Autor: Marín Díaz, Vicente. 
   De Cebreros, de sus "ventajas", del centro de formación profesional y de otras cosas     
 
 Informaciones.    21/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

DE CEBREROS, DE SUS «VENTAJAS»

DEl CENTRO DF FORMACIÓN PROCESIONAL Y DE OTRAS COSAS

No es costumbre de Cebre-ros ni de su Ayuntamiento el hacer de la Prensa un uso indebido ni tampoco

aprovecharse de su difusión para lograr una publicidad gratuita e innecesaria Hemos dado suficientes

pruebas de ello en otras crónicas que podían o querían criticar la labor municipal, ¡Bienvenida sea

siempre esa crítica con tal de que sea constructiva! Y pensando que de la discusión —mejor del diálogo

sale la luz y las soluciones.

Pero al leer la crónica publicada en ese diario INFORMACIONES, de fecha 30 de marzo pasado, firmada

por D. B.. hay forzosamente, y en bien del mejor conocimiento de todos los afectados, que responder lo

más dará y re-sumidam ente posible para evitar aquello de que «el que calla otorga».

No podemos concretar dónde empieza y termina la Información dada por el señor cura párroco de Hoyo

de Pinares y dónde la interpretación que hace el redactor de la crónica. ¡Allá cada uno con su

responsabilidad!

Tampoco vamos a Inmiscuirnos en un problema municipal que sólo al Ayuntamiento de Hoyo de Pinares

y a sus vecinos, con quienes se mantiene a través de toda su historia una completa y profunda amistad, les

corresponde, cual es la utilización y destino del edificio a que hace referencia la crónica. Deseamos que

pronto se solucione y tenga la utilidad necesaria para justificar su Inversión. Aunque discrepamos de las

cifras dadadas de 600 niños en edad escolar en la misma villa y 25.000 habitantes en la zona. Así como

que tampoco sea Hoyo de Pinares el centro de esa comarca o lugar idóneo para la concentración escolar.

Basta que el lector mire un mapa de nuestra provincia, distancias y comunicaciones entre los pueblos.

Amén de que esa cuestión le compete a la Delegación Provincial de Educación y Ciencia.

Aunque si hay que añadir replicando a la crónica publicada, que la población escolar de E. G. B. de Hoyo

de Pinares sigue en su misma villa y no se la ha concentrado en Cebreros, como dice. Y lo más es que los

estudiantes del actual B. U. P. se han trasladado al Instituto Nacional de El Tiemblo, donde

afortunadamente existe un centro de esta enseñanza, cuya creaclórj en 1967 es anterior a la construcción

del edificio de Hoyo de Pinares, que fue en el cur-1 so 1971-72, y cuyo cierre, derivado de la reforma de

la eru senanza y de la falta de alumnos, se hizo en el curso 1974-75. En cuanto a formar clon profesional,

se han maí triculado seis jóvenes de dicha localidad de Hoyo de Pinares en la sección delegada recién

aprobada para Cebreros. Y a ella vamos a referirnos.

Desde 1968 empieza este Ayuntamiento, y para su comarca, a solicitar la creación de un Centro de

Formación Profesional en primero y segundo grados. Constan en su expediente Informes, cartas de

autoridades, ofrecimiento de terrenos, amén de viajes y visitas personales efectuadas a los organismo?

competentes. Y en 1972, fecha 4 de mayo, se recibe escrito de la Delegación Provincial de Educación y

Ciencia dando cuenta de haber elegido sste municipio para la insta-(ación del citado centro, aprobándose

su programación en Si III Plan de Desarrollo Iconsta por escrito.) Desde íntonces a 1976 es un conti-»uo

seguir insistiendo al no verse realizadas estas aspira-Kiones para Cebreros y para Si comarca. Y el año

1976 es-& lleno de acuerdos municipales sobre ofrecimientos de terrenos, de locales habilita-íbs mientras

se construye el centro, de elección de ramas »impartir, de pedido de material, etc.

" Y por fin, en septiembre de 1976, se firma la creación en Cebreros de una sección delegada de P. P. en

primer grado. La juventud de la comarca dio su mejor respuesta con su matrícula y asistencia, que cubren

la totalidad de los locales habilitados; incluso Tos hacen ya en este curso escolar Insuficientes. Se Invita Í,

todos los vecinos de la comarca, y por supuesto al informante y firmante ´ de la crónica, a ver su

funcionamiento.

Y no debemos extendernos más. Sólo y quizá lo principal: que no se mencione el nombre de nuestro

presidente del Gobierno e hijo de esta villa como responsable, par ra bien o para mal, de esta cuestión.

Creemos que las fechas citadas anteriormente lo justifican y demuestran. En 1972, cuando se aprueba el

centro en su primer y segundo grados, a ubicar en Cebreros, don Adolfo Suárez no ocupaba ningún alto

cargo en la Administración Central. Es la situación de Cebreros, como cabecera de su comarca; es la

Insistencia de este Ayuntamiento en el expediente y es. sobre todo, la demanda de los padres y alumnos

de esta comarca, solicitando éstos estudios, los que har. conseguido este primer paso, que no será

completo, y la juventud y todos estamos comprometidos para ello, hasta la realización y funcionamiento

del centro en sus grados primero y segundo. Eso es lo único y lo que verdaderamente nos debe a todos

importar, y a usted también, señor párroco de Hoyo de Pinares.

Vicente MARÍN DÍAZ (Alcalde de Cebreros)

 

< Volver