Autor: C. S.. 
   El problema internacional de la migración  :   
 Intervención española en la Conferencia que se celebra en Ginebra. 
 ABC.    19/11/1958.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PROBLEMA INTERNACIONAL DE LA MIGRACIÓN

Intervención española en la Conferencia que se celebra en Ginebra

Ginebra 18. (De nuestro enviado especial, por teléfono.) Se celebra aquí una Conferencia internacional

para estudiar el problema de la migración. Asisten países de emigración como Italia, España, Holanda o

Grecia, y países de inmigración como Argentina, Venezuela, Australia o Nueva Zelanda. Con el

anagrama C.1.M. E. se designa el Comité íntergubernamental de Migraciones Europeas. La potencia, de

esta Conjerencia es también Norteamérica, deseosa de llevar al otro lado del Atlántico emigrantes que no

sean vínculos portador es del virus comunista, v dispuesta, por lo tanto, a ayudar económicamente a los

otros países occidentales interesados, en mejorar la condición y los medios de los emigrantes. Dos

tendencias he observado en esta reunión. De un lado están los países ultramarinos., como Australia, sólo

interesados en que la C. I. M. E, sufrague los (¡astas de los viajes. Es decir, partidarios de que sea algo así

como tina agencia de transportes. De otro lado están los países de emigración clásica, como Italia,

empeñada, en que la C. I. M. A. sea un Organismo que colabore con los distintos Gobiernos, en favor de

una preparación moral y profesional del emigrante, para que pueda ;salir pertrechado hacia su nueva

existencia, sin caer en los asares a que hasta- ahora se hallaba expuesto. En Italia funcionará dentro de

poco una Institución de Orientación Profesional, de donde saldrán cuando sean reclamados por los países

demandantes, los diversos especialistas contratados, que ya no correrán el peligro de caer en el vacío. La

delegación española, presidida por Luis García de Llera, y de la cual es vicepresidente el director del

Instituto Español de Emigración, Carlos María Rodrigues de Valcárcel, quiere lograr la instalación en La

Coruña de una institución destinada a equipar y orientar al emigrante español. Durante su intervención,

Luis García de Llera demostró cómo la fundación de un Organismo orientador interesa casi más al país de

más allá del Atlántico que til país europeo. El delegado argentino. Manuel Druker, al decir que su

Gobierno exigirá que los emigrantes no sean dispersos, y que sólo se atenderá a las peticiones fundadas

en el núcleo familiar primario para dejar todo el resto del contingente a especialistas, ha ayudado

enormemente la tesis española. Carlos María Rodríguez de Valcárcel, en su intervención, ha indicado que

creando una Institución de preparación podrían entrar bajo la orientación del C. I. M. casi la mitad de los

emigrantes que • salen de España.—C. S.

 

< Volver