Autor: Menchero Dueñas, José Teófilo. 
 Suárez, tras su encuentro con Hillery. 
 En Irlanda tiene España un país amigo  :   
 Se estudia la posibilidad de un acuerdo pesquero hispano-irlandés. 
 Informaciones.    21/10/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

SUAREZ, TRAS SU ENCUENTRO CON H1LLERY

En Irlanda tiene España un país amigo

SE ESTUDIA LA POSIBILIDAD DE UN ACUERDO PESQUERO HISPANO - IRLANDÉS

Por José T. MENCHERO

DUBLIN. 21.

EN la República de Irlanda, tiene España -un país amigo que apoya abiertamente su incorporación a la

Comunidad Económica Europea, según quedó ayer puesto de manifiesto con la visita del presidente del

Gobierno español, don Adolfo Suárez, a Dublín.

El señor Suárez y el titular de la política exterior de su Gabinete, don Marcelino Oreja, fueron recibidos a

su llegada al aeropuerto de Du-Mín por sus colegas irlandeses, Jack Lynch y Michael O´K.ennedy,

respectivamente.

El presidente del Gobierno español se trasladó después a la residencia del Presidente de la República irla

ndesa, Patrick Hillery, con el Que mantuvo un primer cambio de impresiones. Tras un almuerzo en la

Embajada española, a cuyos postres asistí» la nieta dei fallecido Presidente De Valera, el señor Suárez

inició sus conversaciones formales con las primeras autoridades irlandesas, acompañado primero por el

señor Oreja y, posteriormente, en una sesión de trabajo, por toda la delegación española que ha formado

su equipo en esta segunda gira por capitales de la C.E.E.

A modo de resumen de las conversaciones, el señor Suárez diría después en una rueda de Prensa en la

Embajada española Que, en primer lugar, había expresado su agradecimiento al Gobierno irlandés por su

actitud de apoyo a la solicitud de adhesión de España al Mercado Común y había pasado también revista

con los representantes irlandeses a las relaciones bilaterales entre los dos países en diversos aspectos,

como el convenio para evitar ]a doble imposición, que se está negociando en Madrid; la posibilidad de un

convenio cultural, en ei que podría incluirse la concesión de becas para ¡a enseñanza del español en

Irlanda, y la posiblidad de creación de empresas mixtas para atender ai problema pesquero. Y finalmente,

los problemas que pudieran suscitarse en la negociación de la adhesión española a la C.E.E. «En este

contexto —dijo el señor Suárez— es en el que se inscriben realmente todas tas cuestiones estudiadas hoy

con el Gobierno de Irlanda.»

El señor Suárez indicó que habían quedado a c 1 a r ados gran parte de los puntos que pudieran resultar de

la negociación más espinosa con algunos países miembros de la C.E.E., y especialmente con Irlanda, pero

otros puntos habían queda/do pendientes de sucesivas conversaciones.

De ¡o que se trata en estos primeras contactos —añadió el señor Suárez— es de comprobar sí existe

voluntad política de superar -las dificultades que puedan plantearse en la negociación. «Clarísimamenie

en Irlanda, existe esa voluntad, así como la de instrumentar ios medios técnicos precisos para resolver los

problemas.»

Un aspecto concreto también estudiado fue el del fondo de ayuda de la Comunidad, en ei que la

cooperación de España, según el señor Suárez, puede ser importante.

Sobre las dificultades de negociación en ei terreno agrícola entre los países mediterráneos, el presidente

Suárez señaló que caben muchas maneras -de abordarlas desde la perspectiva de un nuevo planteamiento

de la política agrícola comunlatria, del que ya se está hablando dentro de la Comunidad,

independientemente de que se hayan presentado las solicitudes de adhesión.- de Grecia. España y

Portugal.

En la jornada de ayer en Irlanda, la cuestión pesquera ocupó un lugar importante. Coincidió ello con el

apresamiento de otros dos_ pesqueros españoles en aguas jurisdiccionales irlandesas.

El .señor Suárez declaró a este respecto que lo que España querría es recuperar tc-dos los derechos

históricos y tradicionales de sus pescadores, y que el Gobierno español, como seguramente todos los

partidos políticos españoles, tiene una grave preocupación por los efectos negativos que ha supuesto para

el sector pesquero de España In ampliación de las aguas jurisdiccionales de ios países de la C.E.E. Es una

preocupación que el Gobierno de Madrid viene exponiendo ante los Gobiernos europeos y que también

expuso ayer ante el de Irlanda, al que ha ofrecido, como queda indicado, la creación de empresas mixtas

entre ios dos países, tanto para capturas con barcos españoles como para la industrialización de la pesca.

El Gobierno español también intenta llegar a un acuerdo con la C.E.E. para Que los barcos españoles

puedan faenar en aguas comunitarias con el mayor número de licencias posibles.

El presidente Suárez manifestó asimismo que el problema del Ulster no había sido tratado en las

conversaciones y expresó «1 «firme deseo» de España de participar en la construcción de una Europa

unida y fuerte. En este sentido, el primer ministro irlandés .se- refirió en términos -elogiosos en una cena

que ofreció a las autoridades españolas, a la aportación de experiencias y tradiciones que podía hacer

España a la Comunidad, y evocó nombres cimeros de la cultura española y antiguos lazos entre -.España e

Irlanda.

Cifuentes

21 de octubre de 1977

 

< Volver