Autor: Sanz, José Luis. 
 Coloquios sobre "reconocimiento y protección de los derechos humanos". 
 "El pueblo español ha dado un ejemplo al salir de la dictadura sin violencia" (Jaime Miralles)     
 
 Informaciones.    22/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

COLOQUIOS SOBRE «RECONOCIMIENTO Y PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS

HUMANOS»

«El pueblo español ha dado un ejemplo al salir de la dictadura sin violencia» (Jaime Miralles)

MADRID, 23 (INFORMACIONES, por José Luis Sanz).

ES preciso tener en cuenta que el pueblo español ha dado ejemplo al mundo de salir de una dictadura sin

que el pueblo haya creado un conflicto de violencia, porque si ha-habido violencia después no le es

imputable, en ninguno de los cesos, al pueblo»dijo anoche don Jaime Miralles, abogado, político liberal,

en el transcurso de su intervención en los coloquios que sobre el tema «Reconocimiento y la protección

de los derechos humanos», ha organizado el Circulo de Estudios Jurídicos, bajo el patrocinio del Colegio

de Aboga-dos de Madrid y la Asociación Mundial de la Paz por el Derecho.

En el acto de ayer, presidido por el señor Pedrol Rius, decano del Colegio, intervinieron, por este orden,

los señores Peces Barba, Félix Pastor Ridruejo, Juan Antonio Díaz-Ambrona, Agustín Asís Garrote y

Jaime Miralles Alvarez. Esta última intervención fue la más polémica y la más aplaudida.Los anteriores

ponentes hablaron sobre síntesis concepta, derecho comparado, fuentes y finalmente el tema libre del

señor Miralles.

El abogado liberal manifestó, recordando a otro político liberal, el escritor y político Salvador de

Madariaga, que se dice que los dictadores son enemigos de la libertad «cuando muy por el contrario la

aman tanto que no contentos con la suya propia se quedan también, con la de los demás».

El acto de ayer fue presentado por el señor Pedrol Rius, y a continuación, tomó la palabra el abogado don

Gregorio Peces Barba, quien hizo una historia de los Derechos Humanos, declarando que estos

comienzan con el advenimiento del liberalismo y el socialismo. Tras señalar las fechas principales en la

con-quista, de los mismos, estable-ció tres vías fundamentales de evolución: la positivación de los

Derechos citados, su generalización. y su internacionalización. A continuación, don Félix Pastor Ridruejo

hizo un recuenta de los términos y adjetivos utilizados en las diferentes legislaciones con relación al tema

de los. Derechos Humanos.Entre éstos reseñó los de «prerrogativas), privilegio», «Jeatad» derechos

naturales»,derechos « fundamentales» y. «derechos humanos», considerando este último como el más

adecuado para señalarlos. Reseñó asimismo los adjetivos que suelen, acompañar los términos citados y

que entre otros son: «Inalienables», «inviolables», «imperceptibles». Manifestó, por último, que los

Derechos Humanos son inherentes a la persona y no son sometibles a ninguna legislación respectiva.

Por su parte, don Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona tocó el tema desde el punto de vista del Derecho

Comparado. Manifestó que, estrictamente hablando existen dos clases de países;, los que respetan los

Derechos Humanos y los que no los respetan.En los primeros, los Derechos Humanos se conciben como

derechos subjetivos, con licitud 5 protección efectiva. Los Derechos Humanos quedan en esos países

constitucionalizados y tienen siempre acceso a la protección de Tribunales independientes. En el otro

grupo, los que no respetan los Derechos Humanos se utilizan tácticas, de todo tipo para que la aplicación

práctica de los derechos se desconozca. Entre estas tácticas se encuentran las declaraciones" retóricas, el

establecimiento de límites a los derechos declarados, la remisión a las leyes que no existen o que limitan.

Asimismo, la carencia de Derechos Humanos se manifiesta en la imposibilidad de impugnar o recurrir los

abusos a falta de auténtica independencia de los Tribunales, en la justicia tardía o en las diversas técnicas

de autorización previa».

Por último, don Agustín de Asís Garrote señaló que los derechos fundamentales pueden estar reconocidos

en la Constitución p en las leyes ordinarias mediante un sistema mixto, pronunciándose por este sistema y

afirmando que era el más usual y, en su opinión, el más concreto.

INFORMACIONES

 

< Volver