Autor: Sánchez-Arjona, Manuel G.. 
 Según las normas de planeamiento de la provincia. 
 Madrid puede ser una ciudad regresiva en el año 2000     
 
 Informaciones.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

SEGÚN LAS NORMAS DE PLANEAMIENTO DE LA PROVINCIA

Madrid puede ser una ciudad regresiva en el año 2000

Por Manuel G. 8ANCHEZ-ARJONA

MADRID, ?.

EL cálculo de ocho millones cien mil habitantes asentados en la •provincia de Madrid, previstos para el

taño horizonte (año 2000) según el Documento de Trabajo número 1 presentado por el Área

Metropolitana sobre ^Proyecciones agregadas y necesidades de suelos, tiene por objeto presentar las

cifras básicas utilizadas como punto de partida para la elaboración de las Normas de Planeamiento de la

Provincia de Madrid. Estas previsiones están contempladas en el concepto más amplio, ya que el futuro

desarrollo depende, y forma parte, de las políticas regionales y de asentamiento urbano que se llevan a

cabo en el país.

Como paso previo, el documento examina la posible incidencia de dichas políticas y muestra que

mediante Intervenciones voluntarias de la Administra clon Central, la población madrileña de cara al año

2000 puede variar, quedando reducidos los ocho millones largos de habitantes a 6.920.000.

Las proyecciones que se presentan regirán las normas de planeamiento para la provincia, especialmente

las referentes a usos del suelo, siendo solamente Indicativos e iniciales y, por tanto, sujetos a ajuste como

resultado de la propia elaboración. Por ello las cifras estimadas se refieren al actual hecho metropolitana

madrileño y de EU distribución entre Madrid capital y el resto de las provincias, incluidas las limítrofes

MADRID ES ABSORBENTE

El documento de trabajo número 1 estima que una de las primeras decisiones que hay que encarar al

pensar en el futuro madrileño, es la referente a su población, fenómeno que, por otro lado, es común a

casi todas1 las Áreas Metropolitanas, aunque en Madrid está especiaba ente agudizado, motivando que el

acondicionamiento y sustentación de la Infraestructura y servicios no solamente dejen de ser rentables,

sino que encarecen y complican la estructura socioeconómica urbana y deterioran la calidad de la vida.

Por eso, el caso que nos ocupa —continúa el documento-^, y por el papel que desempeña la capital en el

contexto nacional, dada la gran importancia que han tenido los movimientos migratorios y el contraste

que se observa en las posibilidades de crecimiento, hacen pensar en el desarrollo en otras ciudades o

regiones del país.

Como solución, apunta ei documento que, la modificación voluntaria de la tendencia del crecimiento, de

su intensidad y rapidez, dependerán en última Instancia de la importancia que el Área Metropolitana haya

alcanzado en relación al del sistema urbano y regional. Por ello es de vital importancia la existencia de

ciudades o regiones cuya potenciación puedan frenar o reorientar el flujo migratorio y los recursos de

todo tipo que puedan potenciarlas; y para ello es necesario utilizar la energía suficiente que modifique las

pautas de asignación y transferencias interregionales y movilizar los recursos >Je inversión que creen

núcleos con el suficiente atractivo para que hagan de Madrid una zona regresiva a sus justos términos, y

se acabe el • mito y el espejismo de la gran ciudad.

 

< Volver