La ampliación del subsidio a los casos de reducción de jornada e implantación de turnos     
 
 ABC.    24/03/1960.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA AMPLIACIÓN DEL SUBSIDIO A LOS CASOS DE REDUCCIÓN DE JORNADA E IMPLANTACIÓN DE TURNOS

Una reciente disposición, publicada en el "Boletín Oficial del Estado" del pasado día 16, desarrolla el decreto de creación del Subsidio de Paro, en el sentido de ampliar su campo, de aplicación a los casos de reducción de jornada e implantación de turnos. Se trata de completar aquel decreto de 26 de noviembre pasado en un aspecto fundamental, sin el que no se cumplirían los fines principales perseguidos, con la creación del subsidio.

Inicialmente se previo sólo el caso máximo por cese en las actividades de la empresa, fuera éste individual o colectivo, como consecuencia de la sustanciación del expediente. Y al establecer el subsidio se perseguía completar las instituciones de seguridad social en un sector tan importante y poner las soluciones de índole social en línea concordante con las directrices de política económica, facilitando la adaptación y transformación de las empresas al descargarlas de la indemnización directa a los trabajadores.

Mediante una fórmula de cotización solidaria y mínima de todas las empresas, se conseguía seguir atendiendo la protección del trabajador en tales situaciones de emergencia y allanar las dificultades que pudieran frenar en las empresas la adopción de métodos de "mayor productividad y las transformaciones que aconsejaran las circunstancias o los factores económicos fundamentales de las mismas. Así. la creación del Subsidio de Paro ha venido a í>er un avance sustancial en nuestras instituciones sociales.

No obstante, si bien el decreto de 26 de noviembre respondía al supuesto más grave y más claro de desempleo, quedaban fuera de él todas las situaciones que se prevén en esta orden del Ministerio de Trabajo, que, en muchos casos, pueden representar un volumen de necesidades de conjunto, en nuestro mundo laboral, quizás mayor que el de formas simples, definidas y completas de paro. Considérese el supuesto de reducción de jornada. Dentro de la agilidad que la vida económica impone a las-empresas, renovando procedimientos y modificando sus programas, se comprende que este género de situaciones es mucho más normal y probable en la ,vida laboral que el del caso extremo por el que una empresa se vea precisada a desaparecer. En cambio, la primera, a la que se refiere esta orden del Ministerio de Trabajo, la de disminución de jornada o implantación de turnos, puede venir impuesta por razones frecuentes de adaptación, de modificaciones y replanteamientos internos, que entran dentro de lo que es el desenvolvimiento normal de las empresas.

Si el decreto de creación del Subsidio de Paro es algo primero y más importante, desde el punto de vista conceptual y lógico, ésta ampliación del ámbito de apli-cabilidad que se establece ahora por la orden publicada el día 16 representa, en el orden práctico, dar al subsidio toda su eficacia y extender su efectividad hasta un punto que mejora de manera esencial su naturaleza y contenido, al mismo tiempo que redondea su entidad y alcance.

 

< Volver