Aspectos financieros de la Seguridad Social     
 
   07/06/1962.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Aspectos financieros ¡dad Social

Aspectos de la Seguridad Social.

LA Seguridad Social, sobre todo cuando alcanza la amplitud y nivel deseables, supone una movilización de fondos considerable. "Es cara", se dice algunas veces. Pero el adjetivo "caro" es ante todo un concepto de relatividad: tas patatas san caras a seis pesetas kilo, pero a ese precio no lo es la carne. La Seguridad Social podría resultar "cara" si no hubiera la proporción debida entre gastos y prestaciones, si estuviera mal administrada. En otro caso, nadie puede considerar "caro" el Seguro de Enfermedad o el de Vejez por el simple hecho de que cueste muchos millones su sostenimiento a nivel aceptable. Por otra parte, ¿quién financia la Seguridad-Social?

De esta cuestión nos hemos ocupado en otras ocasiones. Es preciso diferenciar bien la financiación "teórica" de la "real". Las cuotas de los seguros sociales pueden ser pagadas en proporción variable por empresarios y trabajadores. Pero ello no quiere decir que la mayor parte de la financiación cargue sobre los empresarios. Las cuotas de la Seguridad Social forman parte Integrante del "costo" de la mano de obra, y da exactamente igual que las pague el empresario que abonárselas al trabajador como salario y descontárselas luego. Este "costo", naturalmente, se refleja en el valor final del producto y es pagado, en ultima instancia, por el público.

Otra fuente de financiación es el Estado, por medio de aportaciones directas a la Seguridad Social. En España este sistema se emplea en ´pequeña escala: -concretamente se limita a ayudas concedidas a la Mutualidad Agraria, a la Ayuda • Familiar y al Seguro de Desempleo. La contribución del Estado, a nuestro juicio, debe incrementarse, pues no solo es consecuencia del principio de solidaridad nacional, sino que, además, al financiarse a través del Impuesto, contribuye de forma adecuada a la redistribución de la renta nacional.

Por otra parte, como ha señalado Jacques Jean Ribas en la "Revista Internacional del Trabajo", la transformación en prestaciones e inversiones (equipo sanitario, hospitalario, social, alojamiento...) de los recursos de la Seguridad Social puede ejercer una influencia favorable sobre la economía, haciendo más equitativa la distribución de la renta nacional en función de las cargas y de las aportaciones de los ciudadanos, como, por ejemplo, en los subsidios familiares.

Añade que en los órganos de gestión de la Seguridad Social es necesario asegurar la participación de los asegurados, especialmente de los asalariados, "puesto que es evidente que las sumas que los asegurados dejan de pagar mediante retenciones de los respectivos salarios las pagarán como contribuyentes".

En España se impulsa tambiné esta participación de los trabajadores, a través de la Organización Sindical, en las tareas de la Seguridad Social, de la que es buena prueba no sólo la presencia de vocales obreros en los Consejos Provinciales del Instituto Nacíonal de Previsión, sino su participación activa en la Mutualidad Agraria, que, como ha dicho recientemente su director. Licinio de la Fuente, "pone, una vez más, de manifiesto el alto espíritu de colaboración entre la Organización Sindical y el I. N. P.",

 

< Volver