORES»

Declaraciones del ministro de Trabajo a su regreso de Ginebra

«A pesar de la difícil situación por la que atraviesa Europa, que obliga a muchos de sus países a restringir

ei emplea de mano de obra extranjera, no creo que exista inminente peligro de un retorno masivo de

nuestros trabajadores en estos países, _ si bien es de esperar una notable disminución en nuestra

emigración», ha manifestado el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Trabajo, don Licinio de

la Fuente, a su llegada a Barajas, procedente de Ginebra, donde asistió a las tareas de la LIX Conferencia

de la Organización Internacional del Trabajo. El señor De la Fuente llegó a bordo de un Mystere de la

Subsecretaría de Aviación Civil, acompañado del secretario general de la Organización Sindical, señor

Hernández Sánchez. En el aeropuerto fue recibido por el secretario general técnico de su Departamento y

por los directores generales de Trabajo, Jurisdicción del Trabajo y Seguridad Social. En unas breves

declaraciones a los representantes de los medios informativos, el señor De la Fuente manifestó su

satisfacción por los trabajos de la Conferencia, en especial en su auténtica vertiente, es decir, las

Comisiones de trabajo, en las que trataron temas como el del empleo y la formación profesional.

«En la otra vertiente de la Conferencia —anadió— se registró, como siempre, una gran politización de los

asistentes, en especial por las luchas políticas que entablan cada año las organizaciones sindicales

internacionales. En este sentido hubo fuertes ataques a países como Israel y Chile, y también a Portugal,

aunque sobre este último país las censuras han ido remitiendo con el paso de los días. En cuanto a España,

esta Conferencia, quinta de las que yo vengo asistiendo, ha sido la más tranquila y no ha existido ninguna

propuesta de resolución contra nuestro sistema.» Además de asistir a los trabajos de la Conferencia de la

O. I. T., el señor De la Fuente aprovechó su estancia en Suiza para conocer de cerca la situación de los

trabajadores españoles, «En este servido —agregó— tengo que manifestar mi satisfacción por la buena

situación en que estos trabajadores se encuentran, al margen de las lógicas ganas que tienen todos ellos de

regresar a España. En cuanto a la posibilidad de un retorno masivo de nuestros emigrantes a causa de las

restricciones impuestas por algunos países a la mano de obra extranjera, anadia el ministro que, al menos

en el caso de Suiza, no cree fácil esta posibilidad, y la ve difícil respecto a los demás países. «Pues si bien

—dijo— la situación económica de Europa es muy difícil, la mano de obra española es muy apreciada,

según he podido comprobar directamente en los diversos centros de trabajo que he visitado.»

 

< Volver