Los resultados de las elecciones: Madrid. 
 El PSOE ganó perdiendo     
 
 El País.    24/06/1986.  Página: 25. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

MADRID

MADRID

Censo: 3.582.532 Censo escrutado: 100% Votantes: 2.615.923 Blancos y nulos: 63.294 Abs.: 962.934

(26,91%)

33 DIPUTADOS

4 SENADORES

CONGRESO: PSOE: Felipe González, Javier Solana, José Joaquín Almunia, José Barrionuevo, Carmen

García, Enrique Barón, Jglián Campo, Alejandro Cercas, José Acosta, Miguel Ángel Fernández, León

Máximo Rodríguez, Pedro Feliciano Sarjando, Eugenio Triana, Carlos López y Froilán Luis Pérez. CP:

Manuel Fraga, Óscar Alzaga, José Antonio Segurado, Miguel Herrero, Alvaro Lapuerta, Jorge

Verstrynge, Iñigo Gavera, Jase Melié, Carlos Ruiz, Isabel Tocino e Iñigo Herrera. CDS: Adolfo Suárez,

José Ramón Caso. Carlos Revilla, Miguel Martínez y Federico Ysart. IU: Gerardo Iglesias y Ramón

Tamames.

SENADO: PSOE: José Federico de Carvajal, Feliciano Páez-Camino y José D. Prat. CP: Juan de

Arespaco-chaga.

El PSOE ganó perdiendo

La amplia mayoría conseguida por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la Comunidad

Autónoma de Madrid, donde se ha alzado con 15 de las 33 actas de diputado en liza, y el mantenimiento

de sus 11 escaños por parte de Coalición Popular (CP) no significan aparentemente cambios.

La fuerte irrupción del Centro Democrático y Social (CDS), que ha logrado multiplicar por cinco su única

acta de diputado en la pasada legislatura, supone, sin embar-

go, un serio debilitamiento de la situación.

Los socialistas han ganado perdiendo. Siguen siendo con diferencia el partido político más votado por los

ciudadanos madrileños, pero en los cuatro años que han transcurrido desde las legislativas de octubre de

1982 han perdido el apoyo de varios miles de electores y tres de los 18 escaños al Congreso por Madrid

con los que contaban en la pasada legislatura.

La Coalición Popular (integrada por los partidos: Alianza Popular, Partido Demócrata Popular y Partido

Liberal), no ha logrado beneficiarse del desgaste socialista. La sorprendente ascensión del partido que

encabeza el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el resto de votos centristas que apoyaron al

Partido Reformista Democrático constituyen la principal autojustifi-cación de los dirigentes

conservadores a su fracaso como alternativa.

Fracaso del PRD

El Partido Reformista Democrático, que presentaba por Madrid como número uno de sus candidatos al

Congreso de los Diputados al ex presidente del Consejo General del Poder Judicial, Federico Carlos Sainz

de Robles, ha fracasado como en el resto de España. Pese a su costosa campaña electoral, no ha

conseguido ni una sola acta de diputado, y en la lista de aspirantes se encontraba también Antonio

Garrigues Wal-ker, presidente de la operación reformista Izquierda Unida (IU), la coalición constituida en

torno al PCE, ha duplicado la representación obtenida por este último partido en las elecciones de 1982,

pero ha quedado por debajo de las expectativas de intención de voto que se le otorgaban en los sondeos

previos a los comicios. Gerardo Iglesias, secretario general del Partido Comunista de España (PCE), y el

economista Ramón Tamames, líder de la Federación Progresista, se sentarán durante los próximos cuatro

años en el Congreso. Ramón Tamames había sido ya diputado por el PCE

en anteriores legislaturas y Gerardo Iglesias se convierte por primera vez en parlamentario.

Santiago Carrillo, que hasta ahora ocupaba el escaño del Partido Comunista de España por Madrid en la

citada Cámara y que concurrió a estas elecciones al margen de la citada coalición, bajo la candidatura

Unidad Comunista, se ha convertido en extra-parlamentario. Derrota patética del viejo líder comunista,

que desde el año 1977, a lo largo de todas las legislaturas, había dejado oír su voz en el Palacio de la

Carrera de San Jerónimo.

Los dirigentes de Izquierda Unida culpan a Santiago Carrillo de haber usufructuado unos votos que no le

han servido para obter-ner un escaño y que han impedido a Simón Sánchez Montero, tercer candidato por

las listas de IU, acceder al Congreso de los Diputados.

La ascensión de Suárez

Adolfo Suárez, que fue el único diputado por Madrid del Centro Democrático y Social en la anterior

legislatura, obtuvo el domingo pasado cinco escaños por esta circunscripción.

José Ramón Caso, secretario general del Centro Democrático y Social, y el ex socialista Carlos Revilla, se

incorporan al Congreso de los Diputados.

Los nuevos escaños obtenidos por el Centro Democrático y Social proceden de electores que en las

elecciones de 1982 votaron a Unión de Centro Democrático (UCD), que obtuvo un diputado, y de los

llamados votos centristas prestados que fueron al Partido Socialista Obrero Español en aquellos comicios

de hace cuatro años.

Los cuatro escaños del Senado por Madrid no han variado en su anterior distribución: tres corresponden

al Partido Socialista Obrero Español (José Federico de Carvajal Pérez, José Diosdado Prat García y Feli-

ciano Páez-Camino Vázquez) y uno a Coalición Popular (Juan de Arespacocliaga).

 

< Volver