Autor: Osasa, Francisco. 
 Conferencia de Prensa de Adolfo Suárez. 
 La democracia requiere una constitución  :   
 Reforma fiscal y pacto económico. La política exterior debe ser más agresiva. 
 El Alcázar.    26/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Conferencia de Prensa de Adolfo Suárez

REFORMA FISCAL Y PACTO ECONÓMICO

La política exterior española deberá ser más agresiva

MÉJICO, (por Francisco Osasa de "Efe").— El presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez,

indicó anoche en conferencia de prensa que la consolidación definitiva de la democracia

requiere una constitución que sea aceptada por todos los grupos políticos, una reforma fiscal y

un pacto económico para unos cuantos años, independientemente del Gobierno que rija los

destinos de España.

Ante medio contener de periodistas españoles reunidos con él tras la recepción ofrecida a la

colonia española en la residencia del embajador interino de España en Méjico, Suárez,

cansado, pero sonriente, respondió a diferentes preguntas sobre la evolución política española,

las elecciones y su actual viaje a Méjico y Estados Unidos.

La declaración oficial de su participación o no en las próximas elecciones españoles, será

efectuada por el primer ministro español a su regreso a Madrid, una vez finalizado el presente

viaje.

Al referirse a su entrevista de 70 minutos de duración con el presidente mejicano, López

Portillo, Suárez dijo que ambos habían pasado revista a la situación internacional, y

especialmente a la de España en relación con Méjico y latinoamérica.

"Hablarnos también —señaló—, de la actuación a seguir ante el futuro para consolidar la actual

relación entre España y Méjico, y de qué manera podremos intensificarla y fortalecer los lazos

en el aspecto económico, político y cultural.

POLÍTICA EXTERIOR

El presidente del Gobierno español habló también de la política exterior española que deberá

ser más agresiva y que hasta hace poco "por obvias razones ha estado a la defensiva".

"La vida política española —explicó— atraviesa por unos planteamientos a largo plazo, pero

estamos abocados en unas elecciones generales y ellas obedecerán a una fracción

determinada de las Cortes.

La política exterior necesitará el apoyo de esas Cortes, y por lo tanto de los grupos políticos

que configuren esa materia".

Con ello, Suárez indicó que los planteamientos a largo plazo deben tener presentes la

existencia de esas elecciones y la incidencia que el Congreso de Diputados y Senado pueda

tener en la fijación de las líneas maestras de la política exterior española.

Suárez expresó su optimismo acerca de la situación, de cara a las elecciones, de las fuerzas

políticas en el país vasco, y señaló que el planteamiento de una reforma política en España es

serio, irreversible.

"Entiendo —dijo al respecto— que todas aquellas fuerzas políticas que comprendan que a

través de una consolidación democrática se logran los objetivos esenciales de sus propios

objetivos políticos, es decir una convivencia civilizada dentro de la democracia, con la

transparencia que ello comporta, espero que puedan y deban participar en las elecciones, en

un clima de tranquilidad aún cuando no esté exenta la tensión, pues ella existe en el país

vasco".

MOMENTOS DIFÍCILES

Sobre cuál ha sido el momento más difícil de su mandato, el primer mandatario español

responde que ha habido muchos "supongo que los habrá todavía y estoy en disposición de

enfrentarme a ellos, no me atrevo a decir cuál ha sido el más difícil, pues no sé si el que viene

va a ser peor".

Suárez añadió que ha habido más malos momentos de los que él deseara, pero que también

es verdad que la madurez del pueblo español ha obligado a la clase dirigente a caminar por

donde debía. • Dijo el presidente al ser preguntado sobre la situación económica en España y

su relación con la política, que ambas son interdependientes, "aunque, evidentemente flota en

las crisis económica la incertidumbre del resultado electoral, y ella no puede despejarse hasta

después de las elecciones".

Suárez añadió que es necesario esperar la consolidación del sector empresarial y de las

centrales sindicales, con quienes también hay que contar para resolver la crisis económica.

Es probable que las soluciones a dicha crisis económica tengan que ser impopulares", dijo para

finalizar la rueda de prensa.

CALUROSO RECIBIMIENTO

MÉJICO, (Efe).- "En esta venturosa y primera ocasión en que un Presidente del Gobierno de mi

país se dirige al pueblo mejicano con la emoción de las circunstancias, me siento portador del

saludo entrañable del pueblo español a todos y cada uno de los ciudadanos de la gran

República de Méjico.

La visita que hoy iniciamos con su profundo sentido de "reencuentro", ha supuesto una nueva

etapa en nuestra relaciones.

Abren una nueva etapa histórica en nuestras relaciones que deseamos sea muy fecunda y que

debe granar en beneficio mutuo y en el de aquellos otros pueblos del continente que llamamos

hermanos.

Vengo a Méjico con admiración y curiosidad; desde hace años hemos convivido con él a través

de sus creaciones artísticas, literarias y folklóricas, llegamos deseosos del contacto humano y

geográfico y dispuestos a poner en común cuantas tareas sean necesarias para el

acercamiento e íntima convivencia entre españoleé y mejicanos. Traemos el saludo del Rey

don Juan Carlos Primero, a todo el país.

La Corona de España asume hoy la vocación americana y se identifica con los problemas y los

esfuerzos que las realidades del momento plantean como reto vital a nuestros hermanos de

América. Queremos compartir ese reto de manera que desde aquí se viva con interés e ilusión

nuestro empeño.

En esta segunda ocasión hago votos por la prosperidad y grandeza de Méjico, por el

continuado acierto de sus gobernantes y por la felicidad y bienestar de sus ciudadanos."

LLEGADA A MÉJICO

El presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez González, llegó a Méjico, procedente de

Cancun, a las diez de la mañana de ayer.

Adolfo Suárez, a quien acompañaban los ministros de Asuntos Exteriores de Expaña y Méjico,

señores Oreja Aguirre y Santiago Roel, fue recibido al pie .del avión por el secretario (ministra!

de Gobernación mejicano. Jesús Reyes Heroles, secretario de Programación y Desarrollo y

otras personalidades.

Salvas de ordenanza resonaron en honor del presidente del Gobierno español, mientras le eran

rendidos honores militares de Jefe de Estado y sonaban la marcha Real y el himno nacional

mejicano.

Seguidamente el presidente Suárez pronunció un mensaje de saludo al pueblo de Méjico en

una dependencia del salón de autoridades del aeropuerto.

El presidente del Gobierno, acompañado de su séquito y de los secretarios mejicano de

Gobernación, Relaciones Exteriores y Programación y Desarrollo, se dirigió al monumento de la

Independencia de Méjico, situado en el centro de esta ciudad.

Vivas a España y aplausos cerrados acogieron a Adolfo Suárez en el momento en que llegó, a

las once menos diez de la mañana, al monumento a la Independencia de Méjico.

Numerosos miembros de la colonia española lo rodearon rompiendo las barreras de seguridad

en medio de una profunda emoción.

Tras colocar una corona de flores ante el monumento y después de una pequeña guardia de

honor, el presidente del Gobierno español firmó en el libro conmemorativo.

"Con la profunda emoción del reencuentro" fue la frase que estampó Adolfo Suárez. En nombre

de España firmaron después el ministro de Asuntos Exteriores español y las señoras de Suárez

González y de Oreja Aguirre.

 

< Volver