Autor: Blanco Vila, Luis. 
   Suárez va con el Centro Democrático     
 
 Ya.    13/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

BOLETÍN DE URGENCIAS

SUAREZ VA CON EL CENTRO DEMOCRÁTICO

FUENTES fidedignas aseguran hoy—decía ayer Abeí Hernández, comentarista de "Informaciones"—que

el presidente Suárez no va a presentarse a las elecciones. Parafraseando a m¡ querido amigo diría: Fuentes

fidedignas aseguran hoy que, efectivamente, el presidente Suárez no sólo se presenta a las elecciones,

sino que su decisión es firme y ha sido comunicada a quien corresponde. Más aún, se presenta

encabezando Centro Democrático, ítem más: o mucho me equivoco o ya está formada la lista de

candidatos por Madrid que encabeza el propio presidente y que ¡leva, como número dos, a don Francisco

Fernández Ordóñez, ex presidente del INI, presidente del grupo socialdemó-crata más activo.

Un centro nuevo

LO que sucede es que la capacidad de reacción del Centro Democrático está siendo puesta ti prueba. De

que salga bien de ella dependerá el que no salgan de ja operación efectos residuales. En otras palabras,

que no se queden fuera algunos hombres cuya utilidad política sigue siendo todavía muy grande.

Habría que explicar, ei fuera posible, que las tres grandes opciones electorales—derecha, centro e

izquierda—no estaban suficientemente delimitadas. De alguna manera, tai como estaban las cosas, Fraga

tenía razón cuando aseguraba aquello de "el centro soy yo" o "nosotros somos centristas". Quedaba sin

integrar todo un bloque ciertamente centrista, que iba desde algunos socialdemócratas a las distintas

ramas de la democracia cristiana. Habría que preguntarse, por ejemplo, por qué algunos grupos de esta

corriente demócrata cristiana no llegaron a integrarse en el Centro Democrático aglutinado por el Partido

Popular. Y habría que preguntarlo, digo, en la Moncloa. Allí está la clave y de allí sigue viniendo la

inspiración unificadora.

De ahí que cuando los periódicos aseguraban ayer que el Centro Democrático se está transformando

estaban diciendo la verdad, pero no acababan, a mi juicio, de entender la supuesta confusión reinante en

unas filas Que siempre han demostrado un extraordinario rigor en los planteamientos. La operación está

prácticamente concluida y el presidente Suárez figura—repito—ai frente de ia candidatura madrileña del

Centro que se está configurando como centro-izquierda, distinguiéndose así perfectamente de ese otro

"centro" que asegura •er Alianza Popular.

Las dimisiones que empiezan a producirse en altos cargos de la Administración y del Gobierno— la de!

gobernador de Barcelona ha sido acordada con el Gobierno Suárez, dice "La Vanguardia" forman parte,

en general, de la misma operación política.

Mañana, viene Dolores

AQUÍ, como «« ve, no hay tiempo que perder. Dicen que mañana llega—gripes aparte—la mismísima

Dolores Ibarruri, "alias" La Pasionaria. La pobre "viejita" no va a comprender, asi, de golpe, eso del

"eurocomunismo". Y seguramente, tampoco va a comprender la revolución que Cuarenta años ¡de

franquismo! han hecho en España.

Hace ya treinta y ocho años —los hizo el pasado 6 de marzo—La Pasionaria «e despedía de España

después de echar al fuego "una maravillosa edición de "La barraca", de Blasco Ibáñez, obsequio de Julio

Just, con afectuosa dedicatoria". "No quiero que caiga en manos enemigas— dijo Dolores—; no quiero

comprometer al donante." También había regalado sus cosas "a las mujeres que trabajan en mi casa: mi

vestido nuevo, mis zapatos sin estrenar, regalo de los camaradas madrileños; un pañuelo de seda, regalo

de las mujeres de Almadén".

No voy a opinar sobre la despedida. Han pasado tantos años, que aquello no es más que pura anécdota.

Pero ¿comprenderá La Pasionaria al actual pueblo español?

Luis BLANCO VILA

 

< Volver