Autor: Llansá, Jaume de. 
 Crónica de Cataluña. 
 Desmembramiento de Comisiones Obreras     
 
 El Alcázar.    19/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

CRÓNICA DE CATALUÑA

DESMEMBRAMIENTO DE COMISIONES

OBRERAS

• Duras denuncias de las maniobras de los dirigentes comunistas.

• Las centrales sindicales ilegales rechazan las medidas económicas recientemente aprobadas.

(Una colaboración especial de JAUME DE LLANSA).- Son numerosos, variadísimos y siempre de palpitante actualidad, los ´fet divers de diumenge a diumenge" que deberían de tener asiento informativo en esta crónica de hoy, debido a que, por razón de viaje prolongado profesional y de prospectiva que he hech» durante mas de una semana, no ha habido, para los lectores, la que ya era para ellos —y para el cronista— una habitual reseña de acontecerás políticos, sociales,, económicos, etc., habidos entre dos domingos en el ámbito catalán. Aquí está la de hoy.

COMENTARIO MALICIOSO

SOBRE LA ASAMBLEA

DE LA "USO"

Tuvo lugar, con asistencia de más de mil "delegados" de toda España, según magnifican sus "portavoces y periodista y periódicos barceloneses benévolos, en la "Sala Sarria" de la barriada de Barcelona del mismo nombre. Conocido como es el "programa reivindicativo sindical-politico de esta "USO", así como su "plataforma" específica, no considero merezca la pena gaste yo energía y espacio en "presentar" el uno y la otra. Ahora bien, sí estimo es informativo dar razón de un comentario malicioso que oí a un "dirigente" sindical del PSUC (Sucursal del Partido Comunista en Catalunya) cuando salía del "acto de clausura":

"Resulta admirable ver cómo se ha cuidado y mimado la tranquilidad de esta asamblea; cómo se ha velado para que no hubiese ninguna interrupción; cómo se ha rodeado de seguridad la "permisividad" en su favor. Aunque, bien mirado, no debe de causar extrañeza; porque somos muchos no de "USO" que tenemos conocimento de que "USO" disfruta de firmes simpatías y protecciones en cierto decisivo organismo y en cierta autoridad, de dicho organismo, cuyas decisiones son determinantes en lo que he visto y comento".

¿A qué organismo y a qué autoridad del mismo se referiría el "dirigente" comunista "catalán"?. Sinceramente, no quise "meterme en dibujos".

GUERRA INTERNA

Y EXTERNA EN Y CONTRA

LAS CC.OO.

Ya di cuenta de ella en su día. Pero debo añadir que persiste; y con movimientos de ataque y contraataque, de desgaste y defensa, de acusaciones y de "penetraciones" disolventes, o escisionarias". Ya se acercan casi a seiscientos miembros "activistas" de las "comisiones" los que se han salido de la "Comisión Nacional de Catalunya", dando tortísimo portazo y con el inevitable "comunicado a la Prensa", para solicitar afiliarse a la UGT, unos, a la CNT, otros.

De otra parte, la llamada "Coordinadora Sindical de Catalunya", integrada por las USD, UGT y CNT —con radical exclusión de las CC.OO.— denuncia duramente las maniobras) de los dirigentes comunistas —incluidos Camacho, Sartorius y García Salve— de "maniobra totalitaria" por pretender constituir un "Sindicato .Unitario", naturalmente bajo su absoluta y totalitaria dirección. Como es de suponer, los dirigentes comunistas de la "CO-CCT´, tanto los citados, como los "catalanes", están que "trinan" y no cesan de proferir condenas contra los "traidores", al tiempo que hacen "enternecedoras" profesiones de "fe y acción democrática (!)".

PENETRACIÓN DE "ALIANZA POPULAR" EN CATALUNYA Y "CRIDA", DE ALARMA POR OTRAS ESCISIONES

Como ya he comunicado, prosiguen las reacciones, opiniones y determinaciones, en torno y sobre la penetración posible, actual y futura, en Catalunya y en la operatividad dinámica cara a las elecciones, de "Alianza Popular", •a la que personajes políticos de relieve —catalanes, por supuesto— como, por ejemplo, Trías Fargas, y comentaristas —también catalanes o catalanistas— como, por ejemplo, Enríe Sopeña catalogan como "poderosa alianza", al tiempo que lanzan una "crida" de alarma para convocatoria de creación de un fuerte "bloque" catalán de centro-izquierda, con desaparición de siglas y de "partidos" minúsculos o personalistas, para oponerse a la que estiman inevitable penetración.

Pero las cosas en los grupos y partidos catalanes y catalanistas, incluidos los sucursalistas, así como en el mismo "Consell", no andan bien que digamos. Continúan los enfrentamientos —con protagonismo absoluto de oposición del senyor Jordi Pujol y su "CDC"- en el "Consell"; persisten los afanes de protagonismos y " líderazgos" personalistas; no acaban de "liarse" a estacazos de "escisiones" los llamados partidos socialistas catalanes. Recientemente, un grupo de "personalidades" se han separado del PSC (ex-Reagrupament) del senyor Pallach, con el inevitable "manifiesto a la Prensa", y, a título de independientes, han declarado su adhesión al PSC ("Congres") del senyor Ra-ventós porque dicen que es más marxista, menos social-demócrata y "más catalán". ¡Caramba!.

Por su parte, "Unió Democrática Catalana", que tiene como "líder" a don Santiago Udina Martorell, muy vinculado al señor Silva con el que fue subsecretario en Obras Públicas siendo aquel^ ministro, y "Reforma Democrática" que sigue al señor Fraga —con la briosa reincorporación a f la Dirección del señor Echevarría, terminada su etapa de director general de Correos—, se preparan a movilizar sus cuadros y afiliados para lanzar aquí la "Alianza"; en tanto que el "Club Catalonia", más cauteloso, adopta una postura de "esperar y ver".

MUCHAS MIRADAS Y EXPECTACIONES SOBRE DON JUAN ANTONIO

SAMARANCH

Por los cargos que ocupa, que desempeña con dinámica movilidad e indudables aciertos que tienen positiva repercusión en amplios sectores ciudadanos de Barcelona y Catalunya —procuradores en Cortes, consejero nacional electivo por sus "pares", presidente de la Diputación Provincial y "alma" del acercamiento operativo de las cuatro Corporaciones catalanas, vicepresidente primero del COI; por su propia personalidad descollante —esto nadie lo niega y todo el mundo lo reconoce, con diversidad de valoraciones y opiniones, claro— en el influyente mundo de los negocios, de la política, de la Cultura y del Deporte, don Juan Antonio Samaranch está concitando sobre sí muchas miradas y expectaciones.

Su firme pero serena posición en la vida política de Catalunya y nacional, sus nítidas declaraciones de que se presentará a las elecciones para optar a salir elegido diputado del próximo nuevo Congreso y, asimismo, que desmintió enérgicamente, con impresionante señorío político y de hondo respeto hacia el señor Araluce, el rumor de que era posible presentase su candidatura para optar a la elección de Consejero del Reino, para cubrir la sensible baja del victimado por el terrorismo "etarra" en San Sebastián —rumor lanzado "intencionadamente", están situando el nombre y el prestigio del señor Samaranch en altas cotas muy cotizables. Hasta el punto de que —si mis informaciones son ciertas— son varios los grupos y las personalidades de estos, catalanes, que "apetecen" conseguir su "ficha" —valga el término deportivo en consonancia con una de las facetas más vivas de nuestro personaje—, pues la estiman codiciable y, desde luego, no "anulable".

NOTAS VARIAS RÁPIDAS

Dejando a un lado, por común estrategia, sus diferencias, las cuatro centrales sindicales" que operan en Catalunya —CC. OO., USO, UGT y CNT-, se han reunido —bueno, los que dicen ser sus dirigentes— y han lanzado un durísimo comunicado rechazando las medidas económicas y laborales del "paquete" del Gobierno Suárez, al que, de otra parte, dicen que "la clase obrera no piensa quedarse quieta".

En la barriada de "Poblé Nou (Pueblo Nuevo)", populosa en trabajadores industriales y de arraigada tradición cenetista, y en su "Centro Moral y Cultural" —calle Pujadas, 178— también entidad vinculada a aquella ideología, se reunieron los promotores de una llamada "Liga Catalana de Mutilados de Guerra" para, además de presentar sus estatutos, reclamar los mismos derechos que tienen los "Caballeros Mutilados de Guerra por la Patria", a los que, con tremendo cinismo u optimismo desmesurado, "invitan a ingresar" en su "Liga". ¡"Cosas veredes, amigo Sancho... ´!.

En ambientes responsables económicos e industriales de Barcelona, y lo he detectado personalmente, ha causado gran impresión el artículo de don Nemesio Fernández-Cuesta en la "tercera" de "ABC" del día doce, sobre todo la "sentencia" con la que termina: "Ahora, la economía no permite jugar a la democracia; sólo vale la dictadura de la realidad".

"POST-SCRIPTUM"

Con sincera modestia, sin ánimo de molestar a nadie, y más aún, sin voluntad de denuncia para "magnificar", debo decir que si los periodistas que no somos ni de extrema izquierda ni de extrema derecha hiciésemos lo que han hecho los colegas de ´ Posible" y, en su primera página del día catorce, "Diario de Barcelona", denunciar que también hemos sido amenazados en nosotros y en nuestras familias —como ellos dicen haberlo sido— posiblemente, seríamos acusados por esos respetados colegas de ´farsantes", como mínimo, o por el contrario, comentarían sarcásticamente que "por algo será". Repudio y condeno tales amenazas para unos y para todos los periodistas y periódicos y publicaciones. Pero me parece que hay en esas "denuncias públicas" suyas "algo" que no cuadra con la conducta —y no por estúpida presunción de valentía—, con el digno, aunque expectante, silencio en que nos mantenemos los que somos repetidamente amenazados, por teléfono y por escrito, por "voees" que dicen representar a comandos comunistas o catalanistas, tanto en nuestras personas como en las de nuestros familiares. No tememos las amenazas, ni las capitalizamos como hacen nuestros colegas. En esto, sí que "somos diferentes.".

 

< Volver