Los dirigentes del Partido Andalucista también presentarán la dimisión     
 
 Ya.    27/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los diligentes del Partido Andalucista también presentarán la dimisión

Sevilla/YA

La resaca de las elecciones también ha llegado al Partido Andalucista tras los resultados obtenidos, muy

por debajo de sus previsiones. Luis Unírmela, secretario general del Partido Andalucista, y otros di-

rigentes del partido presentarán su dimisión mañana sábado al Comité Nacional.

Rosa María López, secretaria nacional de información del PA, no ha querido confirmar ni desmentir los

rumores sobre su dimisión y se ha limitado a remitirse a la reunión que el Comité Nacional del partido

celebrará mañana para analizar los resultados de las pasadas elecciones.

Única solución para reiniciar la andadura

Fuentes andalucistas afirmaron que Luis Uruñuela entiende que su dimisión es forzosa por ser la única

solución para conseguir que el andalucismo pueda reiniciar una andadura con la fortaleza necesaria, tras

el grave revés sufrido en las elecciones, que les ha supuesto la ausencia en Madrid y la reducción de su

presencia en el Parlamento andaluz.

La secretaria de información ha manifestado que «reconocemos la derrota, pero parece que nadie se da

cuenta de que hemos subido algo en número de votos. Sólo la injusticia de un sistema que hace que cada

escaño andalucista haya necesitado de cien mil votos, mientras

que por ese número el PSOE ha conseguido cuatro escaños, han hecho posible la situación».

Rosa María López, que ocupaba el número dos de la candidatura autonómica por Cádiz, desmintió la

posibilidad de que el número uno, el diputado electo Pedro Pacheco, renuncie a su escaño en favor de

ella. «Esta posibilidad ni siquiera se ha planteado y además no es cierto que Pacheco piense abandonar la

política, como se ha dicho.»

Negó también que se haya pensado en la disolución de un partido que «se quiera o no es necesario

para el pueblo andaluz. Ocurra lo que ocurra el sábado y dimita quien dimita, el Partido no va a desapare-

cer en ninguno de los casos». Fuentes cercanas al Partido han dicho que es poco probable que los anda-

lucistas acepten «el sacrificio de Uruñuela ni de nadie».

Es más probable, según las mismas fuentes, que a sus esfuerzos se unan nuevamente los de Alejandro

Rojas-Marcos y otros miembros del partido apartados de la actividad política a raíz del fracaso electoral

de 1982.

 

< Volver