Autor: Jáuregui, Fernando. 
 Los resultados de las elecciones. 
 El fin de unas "vidas paralelas"     
 
 El País.    24/06/1986.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

El fin de unas vidas paralelas

FJ Madrid

El paralelismo político que hasta ahora compartían en cierto modo Adolfo Suárez, presidente del Centro

Democrático y Social, y Santiago Carrillo, presidente de la Mesa para la Unidad de los Comunistas,

quedó quebrado por el resultado de las elecciones del pasado domingo. Suárez y Carrillo, dos de las

figuras más atractivas y polémicas ante estas elecciones, considerados los dos solitarios durante la pasada

legislatura, partían, hace apenas dos meses, como claros perdedores en estas elecciones y candidatos a

convertirse en cadáveres políticos. Los pronósticos han acertado tan solo en el segundo caso: Suárez

parece haber concluido su particular travesía del desierto, mientras Carrillo, que no logró siquiera su

escaño por

Madrid, parece condenado a un ostracismo definitivo, acelerado por el relativo éxito de su rival Gerardo

Iglesias.

El entendimiento político entre Suárez y Carrillo, que se ha mantenido hasta ahora pese a sus respectivas

diferencias ideológicas, comenzó apenas se entablaron los primeros contactos secretos entre ambos, a

finales de 1976. Tras la legalización del PCE, en abril de 1977, Carrillo iba a ayudar a Suárez a cerrar una

tenaza contra los socialistas y, en este sentido, ambos gobernaron juntos. Nueve años después, Carrillo se

convertía, paradójicamente, en aliado objetivo de los socialistas frente a la candidatura de Izquierda

Unida, a la que la concurrencia electoral de la MUC ha restado, al menos, tres escaños.

 

< Volver