Según el boletín confidencial "off the record". 
 Distanciamiento entre La Zarzuela y La Moncloa     
 
 Diario 16.    05/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Diario 16 / 5-agosto-80

NACIONAL

Según el boletín confidencial «off the record»

Distanciamiento entre La Zarzuela y la Moncloa

Un «cierto distanciamiento» entre La Zarzuela y la Moncloa ha sido detectado por el boletín confidencial

«off the record», que cita fuentes de crédito, quienes aseguran que el Rey observa con inquietud la actual

situación del país. Esta impresión coincide con que la popularidad de Suárez está bajo mínimos. Mientras,

el presidente pasa deportivamente sus primeras jornadas gallegas, al tiempo que nueve de sus ministros

trabajan en Madrid.

Madrid — Es perceptible un «cierto distanciamiento» entre La Zarzuela y la Moncloa, que podría

determinar, tras el paréntesis de agosto, que el Rey Don Juan Carlos iniciara una ronda de consultas con

líderes y personalidades políticas de todos los partidos e independientes, según «off the record», que se

apoya en fuentes del mayor crédito.

Según las fuentes, el Rey observa con creciente inquietud la situación general del país, en particular en lo

que se refiere al terrorismo, la crisis económica y el clima de desánimo en la opinión pública, y pensaría

que no se está haciente todo lo que, políticamente, es posible y deseable para remontar la situación.

Como contrapartida, en la Moncloa desmienten que exista ese «distanciamiento» respecto a La Zarzuela,

y recuerdan que Adolfo Suárez´ ha manifestado que se marcharía «a la menor indicación del Rey en tal

sentido». Las fuentes del palacio presidencial atribuyen los rumores a sectores de la derecha, empeñados

en una operación de recambio del presidente.

También se cree en círculos próximos a La Zarzuela, que recoge «off the record», que Don Juan Carlos

no debe seguir actuando de «parachoques» con las Fuerzas Armadas por causa de decisiones precipitadas

que, con prudencia política, hubieran podido evitarse.

Más que crisis

Estas impresiones también tienen repuesta en círculos políticos, donde se cree que los cambios que se

producirán tras la pausa veraniega irán más lejos de la simple crisis ministerial. Así, fuentes

democristianas de UCD, muy críticas respecto al presidente Suárez, han señalado que el proceso de fondo

de remodelación de fuerzas políticas no puede darse por zanjado con la mera ampliación de la mayoría.

También los democristianos han resaltado la coincidencia de todas las últimas encuestas —incluso la de

ICsa-Gallup, divulgada el sábado— en dos datos alarmantes para el partido en el Gobierno: el continuado

descenso del porcentaje de ciudadanos que respaldan a UCD y el crecimiento de la impopularidad de

Adolfo Suárez.

Es este último aspecto es el que preocupa hondamente en el partido centrista. No sólo por el escaso

número de personas que sé declaran satisfechas con la gestión de Suárez —alrededor del 18 por 100,

según las encuestas— sino principalmente por lo elevado del porcentaje de los explícitamente

descontentos, que se sitúa entre el 42 y el 46,7 por 100.

En baja, pero «normal»

Para contrarrestar, en fuentes de la Moncloa se concede escasa verosimilitud a la mayoría de las

encuestas, que circulan profusamente estos días por los medios políticos. Se admite que hay una baja

«normal en términos estadísticos» del apoyo a UCD, pero que se mantiene en niveles reversibles. En

cuanto al presidente Suárez, aseguran que «es más popular a nivel de calle que entre algunos dirigentes di

partido y que esto se verá en el próximo otoño.

Entre tanto, la Familia Real, que abandonó los lares de Provenza y la finca del Gran Duque de

Luxemburgo, navegó en «El Fortuna» hasta Roses, en Gerona. El Rey Don Juan Carlos, la Reina Doña

Sofía y los Infantes cenaron en un céntrico restaurante el domingo, junto a la Corporación en pleno y el

patrón mayor de la cofradía de pescadores. A primera horas de la tarde de ayer, arribaron a los muelles de

la base naval de Porto Pi, en Palma de Mallorca.

Por su parte, Adolfo Suárez pasó deportivamente la jornada dominical en la finca Atlántica, de San

Vicente del Mar, en la playa de la Lanzada, donde pasa sus vacaciones.

La esposa del presidente, Amparo Illana, en cambio, prefirió el mar, en el que pasó cinco horas.

En torno a la residencia hay una discreta vigilancia de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en las

inmediaciones de las diferentes salidas de la finca. En estos accesos, familiares de los tripulantes del

pesquero «Garmomar», retenido por el Polisario, repartieron octavillas en las que piden la resolución del

problema y señalan que han solicitado al alcalde de El Grove, del Partido Comunista de Galia, que les

gestione una entrevista con el titular del Gobierno.

Nueve ministros, en Madrid

Mientras, Fernando Abril, acompañado de su familia, inició el fin de semana sus vacaciones estivales. Es

ésta la primera vez que el vice no acompaña al presidente.

Abril pasará una buena parte del mes de agosto en una finca de las afueras de la ciudad del acueducto,

propiedad de su padre político, dueño de un negocio textil segoviano.

Y mientras esto pasa con las «cabezas», nueve ministros permanecían aún ayer en sus despachos,

desarrollando labores propias de sus Departamentos. Son los titulares de Asuntos Exteriores, Hacienda,

Justicia, Interior, Comercio y Turismo, Transportes y Comunicaciones, Defensa, Industria y Energía y

adjunto al presidente para la Administración Pública.

Por el momento, el mar y la costa gallega, concretamente Pontevedra, es la zona que mayor número de

ministros alberga. El de Obras Públicas y Urbanismo y diputado de UCD por la provincia, Jesús Sancho

Rof; Educación y Ciencia, Manuel Otero Novas, en La Toja; Relaciones con la CEE, Leopoldo Calvo

Sotelo, en Ribadeo; Universidades e Investigación, Luis González Seara, en la playa de Cobelo, y en San

Vicente del Mar, el de Presidencia, Rafael Arias Salgado.

En Murcia, concretamente en la Manga del mar Menor, coincidirán el ministro de Cultura y diputado de

UCD por esa provincia, Ricardo de la Cierva, y el de Transportes y Comunicaciones, José Luis Alvarez,

que saldrá de Madrid a mediados de esta semana, tras cumplir en estos días compromisos de su

Departamento.

Toledo y Ciudad Rodrigo (Salamanca) son los lugares elegidos por los ministros de Agricultura y

Trabajo, Lamo de Espinosa y Sánchez Terán, respectivamente.

Fuera de la península, tan sólo el ministro de Justicia, Iñigo Cavero, que iniciará hoy su periodo de

descanso, tiene previsto viajar al archipiélago balear.

A pesar de que no se han revelado los programas de vacaciones de los miembros del Gabinete, es de

destacar que en los de ninguno está previsto realizar desplazamientos al extranjero.

De igual forma, salvo excepciones de última hora, el periodo de vacaciones de los ministros no excederá

del día 22 de este mes.

 

< Volver