Autor: C. L.. 
 Durante la reunión del Secretariado Confederal de USO. 
 Estallaron las tensiones     
 
 Pueblo.    12/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Durante la reunión del Secretariado Confederal del USO

ESTALLARON LAS TENSIONES

Once miembros abandonaron la reunión y piden un congreso extraordinario

Los doce restantes formalizaron las negociaciones con UGT

MADRID. (PUEBLO, por C. L) — Él sábado, a las pocas horas de que comenzasen las sesiones del, Secretariado Confederal de USO, once de la mañana, once de sus miembro» abandonaron la reunión. Manuel Zaguirre, secretario de Relaciones Políticas y Sindicales, militante de USO desde 1967, y José María de la Hoz, secretario de. Formación, militante desde 1970, ambos de la comisión ejecutiva, se encuentran entre los once, mientras que Aquilino Zapata, también de la ejecutiva, y Zufiaur. secretario general, permanecieron en la reunión, que continuó sus trabajos con la presencia de sólo doce miembros.

En esas condiciones, el Secretariado aprobó una serie de propuestas entre las que destaca la desestimación de las peticiones de dimisinó de algunos miembros de la ejecutiva formuladas por buen número de federaciones regionales y la formalización de las negociaciones con la UGT. Los once miembros que abandonaron la reunión lo hicieron, precisamente, por no estar de acuerdo con someter a votación ambas propuestas.

El Secretariado, en ausencia de los once, acordó que las peticiones de dimisión constituyen un elemento de presión para evitar el debate democrático y lograr la eliminación política de quienes defienden una posición distinta. En cuanto a los contactos con UGT, el Secretariado decidió que, para evitar rumores y malentendidos se dará «carácter formal y publico a las futuras conversaciones con la UGT, que tendrán un carácter exploratorio del marco unitario, para que la base de USO decida libre y democráticamente sobre el tema.» Se aprobó, asimismo, que distintos, órganos de la USO puedan mantener conversaciones con la UGT, «para valorar las posibilidades unitarias desde todos los niveles.»

Por su parte, los once, entre los que se encuentran, además de Zaguirre y De la Hoz, los secretarios generales de Galicia, Banca, Textil, Cádiz, Metal, Cataluña y Canarias y el Vicesecretario de Euskadí, han hecho pública una nota en la que impugnan la validez de los acuerdos del Secretariado y piden un congreso extraordinario.

Los once afirman que no había quorum suficiente para que el secretariado tomase las decisiones que anteriórmente citamos, y señalan que es falso que se abstuvieran, ya que no estaban presentes.

Según los once, casi un 70 por 100 de la organización ha solicitado la dimisión de los dirigentes´ partidarios de la fusión bilateral de USO con UGT. «La actual situación —afirman— sólo puede ser resuelta por un congreso extraordinario cuyos resultados y directrices aceptaremos plenamente.» Mientras tanto, los once se reafirman en sus puestos, dado que fueron elegidos en el primer congreso confederal con el mandato de afirmar y desarrollar la USO como alternativa sindical de clase, unitaria, autónoma y socialista autogestionaria».

En respuesta a algunos puntos de esta nota loe restantes doce miembros del secretariado lanzaron un nuevo comunicado, manifestando que el abandono de los once, «dirigido a evitar el pronunciamiento democrático del secretariado, se produjo antes de la votación de las propuestas». El secretariado afirma^que existía quorum suficiente para la votación, .puesto que está compuesto, en la actualidad, por 23 miembros. Los once man* tienen que son 24 —como se señala en los estatuto»— los componentes de dicho organismo.

Este último comunicado de los doce califica de antidemocrático el abandono y afirma que supone «un claro intento de evitar —atediante un acto de fuerza— el debate democrático planteado, frustrando ei derecho que toda la base de la organización tiene a conocer y decidir libremente´ sin presiones».

El pleito abierto entre, prácticamente, mitad y mitad del secretariado sólo podría resolvente en el consejo confederal, que debe reunirse a primeros de octubre. En el consejo, que tiene facultad para controlar la actividad del secretariado, y en ei que se vota por mandatos, podrá plasmarse más claramente la correlación de fuerzas que hoy existe en si seno de USO entre los partidarios de la fusión bilateral con UGT y los que propugnan el desarrollo autónomo de la USO.

El consejo podría aprobar, además, la convocatoria de congreso extraordinario que piden los once, si así lo decidiera la mayoría del 50 por 100 del total de mandatos establecidos.

 

< Volver