Autor: Valenzuela, Encarnación. 
 Washington quiere utilizar las bases en operaciones en Oriente Medio. 
 Suárez dijo "no" a Carter     
 
 Diario 16.    06/08/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Año V - Núm. 1.200

MADRID, MIÉRCOLES 6 AGOSTO 1980

Washington quiere utilizar las bases en operaciones en Oriente Medio

Suárez dijo «no» a Cárter

El presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, dijo al primer mandatario U.S.A., Jimmy Cárter, que

«no» en dos ocasiones muy recientes. Una, cuando Cárter pidió permiso para que un escuadrón de

Phantoms pudiera repostar en Torrejón, camino de Egipto. La segunda, cuando el presidente americano

solicitó autorización para que aviones nodriza de la misma base repostaran en el aire a los C-141, con

tropas U.S.A.

Washington:

Encamación VALENZUELA, corresponsal

El presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, dijo «no» cuando hace un mes y medio el presidente

de los Estados Unidos, Jimmy Cárter, le propuso que las bases militares hispano-norteamericanas puedan

ser utilizadas por esa gran potencia para cualquier operación de emergencia en Oriente Medio o el golfo

Pérsico.

Medios bien informados de esta capital aseguran que el tema fue sacado a relucir por el propio Cárter en

la reunión de trabajo que mantuvo en Madrid con Suárez el pasado 25 de junio.

Suárez explicó su negativa poniendo de relieve que España no desea ser parte en cualquier conflicto que

surja entre los Estados Unidos y los países árabes, o al menos, no parte tan activa.

Para demostrar su postura —que está de acuerdo con la interpretación que del Tratado Hispano

Norteamericano de Amistad y Cooperación se ha dado en los últimos años en Madrid—, el Gobierno

español se negó posteriormente, a comienzos de julio, a que repostaran en bases situadas en nuestro

territorio nacional aviones estadounidenses que transportaban tropas —también norteamericanas— a

Egipto.

El Tratado de Amistad y Cooperación, que expira el año que viene —y del que España ha dicho que

desea reanudar, aunque en otros términos—, da derecho al Gobierno de nuestro país a negar el permiso

que inevitablemente tienen que pedir los Estados Unidos para usar esas instalaciones militares, aunque

sólo sea de paso, en relación con un tercer país.

Para los Estados Unidos es cada vez más difícil hacerse a la idea de que no cuentan con las bases

instaladas en territorio español.

Pero el Gobierno Suárez, que ha mostrado su solidaridad en otros terrenos —menos peligrosos— con los

Estados Unidos a propósito de esas dos crisis, no está dispuesto a permitir que España sea el lugar del que

partan los aviones de guerra estadounidenses para operaciones como —para poner un ejemplo— la que el

pasado mes de abril intentó sin éxito rescatar a los rehenes de Teherán.

Las últimas negativas españolas en ese sentido ocurrieron, según fuentes norteamericanas, durante el mes

de julio, después de que Cárter estuviera en Madrid.

En concreto, fueron dos las peticiones de los Estados Unidos rechazadas: una de ellas solicitaba permiso

para que un escuadrón de F-4 (Phantoms) norteamericanos repostaran en Torrejón, rumbo a Egipto. La

otra pedía que aviones nodriza con base en esa misma instalación conjunta hispano-norteamericana

hubieran servido para repostar en el aire a aparatos de transporte C-141, que viajaban también a Egipto

llevando tropas estadounidenses que iban a participar en una? maniobras

 

< Volver