Según "The Economist". 
 Suárez merece ganar las elecciones  :   
 Ha llevado a cabo una transformación política sin precedentes. 
 Arriba.    14/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Según «The Economist»

SUAREZ MERECE GANAR LAS ELECCIONES

Ha llevado a cabo una transformación política sin precedentes)

LONDRES. (Efe.)—«The Economist» dice en título de un editorial sobre España hoy: «Suárez ha dado a

los españoles el poder de elegir un Gobierno. Si son sabios le devolverán la donación, eligiéndole.»

Constata después el semanario británico de información general que «en dieciocho meses desde la muerte

de Franco, el árido desierto político que dejó fue convertido por sus sucesores en tierra floreciente de

expresión libre, partidos libres y, ahora, elecciones libres».

Un nuevo Parlamento tras elecciones justas tendrá la capacidad de modelar y pulimentar la constitución

existente, según la revista.

Entre los partidos que se presentan a las elecciones y sus candidatos, «The Economist» analiza las

posibilidades de Alianza Popular, Centro Democrático, Partido Socialista Obrero Español y Partido

Comunista.

En la extrema derecha, Manuel Fraga Iribarne dirige la Alianza Popular, «un grupo de banqueros y ex

Ministros de Franco de los cuales él es al mismo tiempo el más liberal, el más oportunista y el más

demagógico».

Dice también el influyente semanario que este partido es rico y espera alcanzar en las elecciones ge-

nerales de junio hasta un 20 por 100.

Adolfo Suárez lleva el Centro Democrático, agrupación de conservadores, liberales y democratacristianos

y socialdemócratas, y su popularidad y la atracción del centro le pueden dar un 30 ó 40 por 100.

Dice la publicación que el Partido Socialista Obrero Español, con el respaldo financiero y moral de los

partidos socialistas europeos, se espera que logre más del 20 por 100, quedando otro 10 por 100 para las

demás fracciones españolas.

Dinero, atracciones, historia y su fuerte tarea clandestina entre los trabajadores pueden dar al Partido

Comunista español un cuarto lugar, con un 10 por 100 del voto.

Opina después «The Economist» que «Suárez merece ganar», y anota que ha llevado a cabo una

transformación política sin precedentes históricos en España.

El mayor éxito de Suárez fue reducir el derramamiento de sangre al mínimo y puede pedir a los españoles

con convicción que le dejen rematar el empeño que ha comenzado de forma tan prometedora.

El largo editorial de «The Economist» afirma después que «un centro fuerte puede aún ser indispensable

para la supervivencia de una España democrática».

Socialistas y comunistas están de acuerdo en privado coa la idea de que Suárez continúe en su puesto, y

tienen la mirada puesta en otras elecciones generales el ano próximo, cuando la Asamblea constituyente

haya rematado su objetivo, prosigue.

La izquierda piensa entonces arrebatar muchos votos a un Gobierno que debe tomar decisiones

económicas impopulares que la revista recomienda a Suárez para arreglar la Hacienda.

Estima «The Economist» peligrosa la posibilidad de que sean los hombres de negocios del partido de

Fraga Iribarne los que pidan al pueblo sacrificios.

Concluye aseverando que «de momento, los demócratas españoles tienen que ser centristas».

 

< Volver