Los funcionarios de Administración de Justicia y la ley de Seguridad Social     
 
 Ya.    21/05/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

¿os funcionarios de Administración de Justicia y la ley de Seguridad Social

Un funcionario del ministerio de Justicia fie Lérida no» remite, «ort ni ruego de su. publicación, la sigsñenie carta:

Se ha aprobado hace unos días por la Comisión de t*yes Fundara en (ales de las Cortes una ley de gran trascendencia y hace tiempo esperada por los funcionarios públicos, i´UttJ es la integración de los un {sinos en e! régimen de la Sí Entidad Social,

Aunque su articulado tolo l« conozco a través de la* refrena* de prensa y, por consiguiente, nc puedo hacer un -examen crítico del mismo, sí voy a referirme a un aspecto concreto: e; de tas exclusiones Sin ponerme a examinar toa as. pues no conozco ´.a (Situación de muchos de [os excluidoe respecto a su seguridad social, rae concretaré al grupo ft que pertenezca: funcionarios de la Administración ¿le Justicia.

E.1 senado actual -6= La seguridad socia] en los miamos consiste en una. mutualidad que abona prestaciones complementarías de jubilación, viudedad y arfan da>3, sei como aeietencia. médica muy limitada, ya que si bien en Madrid y Barcelona existe un buen cuadro, en provincias sólo en casos de Intervenciones quirurgicas abo na una cantidad con a,rreg-|o a un baremo, cjí-ie, en ´a. mayoría de las mtema-s no cubrí ni «1 50 por 100

de los honorarios médicos, teniendo «I interesado que abonar el reato, así como la totalidad de los medicamentos. Como se pued« apreciar, tenemoe un desamparo casi total en la que a asistencia sanitaria se refiere, de ahí que no nos explicamos íám.» un grupo (ie procuraS-ores en Cortes han lachado y conseguido en la. comision su exclusión, ya que se trata de un fusunto de gran trascendencia, en el que no se lia. tenido para nada en cuenta la opinión de loe funcionarios aíectacloe, sino, al contrario, se han visto sorprendido* por esta decisión, ya que ni e* .-es ha consultado ni ee 1-ss üa hecho eaber los motivos de eea postura, estando casi seguro que si se hubiera efectuado un sondeo ee fácil que más del 90 por 100 hubiera opinado por la inclusión, y si los que han promovido ee« acuerdo tenían tanto interés por no pertenecer a la Seguridad Social, lo menos que podían haber hecho es conocer cómo pensaban loe demás y, como mínimo, intentar ee concediere una opción para que pudiera afiliarse quien quisiera. pudiendo muy Tiien establecerse que las mutualidades continuaren con e] carácter voluntario en e! mismo régimen actual; pero, a mi mofi-o d« ver, nunca una exehLíión •tolai.

T, parí, terminar, eKj>reea,ndo «i sentir íe rnuch-oe a-feetados, eap>-ranioo.ee nos dé una explicación de loe motivos que ha.n tenido los ecüore» procuradores de !«. comisión, algunos de los cuales son funcionarlos judiciales, para luchar por la no integración, y que no dud*m´oa >fii"í habrá sido- aobr^e la ba*t it conseguir para :a Administracion. de Justicia. aunque ee* por c-troa camince, esas pieetAcio-nw qtw.

so Cflnc«den i lea demáa funcionaria y q^je ec-n ls.n necesarias i fum nada boyanties economia, pu-ee caso contrario, la responsabilidad moral d« Io« mismoa •e* grande.

 

< Volver