Jornadas sobre el Tribunal Constitucional. 
 "Los conflictos de mayor relieve, en la Constitución"  :   
 Martín Retortillo analizó los que pueden surgir entre los poderes del Estado. 
 Ya.    29/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Jornadas sobre el Tribunal Constitucional

«Los conflictos de mayor relieve, en la Constitución»

Martín Retortillo analizó los que pueden surgir entre los poderes del Estado

Continuaron en el salón de actos del Banco de España las Jornadas sobre el Tribunal Constitucional, organizadas por la Dirección General de lo Contencioso del Estado. El profesor Martín Retortillo, catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Zaragoza y especialista en el tema de conflictos jurisdiccionales, pronunció ayer una conferencia sobre «Los conflictos constitucionales de competencia, de competencias y atribuciones».

El señor Martín Retortillo analizó los conflictos que pueden surgir entre los poderes del Estado y destacó cómo los de mayor relieve son considerados directamente por la Constitución y abandonados al libre juego de las fuerzas políticas, ya que es lógico no mezclar en esto al Tribunal Constitucional; puso como ejemplo el de la moción de censura que se debate en el pleno de Congreso.

«Por eso —dijo—, los conflictos del título IV, si se dejan de lado aquellos en que intervengan las regiones, son conflictos de mucha menor envergadura, y por eso no suscita recelo la intervención del Tribunal Constitucional... Resulta así importante dejar una vía abierta para cuando puedan enfrentarse entre sí el Gobierno, el Congreso, el Senado o el Consejo General del Poder Judicial. Aunque la regulación española resulta bastante restrictiva, y parece posible así aventurar que no han de ser muchos los conflictos que se susciten por esta vía.»

Conferencia de Jerónimo Arozamena

El magistrado del Tribunal Constitucional, Jerónimo Arozamena, dijo en otra conferencia que nuestra Constitución y, completándola, la ley del Tribunal Constitucional, han instaurado como pieza clave del Estado social de Derecho el control jurídico de la constitucionalidad de las leyes por la vía del recurso de inconstitucionalidad.

En la primera son sujetos dotados de poder público (el Gobierno, 50 senadores o 50 diputados, el defensor del pueblo o los órganos colegiados de las comunidades autónomas) los que tienen el poder de instar del Tribunal Constitucional un juicio de confrontación entre ley y Constitución. El control se hace refiriéndolo al bloque de constitucionalidad, integrado no sólo por las normas constitucionales. En la otra es el juez o tribunal del que depende un juicio condicionado por la validez de una norma el que tiene el poder de instar la invalidez de la norma.

«La acción directa, y también la que se ejercita por vía de excepción —dijo—, discurren por cauces procesales y terminan, ordinariamente, por un juicio de inconstitucionalidad, con efectos generales y anúlatenos cuando la sentencia es estimatoria. Toda la estructura y la dinámica de ese proceso es esencial para el buen funcionamiento del control de constitucionalidad.»

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, recibió ayer en el palacio de la Moncloa a la Comisión de Gobierno del Tribunal Constitucional, integrada por los señores García Pelayo, presidente en funciones del Tribunal; Gonzalo Ferrer, secretario del mismo, y Gloria Vegué, miembro del Tribunal. La Comisión de Gobierno informó al presidente de los trabajos del Tribunal en los últimos meses.

 

< Volver