Autor: Ruiz, A. J.. 
 Polémica creación de ocho "centros cívicos" en Madrid. 
 Versiones para todos los gustos     
 
 El Alcázar.    25/07/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 27. 

Polémica creación de ocho "centros cívicos" en Madrid

VERSIONES PARA TODOS LOS GUSTOS

Mientas unos temen que su creación sea el caballo de Troya que el oficialismo intenta introducir en e!

"movimiento ciudadano", otros lo reciben como una fórmula que puede llevar a la institucionalización de

la vida vecinal

En la última reunión de la Comisión Municipal de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid se tomó el

acuerdo de crear ocho "Centros Cívicos" en otros tantos barrios de la capital de España. Según el

proyecto, "estos centros tiene una planta tipo, más o menos similar para todos. Estarán compuestos de una

sala de estar, biblioteca y sala de lectura, despacho y estancia para niños. La sala de lectura estará

enlazada con el sótano y que servirá como almacén de libros. A su alrededor se plantarán unos jardines de

una extensión media de unos cuatrocientas metros cuadrados.

Estos primeros ocho Centros serán construidos en Moratalaz, barrio de Santa Mana, calle Carril del

Conde de Hortaleza, Hermanos. García en Vallecas, Paseo de Extremadura, Alameda de Osuna,

Canillejas y la Elipa.

Hasta aquí la noticia. Pero, ¿son los Centros Cívicos el chorro de agua clara que tanto su nombre como la

forma en que nos los presentan hacen suponer? Como siempre, hay versiones para todos los gustos. Unos

pretenden que su creación es el Caballo de Troya que el oficialismo del Ayuntamiento y d Gobierno Civil

pretenden introducir en el "movimiento ciudadano" para romper definitivamente su coherencia. Otros por

el contrario los reciben como la nueva fórmula organizativa a través de la cual la vida vecinal va a llegar a

institucionalizarse, alcanzando de esta manera larga vida.

Hemos creído interesante recabar al respecto la opinión de un hombre polémico, Diego Menviela. A él,

como ex Secretario Mayor del Ayuntamiento de Madrid, depuesto en este cargo a mediados del pasado

año, pedimos su valoración técnica sobre los aspectos legales del tema de loe Centros Cívicos.

"Evidentemente — nos dice—, el único marco legal en el que pueden encuadrarse estos Centros, al ser

promovidos por el Ayuntamiento, es dentro de la normativa que regula la actividad de éste: la Ley

Especial de Madrid. Esta ley está inspirada en el principio de que es el presidente de la Corporación el

que ostenta todos los poderes, y que cualquier otro tipo de potestad municipal sólo se ejerce por

delegación suya. Es una concepción que se llama de "Alcalde Fuerte". Por ello la Ley Especial de Madrid

no contempla ningún tipo de posible forma de canalización de la participación de los vecinos en la gestión

municipal, y por ello también podemos afirmar que los Centros Cívicos no tienen, según la actual

normativa, ninguna base legal para ser creados. Es una decisión personal del Alcalde la que les da luz

verde.

Esta es la opinión de un técnico que valora las situaciones desde el punto de vista frío de los datos o las

leyes. Ya que la consideramos válida, la hemos recogida. Puro El Alcázar ha querido llegar más allá. Es

necesario conocer cuál es la opinión "caliente" de quienes en última instancia van a ser los que gocen o

padezcan los Centros Cívicos: los vecinos,

Intentando recoger le valoración d«l conjunto de las entidades ciudadanas, hemos realizado una encuesta

entre representantes de los diversos tipos de Asociaciones que con carácter más o menos especializado

coexisten en un barrio, a los que hemos hecho las siguientes preguntas:

1.a ¿Está de acuerdo con la creación de

Centros Cívicos?

2.a ¿Quién debería de controlarlos y

administrarlos?

3.a ¿Qué función deberían cumplir?

4.a ¿Estaría dispuesto a disolver su

asociación en un Centro Cívico?

ASOCIACIÓN DE AMAS DE CASA DECARABANCHEL: Contesta Isabel García Hernández

1.a En principio si, siempre que los centros sean favorables a los vecinos.

2.a El control deberían llevarlo los propios vecinos a través de sus entidades representativas, como por

ejemplo Asociaciones de Amas de Casa u otras de tipo vecinal. La administración debería estar a cargo de

una Junta de Administración compuesta por un representante de cada una de estas entidades vecinales.

,3.a Para definir mejor cuáles serian sus funciones yo creo que se las debía de cambiar de nombre, y

denominarlas culturales. Su función sería entonces de apoyo a la formación cultural del vecindario y de

canalización de sus momentos de ocio.

4.a No, no creo que se deba disolver nuestra asociación en ningún Centro Cívico, ya que las Asociaciones

de Amas de Casa tienen una función propia que no pueden cubrir éstos.

ASOCIACIÓN "EN TRAMITES" DE VECINOS DE VILLAMIL SÁNCHEZ PRECIADOS;

Contesta Carmen del Val (antigua asociación familiar hasta la desaparición del Movimiento)

1.a Sí, debe existir un tipo de centros donde se puedan reunir los vecinos. Es necesario que se creen para

que podamos dejarnos de reunir en las iglesias.

2.a Tanto la administración como el control deben estar en manos de los vecinos. Hoy el Ayuntamiento

no tiene suficiente fiabilidad para nosotros, y por ello los centros cívicos no deben ser municipales.

3.a La función de los centros debe ser de tipo cultural y recreativo. Como decía antes es necesario que en

los barrios haya algún centro de reunión.

4.a Una asociación como la nuestra trata todo el conjunto de la problemática que tiene un barrio. Si el

Centro Cívico, sin interferencias por parte del Ayuntamiento, pudiera ´hacer lo mismo, y el conjunto de

las Asociaciones estuvieran dispuestas a cambiarse de nombre, creo que ese problema no tendría mayor

trascendencia.

ASOCIACIÓN DE PADRES DE ALUMNOS DEL COLEGIO NUESTRA SEÑORA DE ÁFRICA:

Contesta Antonio Mernan

1.a El proyecto de los Centros Cívicos no tiene fiabilidad suficiente como para que mi respuesta pueda ser

afirmativa.

2.a Cualquier asociación ciudadana debe estar controlada y administrada por los vecinos sin ningún tipo

de ingerencia.

3." La única función que pueden llegar a tener los Centros Cívicos es servir de local social a las

Asociaciones de los barrios que ya están creadas.

4.a No, en la actualidad de ninguna manera disolvería nuestra asociación.

ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS E INQUILINOS DE VALDEZARZA:

Margarita Piñeiro.

La opinión general es que no es la manera de presentar un proyecto.

Los vecinos nos hemos enterado por la prensa de que iban a crearse. De este modo • nos ofrecen poca

fiabilidad.

2.a Yo estaría de acuerdo en que la propiedad de los Centros Cívicos fuera municipal, siempre que los

cargos directivos de éstos estuvieran elegidos por los vecinos.

3.a Su función sería cultural, de recreo y de reunión. Yo no les asignaría otro tipo de funciones, porque ya

las tienen las actuales entidades vecinales.

4.* No. Las Asociaciones como la mía son el único interlocutor válido que hoy tienen los vecinos para

relacionarse con el Ayuntamiento. Aun si contaramos con una Corporación más propicia a la

problemática ciudadana, creo que las asociaciones no deberían desaparecer.

A.J.RUIZ

 

< Volver