Autor: García Franco, María Luisa. 
 La oposición redefine sus estrategias. 
 El PNV convoca una asamblea extraordinaria para analizar su fracaso electoral     
 
 Ya.    26/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

LA OPOSICIÓN REDEFINE SUS ESTRATEGIAS

El PNV convoca una asamblea extraordinaria para analizar su fracaso electoral

• Ante el mismo tribunal.—Los dos líderes del PNV, Arzallus y Garalcoechea, que representan

concepciones distintas de lo que debe ser el PNV, van a ser juzgados por el tribunal Interno del partido,

acusados, lógicamente, por distintos motivos.

Bilbao/M. L. García Franco

La ejecutiva del Partido Nacionalista Vasco, reunida ayer en Bilbao, convocó para el próximo día 12 de

julio una asamblea nacional extraordinaria para analizar el fracaso electoral del partido. En un

comunicado difundido tras la reunión afirma que los votos nulos de los críticos de su propio partido les

costaron un diputado en Vizcaya, lo que ha supuesto la pérdida de la mayoría del PNV en la Comunidad

Autónoma Vasca, respecto al número de diputados, ya que en votos los nacionalistas han superado al

Partido Socialista.

La ejecutiva del PNV afirma que los resultados estuvieron muy por debajo de las expectativas tanto pro-

pias como ajenas. Entre las causas de este fracaso electoral los nacionalistas destacan «el sabotaje a los

votos del partido, con una activa campaña en Vizcaya, Álava y Navarra, produciéndose votos nulos que

han ocasionado la pérdida de un diputado en Vizcaya». Otras causas del descenso de votos son la

abstención, superior en un 12 por 100 a los anteriores comicios generales; la desmotivación, por distintas

causas, como los conflictos internos, el desencanto político e incluso el buen clima del día de las

elecciones, ya que los electores acudieron a la playa.

La ejecutiva nacionalista realizará un estudio técnico para investigar las razones objetivas del fracaso

electoral del partido.

Sanciones a los críticos

Tras la acusación del fracaso a los críticos, los tribunales internos del PNV han comenzado a

sancionarles. El presidente de la Junta del PNV de Vitoria, Manuel Ibarrondo, ha sido inhabilitado para

ejercer cargos internos del partido durante un año, como consecuencia de un proceso iniciado el pasado

mes de septiembre por unas declaraciones en las que aseguraba que la crisis nacionalista no había

concluido y explicaba algunas de las causas que la mantenían.

Los críticos de Vitoria estiman que la sentencia contra Ibarrondo materializa las recientes declaraciones

de Javier Arzallus en las que hablaba de la adopción de «medidas quirúrgicas». «Con esta sentencia —

manifestaron ayer— da la impresión de que ha empezado la guillotina.»

Los tribunales internos del partido están siendo utilizados con profusión por los dos sectores enfrentados

en el seno del nacionalismo vasco en los últimos meses. En estos momentos se espera sentencia nada

menos que sobre José Antonio Ar-danza, Javier Arzallus, Carlos Garai-coechea y otros ocho dirigentes

del PNV, entre los que se encuentran los presidentes de las ejecutivas de Guipúzcoa y Navarra.

Entre los críticos se teme que los tribunales se pronuncien a corto plazo por una sanción contra Carlos

Ga-raicoechea, acusado de romper el pacto de silencio sobre la crisis interna. Dicha sanción provocaría,

se-

gún afirmaba ayer el alcalde de Vitoria, José Ángel Cuerda, integrante del sector crítico, la definitiva divi-

sión del PNV. «Ningún partido —dijo Cuerda— puede permitirse la humorada de prescindir de una de

sus figuras más relevantes.» «Cortar cabezas —añadió— lleva a la escisión.» Cuerda afirmó ayer que

Garaicoe-chea debe volver a Ajuria Enea y que las elecciones hubieran tenido resultados muy diferentes

para el PNV si no hubiera dos sectores que, según sus palabras, son como dos partidos.

Poca importancia al ascenso deHB

El Gobierno vasco realizó en su reunión semanal una valoración de los resultados de las elecciones ge-

nerales, en la que no intervino el lendakari Ardanza, que se encontraba en Madrid, con motivo de la cele-

bración de la onomástica del Rey don Juan Carlos. El portavoz del ejecutivo autónomo, Eugenio

Ibarzábal,

manifestó que la valoración que hizo José Antonio Ardanza la noche de las elecciones sobre el ascenso de

HB, en el sentido de que podía significar una radicalización de la sociedad vasca, fue excesiva por falta

de datos, ya que el incremento real de votos, unos 15.000 en el País Vasco, no da pie para hacer las

interpretaciones que se hicieron en un primer momento.

Ibarzábal afirmó que el Gobierno vasco siempre había tenido la intención de agotar la legislatura autonó-

mica, hasta 1988, y que piensa seguir con el pacto de legislatura, ya que la situación de empate a 32 votos

en el Parlamento de Vitoria entre el PNV y el resto de las fuerzas políticas no ha cambiado, como

tampoco lo ha hecho la situación en Madrid, al mantener el PSOE la mayoría absoluta.

Escasas consecuencias políticas

También los socialistas vizcaínos valoraron ayer los resultados de las elecciones generales, coincidiendo

Ricardo García Damborenea con el Gobierno vasco en restar importancia a la subida de HB, que, en opi-

nión del dirigente socialista, es más psicológica que real y tiene consecuencias políticas escasas. Según

García Damborenea, el peso político de HB es el mismo de antes y no hay que modificar lo que hasta

ahora se lia hecho en la lucha antiterrorista.

«Quien sostiene a Herri Batasuna —-dijo García Damborenea— es ETA, y no al revés. No está ahora

ETA más apoyada porque HB tenga unos votos más, sino que lo está exactamente igual. HB no podría

sobrevivir sin ETA ni una sola semana.»

El secretario general de los socialistas vizcaínos afirmó que el PSE-PSOE había cumplido su objetivo

electoral, ya que había ganado en el País Vasco y había quebrado el monopolio del PNV, «lo que

demuestra que se puede vencer al nacionalismo», algo que afirmó que los socialistas están dispuestos a

hacer en las próximas elecciones municipales.

 

< Volver