Ordenación económico-administrativa de la Mutualidad Agraria  :   
 Se otorgarán prestaciones por jubilación, invalidez, viudedad, orfandad, enfermedad, fallecimiento, nupcialidad, natalidad, ayuda familiar y otras de carácter graciable. 
 ABC.    15/03/1961.  Página: 67-68. Páginas: 2. Párrafos: 41. 

ABC. MIÉRCOLES 15 1>E MARZO DE 1961. EDICIÓN ´DE 1A MAÑANA, PAG. 67

ORDENACIÓN ECONOMICO-ADMINISTRATÍVA DE LA MUTUALIDAD AGRARIA

Se otorgarán prestaciones por jubilación. Invalidez, viudedad, orfandad, enfermedad, fallecimiento, nupcialidad, natalidad, ayuda familiar y otras de carácter graciable

LA GESTIÓN HA SIDO ENCOMENDADA AL INSTITUTO NACIONAL DE PREVISIÓN

El "Boletín. Oflcial >iel Estado" publicó ayer un decreto del Ministerio de Trabajo por el que se dispone que la • Mutualidad Nacional de Previsión Social Agraria, establecida por decreto de 23 de abril de 1959, para aplicar la Seguridad Social a los trabajadores del campo y cuya creación se ratifica por el presente -decreto, iniciará sus actividades en la fecha que se señale en los Estatutos, sin exceder de seis meses, a partir de la publicación del presente dsereto.

Se considerará empresario toda persona natural o jurídica, titular de explotación agrícola, forestal o ganadera, o aquellas otras que, sin .ostentar esta última condición, tengan a su servicio trabajadores afectados por el, presente decreto, en los términos establecidos por las disposiciones vigentes en materia -de definición de las categorías de trabajador y empresario.

Considera trabajador/en iguales términos, a los mayores de" catorce años que habitualmente realicen por cuenta ajena labores de carácter agrícola, forestal y ganadero, y los que .también habitualmente, de modo permanente, • presten servicios en explotaciones de este ´tipo..

TRABAJADORES FIJOS, EVENTUALES Y AUTÓNOMOS

Los trabajadores^ a efectos de este Decrete», se clasifican, aa íijús, eventuales y autónomos.

Son trabajadores fijos todos aquellos que en virtud de contrato verbal o escrito vienen obligados a prestar sus servicios a un mismo patrono o Empresa durante todo el año agrícola, con independencia de que la retribución sea fija o varíe de acuerdo con la época del año y las faenas agrícolas.

Se estiman eventuales los qué habitual-ménte realicen por -cuenta ajena trabajos de carácter agrícola para diversos patronos y sin pacto o,contrato qué leí vincule por todo el año con uno de ellos. Concurre la condición de habituaüdad cuando trabaje en faenas agrícolas un mínimo de noventa días efectivos al año, sin cuyo ^requisito no se considerará trabajador agrícola ni podrá formar parte de la Mutualidad, las prestaciones que se concedan a los trabajadores eventuales estarán en relación con los días efectivos trabajados en la agricultura por los que se haya cotizado.

Se consideran trabajadores autónomos los que reúnan las siguientes condiciones: ser titulares de una explotación agrícola, forestal o pecuaria y realizar por cuenta propia y de modo habitual, personal y directo, las faenas peculiares de estas explotaciones; que los ingresos que obtengan de la explotación constituyan su medio fundamental de vicia (se presumirá, salvo prueba en contrario, que dichos ingresos no constituyen su principal medio de vida citando el trabajador, su cónyuge o los parientes hasta el tercer grado por consanguinidad o afinidad. que con. él convivan sean titulares de un ne.eocio mercantil o industrial); que el líquicto imponible por contribución territorial, rústica o pecuaria, correspondiente a la explotación, ño sea superior a 5.000 pesetas anuales, y-que no utilice los servicios de otros trabajadores en cuantía superior a noventa jornales al año (este requisito no será exigible cuando falte, por fallecimiento o esté ´imposibilitado, el cabeza de familia varón, -y los hijos o parientes que conviven can,la familia sean menores de dieciocho años).

También´ tendrán la consideración de trabajadores auntonomos el conyuge y los parientes por consanguinidad o. afinidad, hasta el´tercer grado inclusive´ del titular de una explotación agrícola, forestal, o pecuaria, en quienes concurran las circunstancias que para.el titular se indicaron, y asimismo los pastores.que custodien ganados de distintos propietarios, sin dependencia laboral con los mismos y tengan libertad para, celebrar contratos de igual naturaleza con. otros particulares.

La condición de mutualista se acreditará por el debido encuadramiento ec. la Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos, y la posesión de la cartilla profesional agrícola, en que consta la afiliación del trabajador, su .inscripción en la Mutualidad y demás extremos justificativos de la situación legal del trabajador respecto a la misma, así como el cumplimiento de sus deberes de afiliado, especialmente en orden al pago de-la cuota.

PRESTACIONES

"La Mutualidad Nacional de Previsión Agraria otorgará las siguientes prestaciones: Pensión de jubilación, pensión de invalidez, pensión de viudedad, pensión de orfandad, las del Seguro de Enfermedad, socorro por fallecimiento, subsidio de nupcialidad, subsidio de natalidad, ayuda la-miliar y prestaciones de carácter graciable.

El régimen y cuantía de las prestaciones se regularán con más detalle en los üstatuto de la Mutualidad, ajustándose, en irineipio, a las -bases que a continuación >e indican.

Las prestaciones económicas para los •rebajadores, por cuenta ajena, sean fiJOi ) eventuales, serán las siguientes:

Pensión de jubilación: Con un mínimo le 400 pesetas, al que se aplicará una´do-)le escala progresiva, en función de ¡c¿ mos de cotización y de la edad de jubi-.ación.

Pensión de invalidez: Gon una mínima ie 400 pesetas, a la que se aplicará una jscala progresiva, en función de los años 3e cotización.

Pensión de viudedad: En general, el aO por 100 de la pensión que disfrutara el causante si. era pensionista de vejez o Invalidez, o de la que hubiera correspondido por vejez o invalides, según los años de cotización.

Pensión de orfandad: 100 pesetas por cada huérfano menor de quince años, salvo en la orfandad absoluta, en la que el huérfano mayor percibirá una pensión tía cuantía igual a la de viudedad que le hubiera correspondido a la madre.

Socorro por fallecimiento: Con un mínimo inicial de 1.000 pasetas, que se aumentará según los años de cotización.

Subsidio de nupcialidad: Con un mínimo inicial de 3.000 pesetas, que se aumentará según los años de cotización.

Subsidio de natalidad: Con luí mínimo de 500 pesetas, que se aumentará según los años de cotización.

Las prestaciones de los trabajadores eventuales variarán .también en función de las jornadas trabajadas en faenas agrícolas por las que ss haya cotizado para la Mutualidad.

Las prestaciones de los trabajadores autónomos serán las mismas y en la misma cuantía que actualmente tienen establecidas en el vigente Régimen Especial Agropecuario.

En cuanto oí Seguro >J? Enfermedad, 32 uesat rollará por la Mutualidad en favor de lo¿ beneficiarios, de acuerdo con las normas que dicte el Ministerio fie Trabajo. Asimismo, el Seguro´de Enfermedad otorgará su protección a los trabajadores eventuales, que recibirán te asistencia sanitaria completa del Ssguro con la bonificación de farmacia que estatutariamente se determine. Los trabajadores eventuales estarán exentos del pago de farmacia por los medicamentos que se les apliquen durante su hospitalización en las Instituciones deí Seguro, propias o concertadas.

Para las pensiones de jubilación, invalidez, viudedad .y orfandad se establece un período de espera de cinco años, el cual no se computará para los beneficios que pudieran establecerse por antigüedad en la cotización al actual régimen, los cuales entrarán en vigor inmediatamente.

FORMA 1>E CUBRIR LAS PRESTACIONES

La Mutualidad Nacional de Previsión Agraria cubrirá las prestaciones a su cargo mediante los siguientes recursos: Cotización individual de los trabajadores agrícolas, y aportación patronal, integrada ésta por un recargo sobre la riqueza imponible de la contribución territorial, rústica y ps-cuaria, y la cuota empresarial complementaria; donativos, subvenciones, herencias o legados; renta de intereses de bienes patrimoniales o ´que pueda administrar la Institución; aportaciones del Estado y Corporaciones públicas, en la forma que 3e-galrnente se establezca; los recursos cue se designen del Régimen General de los Seguros Sociales Unificados; y Jos ingresos de cualquier índole que legalmente puedan tenw lugar.

La cuantía de las cuotas y la de las aportaciones complementarias por parte del Estado y de los fondos generales de la Seguridad Social estará constituida, por la "aportación" patronal, con el actual recargo sobre la riqueza imponible de la contribución rústica y pecuaria, en la forma y porcentaje establecidos por el decreto-ley de 10 de octubre de 1958, que modificó al de 2 de septiembre de 1955. Una "cuota «mpresarial" comniemeníarJa á»: Tres pesetas por trabajador y jornada de trabajo empleados en la explotación, que "sera recaudada" medíante un sistema tír-c .¡pones análcso al establecido para la recaudación de la- cuota obrera.

Para simplificar la cotización,correspondiente a tos trabajadores fijos, ésta se hará a razóa de 80 pesetas mensuales. Los propietarios que tengan fincac cedidas en arrendamiento, aparcería o sistema análogo podrán repercutir el importe de las cuotas pagadas con la contribucion totalmente en el primer caso, y proporcionalmente ea los demás, en lis llevadores de las mismas.

Los mutualistas abonarán mensualmente las siguientes cuotas: Trabajadores fijos, 50 pesetas; trabajadores eventuales, 40 pesetas; trabajadores autonomos, U péselas, que sa harán efectivas tn e asnalmente, con arreglo al sistema que determinen los Estatutos de la Mutualidad.

La cuota de mutualista englobará lo eme actualmente satisface en concepto de Segundad Social.

SÜBVJSNC10N DE 3DO MILLONES DE PESETAS

La disposición incluye también la nueva redacción que íta de darse al apartado o tíel articulo 5." c.el decreto sobre Ordenación Económico-administrativa tíe la Mutua Jitíad Nacional de Previsión Social Agraria, que será la siguiente;

"La subvención que legalmente conceda el Estado está calculada en 300 millones de pesetas al año. Esta subvención es independiente ¿a la de 200 millones de pesetas concedida por el articulo 2 del Decreto-ley de 15 de diciemtae de 1930 para los-Seguros y Subsidios Unificados, dentro de los cuales se comprenden las ramas agropecuarias, de dichos Seguros, con lo ctue la aportación, total del Estado para estas finalidades ascenderá a EOO millones de pesetas anuales."

Kl régimen financiero de la Mutualidad será eí de reparto, jp 5cs i£cursos y prestaciones formarán, parte del régimen económico nacional 6a los Seguros Sociales Unificados, siti separación de fondos ni responsabilidades, siguiendo el criterio ya señalado por el legislador en disposiciones anteriores,

ORGANIZACIÓN DE LA MUTUALIDAD

La Mutualidad tendrá personalidad íu-ridica, patrimonio y contabilidad propia separada del conjunto de los Seguros Sociales Unificados que gestiona el Instituto Nacional de Previsión.

Los órganos, de la Mutualidad, que dependerá del´ Ministerio de Trabajo en el ámbito nacional, serán los siguientes: la Asamblea General, con funciones de orientación; él Consejo General, para dirigir y gobernar, y la Junta Hectora, como órgano permanente >íe gobierno.

En e! ámbito provincial tendrá una Asamblea- con lf.s mismas funcionas q.ue la General en su respectivo ámbito. L-a Comisión írovincial y las Comisiones Locales.

La gestión de Ja Mutualidad se encomienda al Instituto Nacional de Previsióa. El delegado general del Instituto será director de la Mutualidad, y los directores provinciales del mismo Instituto serán también los directores provinciales de la Mutualidad.

SEGURO DE ACCIDENTE DE TRABAJO

La Mutualidad podrá actuar asimismo carao ealfcud aseguradora de Accidente ée Trabajo. La demora en el pago de cuotas y aportaciones originará la imposición nel recargo del 20 por 100 dispuesto en las normas vigentes. Las Empresas agropecuarias que ocupen en sus explotaciones personal oue no esté provisto de la cartilla profesional agrícola o al-corriente en su cotización a la Mutualidad,´ serán subsidiariamente responsables del pago de tas descubiertos en cotización en aue se en-conírasea dichos trabajadores en el momento ser emplendor, La Ial:a de cotizacion determinará,la, suspension d€´ prestaciones hasta cue aquélla eslé al corriente.

No S2 pradutírg, devolución ée cootas a guSnes cesaren.ea el trabajo agríocla por cambio de profesión o acrú´idad^ Privará ígualment?. del derecho a reintegro dé las cuotas satisfechas, así como de concesión de prestaciones, la afiliación maliciosa a la Mutualidad de quienes no reúnan las condiciones necesarias p&ra. ello, Esta .Mutualidad constituirá con los saldos positivos que puedan á# cada

ejercicio tondas para compensación de resultados deficitarios.

El actual régimen especial de les Seguros Sociales en la Agricultura • nú e da incorporado n la Mutualidad, que se hará cargo de las obligaciones q~ue el mismo,supone, corrió asimismo1 mantendrá el actual régimen de cotizaciones y prestaciones que tienen eri vigor los trabajadores autónomos.

 

< Volver