La composición del secretariado centrista provoca un mínimo cambio ministerial. 
 El poder real de UCD pasa del Gobierno a la presidencia del partido     
 
 El País.    28/07/1982.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL PAÍS

MADRID, MIÉRCOLES 28 DE JULIO DE 1982

La composición del secretariado centrista provoca un mínimo cambio ministerial

El poder real de UCD pasa del Gobierno a la presidencia del partido

Tres ministros del Gabinete de Calvo Sotelo, Jaime Lamo de Espinosa (adjunto al presidente), Rodolfo

Martín Villa (vicepresidencia política) y Rafael Arias Salgado (Administración Territorial) forman parte

del nuevo secretariado de UCD, partido que el presidente Lavilla presentó ayer a los medios informativos

como "estrictamente de centro", al tiempo que descartó las alianzas previas con otras fuerzas políticas.

Los dos primeros ministros citados dejarán de serlo el próximo viernes, mientras que un técnico, Luis

Manuel Cosculluela, sustituirá a Rafael Arias Salgado. El presidente Calvo Sotelo explicará el viernes la

remodetación ministerial y otros temas de la política nacional, en una conferencia de Prensa.

El delegado del Gobierno en el Pais Vasco, Marcelino Oreja, que ha pasado a encargarse de las secretaría

de relaciones exteriores e información, cesará asimismo en su cargo actual. La importancia de estos

nombramientos da a entender que el poder real de UCD se ha desplazado de la Moncloa al partido. No se

esperan más cambios en el Gabinete que los anunciados ayer por Landelino Lavilla, toda vez que el

vicepresidente económico, Juan Antonio García Diez, ha decidido permanecer en el puesto. La mayor

novedad del secretariado está constituida por el nombramiento de Rodolfo Martin Villa para una

consejería de tanta importancia como la de organización.

Esta relativa sorpresa obedece tanto a que era el dato menos conocido como a las descalificaciones, tanto

públicas como privadas, que los democristianos han realizado en los últimos días hacia el sector azul, del

que Martín Villa es jefe de fila.

Por lo demás, Lavilla, que ha nombrado un equipo que integra a casi todas las tendencias —los liberales

no pertenecen estrictamente al secretariado, pero han obtenido dos asesorías—, señaló que intentaría

prolongar la legislatura lo más posible, aunque, a una pregunta de los informadores sobre si se va a

reformar la ley electoral, Iñigo Cavero contestó: "No habrá tiempo de aquí hasta noviembre". Algunos

ministros estaban convencidos ayer que pasarán las próximas Navidades en activa campaña electoral.

 

< Volver