Autor: Fernández, Julio. 
   Sólo Fraga es partidario de mantener los actuales pactos de Coalición Popular     
 
 Diario 16.    27/06/1986.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Sólo Fraga es

_ , LEOPOUDO-

GOMEZ

• Ya DO sonríen.—Los resultados electorales de la Coalición Popular han hecho desaparecer las sonrisas

de ios tres líderes —Alzaga, Fraga y Segurado—, que se las prometían muy felices. Ahora se habla de

frustraciones y de separaciones.

Madrid/ Julio Fernández

El silencio en la sede de Alianza Popular y la omisión de reacciones oficiales a !as declaraciones de algu-

nos dirigentes del partido encubre un fuerte mar de fondo que se destapará el próximo lunes en la reunión

de la junta directiva nacional. Ayer un diputado balear, miembro de la directiva de AP, avanzó un paso

más. y planteó que con Fraga de líder nunca se superará el techo electoral. A cambio, los dirigentes

andaluces de AP firmaron una declaración que respalda al presidente nacional.

El partido se encuentra teóricamente reflexionando, pero Manuel Fraga ha intentado cortar de raíz este

tipo de pronunciamientos críticos particulares con los resultados electorales y ha telefoneado y llamado,

en algún caso, a su despacho a los declarantes. Ayer estuvieron en estas pesquisas Juan Ramón Calero y

Gabriel Camuñas, dos de los más enérgicos partidarios de no renovar la coalición con PDP y PL.

«Reconversión» de los pactos

Dentro del primer partido de la oposición se dibujan varias tendencias que se alinean de forma distinta en

torno a tres problemas fundamentales: los pactos de coalición, el modelo de partido y el liderazgo de Fra-

ga.

Respecto al primero de los problemas, hay quien propugna que todo siga como hasta ahora, hay quien

desea romper definitivamente con democristianos y liberales, y los que prefieren la «reconversión» de

esos pactos.

Desde el mismo momento en que se conocieron los datos de la jornada electoral, algunos líderes

regionales del partido, como Juan Ramón Calero, Arturo García Tizón, y otros diri-

gentes como Gabriel Camuñas, se han apresurado a condenar públicamente la fórmula de la Coalición Po-

pular y los inconvenientes para AP y para los partidos coaligados.

Medios oficiales del partido consultados ayer por YA advirtieron sobre los peligros de atomización del

centro-derecha que podría conllevar una fórmula en la que AP, PDP y PL se presentaran por separado, y

anunciaron las necesarias cautelas para que ello no se produzca. La vía media consistiría en una

«reconversión» de los acuerdos, cuyas condiciones están muy lejos aún del debate y que

no se abordarán probablemente hasta después de las vacaciones veraniegas.

Al parecer, la única persona que se ha manifestado en favor de renovar los pactos en sus condiciones

actuales como fórmula satisfactoria ha sido el propio Manuel Fraga, quien si defiende esta tesis se queda-

rá solo en la reunión del próximo lunes.

Las mismas fuentes aliancistas señalaron que el estado de ánimo dentro del partido «no aguantaría ceder

ni un solo punto porcentual más» al PDP y al PL, porque ¡as bases lo han

soportado difícilmente en estas elecciones y los resultados no han avalado las ventajas de esa fórmula.

Esta fórmula refleja también la opinión de Fraga que la habría hecho llegar ya a su socio Osear Alzaga.

La discusión sobre los pactos se solapa con el análisis de las causas de tos resultados y de quienes inte-

gran el «aparato» de la calle Genova, fundamentalmente el secretario genera!, Jorge Verstrynge, y el

coordinador general, Carlos Robles Piquer, quien ha acumulado un ingente poder.

En esta dirección podrían plantearse el lunes cuestiones de varias regiones poderosas, como Castilla-La

Mancha, o Murcia, e incluso representantes andaluces, sobre la necesidad de cambiar estos cargos.

Al mismo tiempo, la necesidad de sacar conclusiones sobre los resultados pasa también por el liderazgo

de Fraga, que posiblemente no pueda ponerse a debate hasta un nuevo congreso, dentro de dos años,

cuando hayan pasado las elecciones municipales y regionales.

De momento, desde los despachos de la calle Genova se está aprovechando la elección de senadores por

comunidades autónomas para impulsar el liderazgo de personas como Antonio Hernández Mancha, que

puede ser el presidente o el portavoz en el Senado; Jorge Fernández, llamado a reconstruir el partido en

Cataluña, o Adolfo Díaz Ambrona, en Extramadura.

Ayer, el diputado autonómico balear por AP, Juan Verger Pocovi, miembro de la junta directiva nacional,

declaró que si la intención de AP es sacar la mayoría absoluta algún día, hay que replantearse el liderazgo

de Fraga.

 

< Volver