Autor: Mancebo Alonso, Mayte. 
   Relevo en el Área Metropolitana, cuando se ha recrudecido la presión especulativa  :   
 Don José Suay sustituye a don Rodrigo Baeza en un momento que muchos juzgan inoportuno. 
 Informaciones.    24/07/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Relevo en el Área Metropolitana, cuando se ha recrudecido la presión especulativa

Por Mayte MANCEBO

MADRID 24.

AYER se produjo en Consejo de ministros el nombramiento de don José Suay Milo como delegado del

Gobierno en el Área Metropolitana de Madrid, cesando en el cargo don Rodrigo Baeza Seco. El relevo se

produce en un momento especialmente crítico, cuando la presión sobre el suelo provincial, es más fuerte

que nunca y cuando se recorre ya la recta final que el Consejo de ministros impuso al Área Metropolitana

para concluir la planificación general de la Subregión Central, así como la modificación de la normativa

subsidiaria Que afecta a 120 pueblos de la provincia.

DON JOSÉ SUAY SUSTITUYE A DON RODRIGO BAEZA EN UN MOMENTO QUE MUCHOS

JUZGAN INOPORTUNO

Sin base alguna para analizar sobre las aptitudes del nuevo delegado de! Gobierno, carece, a muchos

observadores urbanísticos, que el relevo del señor Baeza supone una dcsace medida, por una serie de

circunstancias que se pueden analizar someramente

El hasta añora delegado del gobierno en el Área ha sido el motor que ha impulsado una organización

coherente del órgano central de planificación, al tiempo que ha servido —-en muchos casos con

insultados positivos de freno al caos urbanístico en el que desde hace más de una década hablan

desembocado ios pueblos madrileños. Con el señor Baeza se han dado los primeros pasos para l£.

implantación de una disciplina urbanística. de conjunto, a la que la mayoría de los municipios siguen

considerando como ingerencia en su soberanía,, cuando lo cierto es que precisamente esa disciplina lo que

hace es poner el veto al desarro incontrolado, en el qu° las Corporaciones han visto solamente el medio

rápido y fácil de elevar su nivel económico. Porque la mayoría de los pueblos han cerrado los ojos a la

evidencia de que esa elevación del nivel económico es, y de hecho va se están palpando los primero?

resultados, ficticia y raramente inflacionista, porque carece del soporte real de una infraestructura

adecuada.

COMPROMISOS ¥ «PADRINAZGOS»

Para nacer comprender las razones de la disciplina que a todos los pueblos habria de obligar por igual, el

señor Baeza se convirtió en el primer delegado del Área que salió de los esquemas trazados en la

tranquilidad de un despecho para recorrer los pueblos y comprobar «in situ» que se planificaba sobre

realidades y no utopías. Esta primera tarea era obligada en razón a a herencia recibida, en la que, a

grandes rasgos, hay que destacar los siguientes puntos:

1. Un Área Metropolitana macrocefálica, en la que la capital podía considerarse prácticamente perdida

por diferentes actuaciones especulativas, que sirvieron de base a la constitución de impresionantes

fortunas, partiendo en muchos casos de la expropiación de suelo a precios miserables a sus legítimos

propietarios, al amparo de finalidades que nunca se cumplieron y sobre las que algún día habra, que

hablar para hacer justicia a aquellas gentes desheredadas. La ciudad, saturada por la vivienda y la indus-

tria, no había reparado en la necesidad de dar al hombre algo más que casa, y hasta las zonas verdes,

existentes teóricamente sobre un plano se habían convertido en nievas colmenas.

2. Rodeando esa ciudad, un cinturón de pueblos convertidos en ciudades-dormito-rio, carentes en su casi

totalidad de planes de ordenación urbana, y absorbiendo con entusiasmo el exceso de la emigración

volcada sobre la ciudad; como consecuencia, realizaciones urbanisticas en constan transgresión de las

propias directrices del Plan General, e incluso de una ley del Suelo que había quedado anacrónica,

prácticamente sin haber sido utilizada

3. Con esta situación en las zonas de más población, es lógico deducir las condiciones en que se

encontraba el resto de la provincia, para cuyos municipios el concepto de urbanismo era absolutamente

ignorado, colocando en clara ventaja a los pueblos carentes de normas urbanísticas, frente a aquellos otros

—muy pocos— que habían redactado ya sus planes, porque para gran parte de las empresas inmobiliarias

resultaba más atractivo el suelo en el que no había que someterse a ningún tipo de limitación.

4. Recibió también como herencia Rodrigo Baeza un concurso de «Urbanismo concertado», al que habian

sido presentadas ofertas que en muchos casos contaban con influyentes «padrinos», siendo precisamente

las menos beneficiosas para el desarrollo adecuado de la provincia.

5. Una clara tendencia a seguir por el lesivo sistema expropiatorio para la obtención de suelo, de lo que

era claro ejemplo el polígono de Valverde, sobre el que el Consejo de ministros había fijado ya el sistema

de expropiación, sin tener en cuenta los aspectos humanos y sociales de 800 familias, que/una vez más, se

veian privadas de unas tierras —de reducida superficie individual—, legadas de padres a hijos

6. Finalmente, y por no nacer más extensa esta exposición, se encontró Rodrigo Baeza con una

organización de la COPLACO (Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana de

Madrid) sin evolución alguna desde que fuera creada con muy reducidos efectivos personales, técnicos y

económicos.

LOS PLANES ESPECIALES ESTÁN PRÁCTICAMENTE CONCLUIDOS

La primera actuación del señor Baeza consistió en dar nueva estructura a la COPLACO, creando una

gerencía, cuatro direcciones técnicas —de Planeamiento Metropolitano, de Planeamiento local, de

Control Urbanístico y de Promoción de Suelo— y un gabinete de estudios, a través del cual se brindó a

todos los municipios asesoría técnica y jurídica para que pudiera asumir con responsabilidad sus

competencias en materia de planificación local.

Posteriormente se inició el diálogo directo con las Corporaciones en los propios pueblos, tratando de

mentalizar a los órganos locales de que la planificación urbana debía contemplar intereses de comarca y

de región por encima de privilegios localistas

Y a ritmo acelerado, para absorber el desfase y adelantarse a los planteamientos de futuro, se inició la

planificación metropolitana, fruto de cuyo trabajo son los ya aprobados planes especiales del Medio

Físico, del Equipamiento Comercial, 6el Transporte y el recientemente presentado a aprobación del

ministro y del que se ha hecho amplio eco la Prensa, el Flan de Infraestructuras Básicas, mientras se

encuentran en fase avanzada los estudios del Plan Director de la Subregión Central

Paralelamente se ha ido realizando también la planificación local, dando, por un lado, salida a los planes

generales estancados- y. por otro, dictando normas subsidiarias para ciento veinte pueblos de la provincia,

que. aunque con naturales Imperfecciones, han supuesto un primer grado de planificación provisional con

el que se han trenado no pocos intentos especulativos. Er¡ la actualidad, salvo algunos pequeños núcleos

aislados de] norte y del este, toda la provincia dispone de planificación en algún grado, y estaba

precisamente en marcha el proceso de revisión de la normativa subsidiaria, momento de claro peligro

porque entran en luego nuevamente las presiones y los intereses que. desde un principio, declararon su

disconformidad con unas leyes que ciertamente nacieron rígidas porque asi lo exigía la "alegría" con que

se estaba edificando en toda la provincia.

EN ESTA OCASIÓN NO SIRVIERON LOS "PADRINOS"´

En el caso del "Urbanismo concertado", el señor Baeza declaró varias veces a los periodistas que no lo

veía con el mismo entusiasmo que, sin duda, tuvieron quienes lo habían establecido, pero que diversas

razones aconsejaban no declarar desierta aquella tentativa para la obtención de suelo urbanizable.

siguiendo patrones franceses.

Y. en efecto, el concurso no quedó desierto, pero a propuesta del Área Metropolitana, la aprobación hecha

por el ministro de la Vivienda lo recortó considerablemente, aceptando solamente dos de las propuestas

presentadas, que después de un detenido análisis habían parecido las menos comprometidas para la

provincia Entre las propuestas aceptadas no se encontraba la del suelo enclavado en el término municipal

de Arroyomolinos, que gozaba de buen padrinazgo, pero que era precisamente de las menos aceptables.

La postura que en aquella ocasión tomó el Área Metropolitana provocó múltiples comentarios acerca de

la posibilidad de que el delegado del Gobierno en el Área fuera relevado de su cargo, pero lo cierto es que

el señor Baeza siguió en el puesto, y a preguntas de los periodistas afirmó cue el Área había tenido en

todo momento las manos libres y que las presiones que hubiera podido haber habrían sido frenadas por el

ministro Rodríguez Miguel..

Y en fechas recientes, la COPLACO informó también favorablemente otro tema pendiente de la herencia

que había recibido, en cuanto a cambiar el sistema de expropiación de Valverde por el de compensación,

aunque hasta el momento el Consejo de ministros no haya dado el refrendo definitivo, pendiente ahora del

Gabinete suarez

En este balance definitivo hay también errores, sin duda, derivados casi siempre de falta de medios para

ejercer un auténtico control del urbanismo, tarea que al estar encomendada en primer grado a los

Ayuntamientos ha tenido frecuentes fallos, porque en muchos casos han sido los propios Ayuntamientos

los autores de la infracción, con la concesión de licencias indebidas o el silencio sobre lo que en su suelo

se construía, y a ello hay que añadir la ausencia legal de capacidad sancionadora de que en úl-11 m o

extremo dispone el Área Metropolitana. El deseo de mantener una auténtica disciplina urbanística en la

provincia no siempre encontró eco en el órgano sancionador. que es el Gobierno Civil...

EXISTE UNA CLARA PRES1ON ESPECULATIVA SOBRE EL SUELO

Han sido muchas las dificultades con las que se encontró en su tarea el señor Baeza. y muchas las oposi-

ciones personales. Algún vocal opuesto al rigor urbanístico propugnado por el delegado del Área no dudó

en presentar su dimisión, y algún otro se limitó simplemente a no acudir a las reuniones. Ahora, sin

embarco, todo parecía indicar que se abria una nueva etapa de esperanza. y como ejemplo de ello está la

paralización de construcción abusiva en Villareio de Salvanés. decretada oor el gobernador civil a

propuesta del Area Metropolitana

Estas circunstancias reseñadas y el hecho cierto de que en la actualidad existe una clara presión

especulativa sobre el suelo madrileño hacen, para muchos observadores, menos comprensible el relevo

que se ha producido en el Área Metropolitana. El señor Baeza recibió un área de urbanismo anárquico por

falta casi total de planificación y deja una provincia que en muy ñocos meses tendrá totalmente concluida

la planificación.

24 de julio de 1976 INFORMACIONES

 

< Volver