Consumo. 
 El comerciante no debe considerar el movimiento consumidor como una tontería     
 
 Ya.    13/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

13-III-77

CONSUMO EL COMERCIANTE NO DEBE CONSIDERAR EL MOVIMIENTO CONSUMIDOR

COMO UNA TONTERIA

El mayor enemigo del comercio es el dirigismo • Hay que aprender lo bueno de los demás, aplicándolo a

nuestras circunstancias • En Francia y Bélgica ya no hay disparidad de intereses entre grandes y pequeños

comerciantes • La pequeña tienda especializada como el gran «hiper» tienen igual futuro

EL SEÑOR TAUVEL, FRANCÉS, Y El SEÑOR BAPTIST, BELGA, DOS PERSONALIDADES

INTERNACIONALES DEL COMERCIO, HABLAN PARA "YA"

"Acercarse al consumidor para satisfacer sus necesidades, porque éste es el auténtico fin del comercio, y

que este acercamiento sea auténticamente sincero y no considerar al movimiento consumidor como una

tontería" es el unánime consejo a todos los profesionales del comercio que nos han dado dos

personalidades internacionales del mundo comercial: don Michel Tauvel, director de estudios del Centro

de Estudio del Comercio y la Distribución, dependiente de las Cámaras francesas, y don Jo Baptist,

administrador y secretario general del Comité Belga de la Distribución.

Ambas personalidades han participado en el I Congreso—Español de la Distribución Comercial, hoy

clausurado, donde ha figurado el consumidor como el gran ausente, presente gracias a esa nueva

sensibilidad del profesional del comercio español. Con ambas personalidades hemos mantenido breve

conversación.

EL CONSUMIDOR Y LA INFLACIÓN

—Sabe usted que en Francia el consumidor ha colaborado con la inflación y la subida de precios. Al

iniciarse el movimiento inflacionario el consumidor vio que sus ahorros destinados al apartamento, al

chalet, al coche de sus sueños ya no alcanzaban y decidió gastarlos en bienes deseados más asequibles,

comprándose el televisor en color, o la cocina nueva, con lo que se agotaron los "stocks" de muchos

bienes. Ese incremento de demanda alentó la inflación, que subió, asu vez, los costos de producción y de

los precios finales en los bienes repuestos de los nuevos "stocks". ASI DICE EL SENOR TAUVEL

—El mayor enemigo del comercio es el dirigismo. El comercio es libertad, cuestión. En el momento en

que se constriñe se perjudica al comercio y al consumidor. En Francia, ya el pequeño y el gran comercio

conviven sin atacarse. Saben sacar provecho unos de otros. Acaso la única víctima de la evolución

comercial sea el pequeño comerciante rural, no especializado, situado a unos 25 kilómetros del "hiper" y

también algunos pequeños comerciantes no especializados cercanos a las grandes su-perficies. El

comerciante especializado saca provecho de la vecindad del grande, ya que le trae a la zona más público.

—¿Es cierta la crisis de los grandes almacenes de París?

Es cierta, y se debe a la política de inversiones iniciada antes de la inflación y al gran costo de personal e

incremento de otros costes. Sin embargo, los "hiper", con su técnica de libre servicio, que lleva menos

personal y gran rotación de productos, están en auge. Tan en auge como la vuelta al pequeño comercio

especializado o de vecindad, cuya nueva era se ha iniciado en Norteamérica.

LA DISTRIBUCIÓN DEBE SER MÚLTIPLE

—La distribución debe ser múltiple, para adaptarse a las diferentes necesidades del consumidor —nos

dice el señor Baptist.

¿Qué debe hacer el comerciante español en esta hora de reforma?

—Estar al corriente de las experiencias mejores efectuadas en el extranjero, juzgarlas con espíritu crítico

y obtener lo positivo. Be ello, según las necesidades y características españolas, mercado y población.

Una de las mejores experiencias, que ya está en marcha en España, es la creación de grandes

agrupaciones de pequeños comerciantes. Pueden tener una gran fuerza.

Desde su puesto de trabajo en Bruselas, capital de la Comunidad Europea, donde radican muchos

organismos de la Comunidad, nos explica que uno de los má útiles para el comercio y la sociedad en

general es el Consejo del Consumo, lugar de encuentro de consumidores, administración, comercio e

industria. Es un organismo consultivo, cuyos resultados están .siendo trascendentales para todos.

—Saben ustedes que en numerosas industrias se está creando el puesto de consejero de consumo,

confiado por lo general a una mujer experta en las necesidades informativas y otros aspectos del

consumidor. Una función que está siendo útil y realizada con gran independencia.

 

< Volver