Los resultados de las elecciones. Galicia. 
 Bipartidismo y fracaso de CG     
 
 El País.    24/06/1986.  Página: 23. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La nueva mayoría absoluta del PSOE —conseguida pese a una fuerte pérdida de votos respecto a los

comicios de octubre de 1982—, la impotencia de Coalición Popular para aumentar su aceptación entre el

electorado, el fra-

caso de la operación reformista de Miquel Roca y la sorprendente irrupción del CDS como tercer partido

estatal constituyen las consecuencias más llamativas de las últimas elecciones. Los cambios en el mapa

político del País

Vasco, donde han crecido las opciones más radicales del nacionalismo, y el crecimiento de CiU en

Cataluña suponen asimismo modificaciones sustanciales sobre la situación previa al 22 de junio.

Bipartídismo y fracaso de CG

La satisfacción se reparte en Galicia entre la CP y el PSOE. El resto son apéndices a la luz de unos

resultados que han configurado un esquema bipartidista y sólo han permitido un respiro al CDS.

Coalición Galega (CG) ha cosechado un grave fracaso, y el nacionalismo de izquierdas, particularmente

el Partido Socialista Galego-Esquerda Galega (PSG-EG), se ha quedado lejos de su aspiración de ocupar

al menos un escaño

en el Parlamento. De esta forma, no parece fácil en principio que esto pueda tener inmediatas e

importantes repercusiones en la vida política gallega, a pesar de algunas declaraciones socialistas y de CG

en este sentido. En todo caso, esas repercusiones pasarían por los análisis de situación que pueda hacer

Coalición Galega. No estará de más recordar que CP carece de la mayoría en el Parlamento gallego por

sólo dos escaños.

Los populares han perdido algunos votos, pero mantienen los 13 escaños obtenidos en

1982 y dominan también en el Senado, 10 escaños. El PSOE gana dos nuevas actas de diputados, que le

sitúan en 11, y estuvo a punto de obtener uno más en Pontevedra, si no fuera por la remontada del CDS.

El fracaso de Coalición Galega, que aspiraba a formar un grupo parlamentario, ha decepcionado a este

sector del nacionalismo moderado, que calculaba sus posibilidades a la luz del impacto de los buenos

resultados en las elecciones autonómicas. Los distintos comportamientos del electorado

en unos comicios u otros no parecen ajenos al hecho de que CG se haya quedado con un solo escaño en

Orense.

En resumen, CP mantiene sus expectativas, el PSOE sigue subiendo, lento pero seguro, los restos

centristas benefician a Suárez, y CG une su fracaso al de la operación reformista de Miquel Roca, que,

por cierto, no hizo campaña en Galicia. El nacionalismo de izquierdas sigue en compás de espera. Lejos

se han quedado asimismo las opciones comunistas.

 

< Volver