Carta del presidente de la cooperativa de viviendas "Cristo del Humilladero"     
 
 Arriba.    16/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 32. 

CARTA DEL PRESIDENTE DE LA COOPERATIVA DE VIVIENDAS «CRISTO DEL

HUMILLADERO»

El presidente de la Cooperativa de Viviendas «Cristo del Humilladero» nos envía con el ruego de su

publicación la siguiente carta:

Como presidente de la Cooperativa de Viviendas «Cristo del Humilladero», y acogiéndome al derecho de

réplica, me permito dirigirme a usted para hacer valer en ese diario de su digna dirección la verdad sobre

las noticias difamatorias publicadas en la Prensa de Madrid, incluido ese periódico, sobre supuestas

irregularidades en esta Cooperativa.

En nombre de la Junta rectora y en el mío propio queremos hacer constar lo siguiente: 1. Todas las

acusaciones aparecidas en la Prensa son totalmente falsas y amañadas.

2. Esto Cooperativa tan sóío tiene en la actualidad la promoción de 139 viviendas en la Dehesa de la

Villa.

3. La fase de 438 viviendas construidas en Legones (Zarza -quemada) han sido entregadas y habitadas

por nuestros socios hace tres años y se considera liquidada, y ´as cantidades que por liquidación definitiva

se les reclama a los cooperativistas las tienen debidamente reconocidas en el contrato que obra en

poder de cada uno de ellos.

Es-igualmente falso que la Cooperativa haya promovido cuatro fases más, con un número de viviendas

superior a las 2.500, sopeña de tener la Junta rectora «magia» para ello, pues por unas 479.000 pesetas

resulta que ha entregado una vivienda a cada socio y les hace participes de un patrimonio de

2.500 viviendas. Esto debe ser objeto de un premio nacional y no de sanción ni crítica.

Creo que el hecho de haber proyectado en su día alguna fase más no es motivo para asegurar que se han

llevado a cabo, pues es un extremo que se puede comprobar, sin lugar a ninguna duda, en el Ministerio de

la Vivienda y en otros organismos.

4. También es falso que a ningún socio se le hayan cobrado letras duplicadas, pues también creemos

que es un acto demostrable; se presenta el duplicado, y en paz.

Ciertamente, existen cooperativistas que aceptaron letras a una financiera y que posteriormente

adelantaron el pago. A éstas, una vez que practican su liquidación con la Cooperativa, ~s¡ procede

devolución de letras, ee les devuelven. De hecho existen varios socios a los cuales se les han entregado

sus letras, y las del resto en las mismas circunstancias están a su disposición en lo Cooperativa, una vez

practicada su correspondiente liquidación definitiva.

5: Las cuentas de la Cooperativa han estado expuestas durante un mes en la oficina para su examen por

todos los socios y siguen a disposición de los que quieran examinarlas.

6. En relación con la denuncia que cita la Prensa, presentada por socios de los que firmaron letras, contra

la Junta rectora por estafa, resultó sorprendente que de los que figuraban en el Juzgado como

denunciantes varios afirmaron a la Junta rectora que no habían presentado denuncia alguna y que sólo se

habían limitado a firmar un pliego en blanco que le habían presentado diciéndoles que era para convocar

una Junta. Varios de los socios que figuran como denunciantes han liquidado con la Cooperativa,

habiéndoseles entregado las letras sobrantes y se les ha otorgado su correspondiente escritura de

propiedad ante el notario de Madrid don Francisco Fernández Huidrobo. Las actuaciones derivadas de la

denuncia han sido archivadas por ei Juzgado competente.

Esta Junta se pregunta: ¿No es, un delito utilizar la firma de una persona para un fin distinto al que se

dijo? Esto los Tribunales podrían aclararlo.

7. La Junta Rectora invitó a la Comisión «colaboradora», que fue nombrada por los socios en la

última Junta general, de la fase de Legones, para colaborar con la Junta Rectora, a que las cuentas fueran

examinadas en el despacho oficial del director de la Obra Sindical de Cooperación, a cuya

propuesta aceptan en carta de fecha 21-9-76, y en otra de! día siguiente, 22-9-76, manifiestan que se

niegan a examinarlas en dicho órgano oficial.

8. Actualmente han liquidado sus cantidades pendientes y se les ha otorgado su correspondiente

escritura de propiedad, ante el notario antes mencionado, unos 200 socios.

9. La Junta de la Cooperativa quiere hacer constar de una forma clara que, a pesar de los fallos

humanos que sale puedan imputar, ha realizado una auténtica lobor cooperativa, pues ha dotado de una

vivienda digna a sus socios a un precio de unos 479.000 pesetas. En este importe se halla incluida una

participación en un local social, patrimonio de todos los socios de esta fase, que hoy se puede valorar

en más de 15.000.000 de pesetas.

¿Es esto actuación de la cooperativa como mera inmobiliaria, según tratan de presentarnos en la Prensa?

10. Este grupo de socios insiste con varios escritos que quiere que dimita la Junta Rectora. En

circular de 22-10-76 les comunicamos que antes de final del año 76 se tendría una Junta de la fase de

Legones para que fuera nombrada una junta liquidadora, y con fecha posterior publican en un

diario de Madrid que la Junta Rectora quiere dejarles la fase embrollada. ¿En qué

quedamos? ¿Seguimos o nos vamos?

11. En relación con la duración de cargos de la Junta Rectora, obra en la oficina de la

cooperativa una consulta escrita que se hizo a finales del año 72 para que se expusiera si se

confirmaba ia actuación favorable de los miembros de la Junta, encuesta que confirmó positivamente

dicha actuación, por cuyo motivo sa han venido desempeñando estos cargos hasta la fecha, pues,

teniendo en cuenta que son renovables a cada cuatro años, sería a ´finales de! año 1976 cuando

corresponde esta renovación de cargos, en los que la Junta precisamente permanece, por no dejar la

fase «embrollada», como parece ser interesa a alguien.

12. Queremos Insistir, señor director, y esto le pedimos seponga en letra «mayúscula», que detrás de la

actuación de este grupo, que ni siquiera consideramos disidente, hay algo más que disconformidad con la

Junta Rectora y su presidente, existe una campaña de descrédito, no sólo de nuestra cooperativa, sino

contra todo lo que supone (a Obra Cooperativa Española, gracias a la cual, con el sacrificio que todos

conocemos, se íia hecho posible que un enorme número de españoles, incluidos, por supuesto, nuestros

socios, tengan un hogar digno, que en nuestro caso y por las cifras que antes reseñamos, deja disipada

toda duda de lucro ni estafa, si tenemos en cuenta que estas cantidades las hemos pagado en cuotas

mensuales de 500 pesetas, durante dos años y medio, y 1.000 pesetas al mes. durante un año. ¿Puede

ofrecer >esto una inmobiliaria?

La Junta entiende que los socios disidentes estén siendo utilizados para otros fines muy distintos que la

defensa de sus intereses, pues no comprendemos se nieguen al diálogo y a la aclaración deí tema, como

reiteradamente se les ha ofrecido.

13. El único embargo que puede existir sobre esta fase es el que en su día inició uno de los

acreedores, Keuses, Sociedad Anónima, deuda que fue comprobada por la Comisión antes

mencionada, y cuyo procedimiento se ha podido detener mometaneamente. merced a !as entregos

efectuadas, procedentes de las cantidades recaudadas de los socios que han efectuado su

liquidación, declinando esta´Junta toda responsabilidad, caso de reanudarse el proceso iniciado,

14. En relación con la segunda fase, y única actualmente en construcción por la cooperativa

de 139 viviendas en la Dehesa de la Villa, se encuentra a un ritmo lento, como se ha dicho en la

Prensa, precisamente por falta de financiación, ya que actualmente estamos pendientes de que por

la Administración se nos actualice el presupuesto protegióle, para que por la Caja de Ahorros y Monte

de Piedad de Madrid se nos concedan los créditos solicitados, circunstancia ajena a la Junto

Rectora.

15. Saliendo al poso de las Juntas generales celebradas por la cooperativa, puntualizamos que en e! año

1976 se han celebrado las siguientes:

De la primera fase (Legones). una en junio, en la que se nombró la Comisión antes mencionado, para

colaborar con tíi Junta Rectora en la solución v aclaración de todos los problemas de lo cooperativa,

relativos a esta fase.

Hasta la fecha, esta Comisión, sin duda alguna asesorada, no ha querido entablar diálogo con la Junta ´

Rectora, quien una vez más recalca que tiene a su disposición las cuentas de la promoción.

De la segunda fase (Dehesa de la Villa), una Junta en mayo de 1976 y otra en noviembre del mismo año,

donde se sometió a votación secreta y por relación de socios el respaldo a la actuación de la Junta

Rectora, habiendo resultado un apoyo positivo, por mayoría absoluta.

En esta Junta, y a petición de los socios, se hace constar en acta la decisión de la mayoría de que no

querían mezclar la fase de Leganés, que se considera terminada y entregada, ni intervenir en sus

problemas, por considerarlos distintos, ya que siempre se plantearon por separados. No obstante, dentro

de los plazos establecidos se celebrará la Junta general de la cooperativa.

Por último, y una vez hechas las oportunas aclareciónos que no dudamos de su amabilidad, serán

publicadas con el afán de que resplandezca la verdad, como es habitual en ese diario, esta Junta Rectora

quiere hacer constar de una forma decidido que no entablará ninguna réplica a sucesivas noticias que

sobre este tema se puedan publicar en la Prensa, ya que estamos dispuestos, como antes decimos, al

diálogo sincero, para quedar todo debidamente aclarado ante nuestros cooperativistas, dentro de! mismo

marco de concordia qus inspiró la creación de nuestra cooperativa, gracias al cual pudimos vencer etapas

muy difíciles y con la presencia y sanción de los organismos oficiales.

Un afectuoso saludo, con nuestro sincero agradecimiento por su colaboración.

Por la Junta Rertora, Antonio Mancera López"1. presidenta

 

< Volver