"Los objetivos que marca el proyecto de seguridad social no están ajustados a las necesidades actuales"  :   
 El Sindicato Nacional del Seguro, en desacuerdo con el texto remitido a las Cortes. 
 ABC.    13/11/1963.  Página: 57. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA MAÑANA. PAG. 57.

«LOS OBJETIVOS QUE MARCA EL PROYECTO DE SEGURIDAD SOCIAL NO ESTÁN AJUSTADOS A LAS NECESIDADES ACTUALES»

El Sindicato Nacional del Seguro, en desacuerdo con el texto remitido a las Cortes.

El presidente del Sindicato Nacional del Seguro, don Arturo Núñez Samper, ha expuesto a los periodistas, en la mañana de ayer, la posición del Sindicato ante el proyecto de Ley de Seguridad Social. Le acompañaban los presidentes v vicepresidentes de las secciones económica y social del misino, y los procuradores en Cortes que representan ´ al Sindicato del Seguro.

Empezó subrayando la trascendencia del proyecto y de su acierto o desacierto en los distintos aspectos económico, social y político. Se ha producido—dijo—algún confusionismo, porque se ha realizad.o una propaganda unilateral en favor de dicho texto, y, por otra parte, se da el caso inconcebible de que al llegar el provecto a las Cortes Españolas es designada una Comisión especial para estudiarlo en la que no figura ni uno solo de los procuradores representantes del Sindicato del Seguro: y entendemos que eso constituye una lamentable anomalía. De todas formas, procuraremos que las enmiendas que tenemos redactadas sean defendidas en el seno de la Comisión para subsanar los fallos que, a nuestro juicio, tiene el proyecto.

Afirmamos que no pretendemos defender intereses de grupo—cosa que sería legítima—, porque en este caso el Sindicato ha acatado las conclusiones adoptadas en el II Congreso Nacional Sindical que, aunque difieren de nuestros intereses, debieran de serlo en servicio del bien común. Defendemos, eso sí, la libre competencia v el pago de unos servicios, cosas ambas que no constituven, ni mucho menos, un "ánimo de lucro".

Rechazó de plano el "animo de lucro" v dijo que el hecho de que las compañias aseguradoras repartan un dividendo es cosa lícita, porque todos lo hacen. "Pedimos, por tanto, que las entidades mercantiles no queden envueltas en el concepto de ánimo de lucro, porque eso es importantísimo para nosotros, va que en ello va nuestro prestigio." Luego subrayó que los seguros habían hecho más política social que nadie durante años, al asegurar entre otras cosas los accidentes del trabajo y que por otra parte, el seguro está bajo el control de los Ministerios de Trabaio v de Hacienda, que intervienen en los gastos y en los ingresos e inversiones. Contestó a continuación a diversas preguntas que le fueron formuladas en el sentido general expuesto.

LA MAÑANA. PAG. 57.

«LOS OBJETIVOS QUE MARCA EL PROYECTO DE SEGURIDAD SOCIAL NO ESTÁN AJUSTADOS A LAS NECESIDADES ACTUALES»

El Sindicato Nacional del Seguro, en desacuerdo con el texto remitido a las Cortes.

El presidente del Sindicato Nacional del Seguro, don Arturo Núñez Samper, ha expuesto a los periodistas, en la mañana de ayer, la posición del Sindicato ante el proyecto de Ley de Seguridad Social. Le acompañaban los presidentes v vicepresidentes de las secciones económica y social del misino, y los procuradores en Cortes que representan al Sindicato del Seguro.

Empezó subrayando la trascendencia del proyecto y de su acierto o desacierto en los distintos aspectos económico, social y político. Se ha producido—dijo—algún confusionismo, porque se ha realizad.o una propaganda unilateral en favor de dicho texto, y, por otra parte, se da el caso inconcebible de que al llegar el provecto a las Cortes Españolas es designada una Comisión especial para estudiarlo en la que no figura ni uno solo de los procuradores representantes del Sindicato del Seguro: y entendemos que eso constituye una lamentable anomalía. De todas formas, procuraremos que las enmiendas que tenemos redactadas sean defendidas en el seno de la Comisión para subsanar los fallos que, a nuestro juicio, tiene el proyecto.

Afirmamos que no pretendemos defender intereses de grupo—cosa que sería legítima— porque en este caso el Sindicato ha acatado las conclusiones adoptadas en el II Congreso Nacional Sindical que, aunque difieren de nuestros intereses, debieran de serlo en servicio del bien común. Defendemos, eso sí, la libre competencia v el pago de unos servicios, cosas ambas que no constituyen, ni mucho menos, un "ánimo de lucro".

Rechazó de plano el "animo de lucro" v dijo que el hecho de que las compañins aseguradoras repartan un dividendo es cosa lícita, porque todos lo hacen. "Pedimos, por tanto, que las entidades mercantiles no queden envueltas en el concepto de ánimo de lucro, porque eso es importantísimo para nosotros, va que en ello va nuestro prestigio." Luego subrayó que los seguros habían hecho más política social que nadie durante años, al asegurar entre otras cosas ios accidentes del trabajo y que por otra parte, el seguro está bajo el control de los Ministerios de Trabajo y de Hacienda, que intervienen en los gastos y en los ingresos e inversiones. Contestó a continuación a diversas preguntas que le fueron formuladas en el sentido general expuesto.

 

< Volver