Sutiles ataques de Adolfo Suárez a Leopoldo Calvo-Sotelo     
 
 El País.    01/08/1982.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

POLÍTICA

Sutiles ataques de Adolfo Suárez a Leopoldo Calvo-Sotelo

Adolfo Suárez rechazó hacer una crítica expresa a la labor del Gobierne, pero vertió sutiles ataques contra

Leopoldo Calvo Sotelo a lo largo de su conferencia de prensa de ayer. El ex presidente no ocultó sus

antipatías hacia su sucesor, de quien insinuó, sin afirmarlo expresamente, que es partidario de la mayoría

natural predicada por Fraga.

Olvidando las afirmaciones hechas por el propio Calvo Sotelo en su conferencia de prensa de! viernes, en

la que se mostró contrario a ia mayoría natural Suárez elogió la posición de Landelino Lavilla, "quien no

toleraría que su partido pudiera participar en un proceso semejante", con independencia "de que en UCD

haya personas que son partidarias de la mayoría natural".

Suárez, quien afirmó que sus problemas internos en UCD "comenzaron al día siguiente de las elecciones

de 1.979", expresó en varias ocasiones su respeto por Landelino Lavilla, a quien deseó "que no !e ocurra

en UCD lo que le ocurrió en el movimiento crítico": que las personas que se embarcaron con él no le

comunicaron sus proyectos políticos personales.

La crítica a \ap "ofertas electorales demasiado ambiciosas", que, al no poder cumplirse posteriormente,

contribuyen a crear el desencanto popular, también fue considerada un dardo envenenado dirigido contra

el actual inquilino de La Moncloa, ya que el propio Suárez, al pedirle un periodista que realizase una

autocrítica, afirmó, sin ambages, que habia cumplido escrupulosamente las ofertas al electorado

contenidas en "aquel "puedo prometer y prometo´ que luego sirvió para tantas chanzas".

También en política exterior, e! dirigente del Centro Democrático Social indicó la necesidad de

"replantear el espacio exterior de nuestra nación, que quedaría radicalmente incompleto atendiendo

únicamente a su dimensión europea", en clara alusión a la dedicación de la diplomacia española en los

últimos meses a lograr una aceleración de las negociaciones con la Comunidad Económica Europea.

Igualmente, atacó Suárez la prisa con que se consumó la incorporación a la OTAN y presentó, en general,

un panorama desolador de la coyuntura actual española, que vive un momento "especialmente delicado".

Por otra parte la primera escaramuza en la guerra larvada que enfrenta ai actual presidente del Gobierno

con su antecesor se produjo ayer y tuvo la televisión por escenario. José Ramón Caso, hasta hace dos

semanas asesor de Calvo Sotelo y hoy uno de los integrantes de! aparato del CDS, difundió una nota de

protesta de su nuevo partido ante el tratamiento que TVE había dado a la conferencia de Suárez.

El telediario nocturno había dedicado unos minutos a la intervención de Suárez, que fuentes suaristas

consideraron "escasos" y en claro desnivel con el tiempo dedicado a la conferencia de prensa dada por el

presidente del Gobierno el pasado viernes. "Además, se ha censurado un párrafo de la intervención de

Suárez", subrayaron las mismas fuentes, que se mostraron "indignadas" ante el "inadmisible tratamiento"

recibido por el CDS, en comparación con el otorgado a otros grupos políticos de reciente creación,

En lo que constituye un mentís a recientes declaraciones del jefe del Ejecutivo, el dirigente del CDS

recalcó que Calvo Sotelo se había referido a "presiones extra-partido" para oponerse a que Suárez

asumiese la dirección de UCD. En su conferencia de prensa del pasado viernes, Calvo Sotelo había

evitado prodigar las referencias a su antecesor.

Réplica del jefe del Gobierno

Ei presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, marchó ayer a Salzburgo (Viena), horas antes de la

conferencia de prensa de Adolfo Suárez. Sin embargo, un portavoz autorizado del jefe del Ejecutivo

puntualizó anoche una parte de las afirmaciones de Suárez, concretamente las relacionadas con las

"presiones extra-partido" denunciadas por éste.

Según el mencionado portavoz, Caivo Soteio no aludió a "presiones externas al partido, que nunca

existieron" en sus conversaciones con Suárez y Landelino LaviUa. "La razón principal deí fracaso de

dichos contactos", añadió la misma fuente, "fue ¡a insistencia >!e Suárez en exigir que, hasta las

elecciones, fuesen suspendidas las funciones de ios órganos colegiados, concentrándose todos los poderes

en la sola persona del presidente del partido".

 

< Volver