Autor: Apostua, Luis. 
   Primera explicación     
 
 Ya.    26/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Jornada española

PRIMERA EXPLICACIÓN

IMPORTANTE día para los Reyes, con su visita a la base naval de Cartagena. De todos es conocido que

fue precisamente un enfrentamiento de la Avinada con el presidente del Gobierno el comienzo de la grave

crisis que hemos atravesado y que sólo muy lentamente apaga sus fuegos. Día importante también para

don Adolfo Suárez, con su visita a Méjico, país verdaderamente entrañable para los españoles.

No obstante, los problemas políticos subsisten aquí dentro. El hecho más singular es la dimisión del

ministro de Obras Públicas, don Leopoldo Calvo-Sotelo. Como- la cosa no estuvo bien explicada al

público, no había manera de hallar respuesta sobre la significación del hecho. Si recordamos bien, solo

cuarenta y ocho horas antes otros ministros habían enfatizado que no habría dimisiones ministeriales; en

esas condiciones, hubo ana, primera interpretación de que el gesto del señor Calvo-Sotelo era una medida

"al margen" de los planes electorales del presidente Suárez. Algo así como cuando en un pelotón ciclista,

se escapa uno para ganar una módica, meta volante,

AYER tunes, según fuentes muy autorizadas, la dimisión del ya ex ministro adquiría su carácter de

operación electoral del Presidente. Era el adelantado o gerente de la campaña en nombre del señor Suárez

y respecto al Centro Democrático. Ahora bien, ¿es suficiente esta operación? Según todos los Indicios,

no; es menester que, al final de su visita a América, el señor Suárez explique bien el camino elegido,

dentro de las distintas opciones que tiene.

Resumiendo lo dicho otras veces en esta columna, la primera opción era presentarse independiente y

solitario, a los «oíos efectos de conseguir un acta personal. La segunda, que encabezaría un grupo

"suarecista". Ambas hipótesis tienen muy serios inconvenientes: una, no es relevante que el señor Suárez

tenga el acta por Avila o por designación senatorial; segurada, que equivaldría a orear un "movimiento

nacional" con minúsculas, sin arraigo Ideológico. Quedaba la tercera, que era la de encabezar un grupo o

afianza electoral, quizá de etiquetaje Independiente, pero que puede Incluir en su territorio al actual

Centro Democrático y quizás a alguna formación más que se resiste a entrar en él, pero que tal vez

aceptase la soberana batuta de la Mondo».

Dicho de otra manera, el mapa electoral mejora. Ya heñios superado el pandemónium de las siglas y

tenemos sólo cuatro candidaturas masivas: Partido Comunista, Socialistas, Centro Ampliado de Suárez y

Alianza Popular.

Luis APOSTUA

 

< Volver