Autor: VARELA. 
   Viaje turístico (con la peseta al borde del colapso)     
 
 El Alcázar.    27/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

La balanza

VIAJE TURÍSTICO

(Con la peseta al borde del colapso)

Mientras el país se nos cae de las manos y se hace añicos en lo económico y social, el presidente del

Gobierno y su ministro de Asuntos Exteriores, han iniciado un viaje por cancillerías americanas. No se

trata de potenciar, bien se verá, la imagen del "Centro Gubernamental" en estos países, porque en esos

países, bien se sabe, importa poco la opción de Gobierno para el futuro. Se trata de potenciar el Centro

Gubernamental, desde la persuasión clandestina, en nuestro país. Este viaje, con la flor y nata del

periodismo nacional, pagado por el erario público, no es más que el preludio de lo que será la campaña

electoral. Pero aún siendo alarmante esta sutileza del presidente lo es mucho más, cuando la peseta está

—según parece— a punto de ser devaluada, por asfixia, en un 15 por 100. Efectivamente, después de

recibir informaciones dignas de todo crédito, procedente de fuentes americanas, sobre la insostenible

situación de la peseta, la única respuesta que recibí, en fuentes políticas españolas próximas al Gobierno,

es que el viaje del presidente a USA podía —ojo, podía— intentar, entre otras cosas, parar este golpe. Es

decir, Adolfo Suárez trataría de diferir los pagos de nuestra deuda (ya se sabe que cada mes nuestro país

gasta unos 360 millones de dólares prestados para sobrevivir), con el fin de evitar la catástrofe antes de

bis elecciones. Sin embargo, estas fuentes no coinciden con las qué se señalan que la misión de evitar la

devaluación de la peseta es. cosa del señor López de Letona, presidente del Banco de España, que desde

el lunes se encuentra en Washington asistiendo a las reuniones del Fondo Monetario Internacional. Y que

posiblemente se entreviste con financieros americanos antes de su regreso; a España.

Particularmente, me inclino a pensar en la segunda hipótesis, porque está claro que el viaje del presidente

es más bien un viaje .informativo, como lo demuestra su programa de trabajo que consiste en visitar en

EE.UU. los periódicos "New York lunes", "Newsweek" y "lunes" y recorrer la ONU. El viaje del

presidente ^ e» un viaje calibrado al milímetro en el aspecto propagandístico de la comunicación, con el

que el "Centro Gubernamental" inicia su campaña electoral. El viaje del presidente es un viaje más o

menos turístico, mientras el país —-bien se vé— se hace añicos en lo económico y en lo social.

VÁRELA

 

< Volver