Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 El compromiso de diputados y senadores. 
 Madrid, como ciudad, la víctima más directa del centralismo     
 
 Ya.    04/08/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

EL COMPROMISO DE DIPUTADOS Y SENADORES

MADRID, COMO CIUDAD, la victima más directa del centralismo

Hay que darle una estructura que tenga su peso sobre la capitalidad, opina Pérez Llorca, diputado de UCD

Para resolver los problemas hace falta un dinero, que tendrá que salir del Estado o de las haciendas

locales reformadas Una segura educación es el mejor medio para construir una sociedad del futuro Las

asociaciones subsistirán como movimientos de masas, impulsados por los partidos políticos

José Pedro Pérez Llorón. candidatura de UCD, con 742.688 votos y un 82,2 por 100 en las urna» «n las

pasadas elecciones. No es madrileño. Nacido en Cádiz. Afincado «n Madrid, a la (lúe considera su tierra.

Compagina el sentimiento de madrileño con la comprensión para una provincia que le aceptó, al tiempo

que sabe valorar las distintas •circunstancias que pueden obligar a un desplazamiento a la Capital de

España y a aceptarla «orno residencia cuando una vez terminados los estudios se está en .condición de

elegir.

—Me presenté por Madrid porque rne considero madrileño tipico; aunque parte de mi vida no he vivido

en Madrid, los estudios la profesión, me han fijado aquí la residencia, donde me he casado y he tenido

hijos; creo que es la, composición tipica del madrileño y me considero en condiciones socioíógicamente

representante de ese Madrid monstruo, al que han venido gente de toda España y, sobre todo, muchos

andaluces, como nosotros dos—me dice dirigiéndose a mí.

EL CARO PRECIO DE LA CAPITALIDAD

—¿Distingue entre Madrid ciudad y Madrid capital?

—Madrid ha pagado muy caro «1 precio de su capitalidad. También en las elecciones, donde las grandes

figuras políticas se presentan por Madrid y 110 pueden 0entir la inmediatividad de los problemas de

Madrid ruando están acosados por los problemas del Estado. -Este es un precio más de la capitalidad.

Afortunadamente, en las candidaturas hay una lista amplia de otro» diputados que sí se sienten

identificados con Madrid, aunque esto no sea decir que ellos no se sientan, sino que no pueden dedicarse

de lleno al tema de su provincia.

—¿Podría hacerme una síntesis de los problemas de Madrid?

—Hay • que considerar dos tipos de problemas. Por una parte, los de la gran ciudad, agudizados por una

ciudad desbordada y nial hecha, con tos problemas del área metropolitana s u b d esarrollada. No voy a

comparar con ciudades del norte de Europa^ sino con ciudades como Ñapóles, Atenas, Sao Paulo, al

tiempo que tiene problemas como otras grandes ciudades: Nueva York, Londres. Por otra parte—

agrega—, Madrid como ciudad es la víctima más directa del centralismo. En este sentido hay que

responder al problema de Madrid frente a todas las Provincias. No es ni mancheta, ni de Castilla la

Nueva, ni la región sobre la que «e asiente tiene sentido de potencia, como Sevilla, en Andalucía, o

Barcelona, en Cataluña.

—¿No cree en un Madrid región?

—Creo en un» entidad aparte, en una organización eminentemente regional que habrá que crear: Madrid

región, con toda la provincia de Madrid más o menos, o toda la zona que vive de la gran conturbación

madrileña. Habrá que darle una estructura autónoma, que tenga su peso y haga pesar sobre esa capitalidad

sus, propios intereses. Madrid tiene iguales problema* que folias las grandes ciudades.

—¿Cuáles son esos grandes problemas? .

—Problemas en sus barrios, construidos de niíila manera, con inadecuada vivienda, mala infraestructura,

falta de alcantarillado de semáforos, de carreteras, de hospitales, escuelas, campos de deportes, telefonos,

y en unos más amplios deseos, centros culturales y cívicos; todo aquello que le da sentido de derecho al

vivir. En Madrid se puede vivir muy mal, de forma desigual.

—Todo esto—añade—es un problema de dinero, que tendrá que salir del Estado o de las haciendas

[ocales, con reforma de las mismas. Si se quiere que sea igual el nivel de los barrios, tendrá que existir un

nivel de prestación de unos barrios a otros barrios. En este sentido habrá que orientar la reforma fiscal

urgente, que el Gobierno va a [levar a la« Cortes.

NO REGIONALIZAR LOS RECURSOS TOTALMENTE

—¿Crea que Madrid tiene unos gastos específicos en razón de «u capitalidad?

El diputado por Madrid cree que no habrá gastos de capitalidad una vez bien organizado el tenia de la

Hacienda Municipal, pero que si resulta insuficiente como la actúa), o se acomete en su momento una

reforma a fondo de las haciendas municipales y regionales de ingresos propios, o el Estado tendrá que

afrontar los déficits que se produzcan. Madrid municipio tendrá un déficit crónico, como lo tiene Londres

y Nueva York, ciudad que ha llegado prácticamente- hasta la bancarrota, siendo necesario una ayuda

federal que no tenía precedente. Un caso más agudizado habría que resolverlo con una reforma o un

trasvase de, recursos.

—Hay que regional izar los recursos pero no totalmente, porque sería una regresión—nos dice.

—¿Cómo llevarla a cabo una política de descongestión?

—Parar la política a ultranza del crecimiento, en toda España mantener una política de equilibrio que

lleve la industria a regiones que se están desertizando. Las congestiones son problemas de todos los

países, difícil de resolver. Ha fracasado la política, de descongestión en Italia, también en Inglaterra, está

fracasando, en Francia. Donde está mejor llevada es en Alemania, aunque también «e registran

concentraciones. En los últimos años la política de España ha sido de grandes concentraciones. El tema de

la descongestión sólo se puede hacer a largo plazo.

—¿Conoce de cerca, en el propio barrio, los. problemas de Madrid?

—De estudiante he ido mucho a los barrios, también he tenido contacto con ellos en la. campana

electoral, que me ha agudizado la conciencia de esos problemas. En Madrid loe problemas van desde la

"favela", digamos, de Sao Paulo, hasta los de circulación, comparables con ciudades como Nuevo York o

Los Angeles.

—¿Cual «s el problema Más importante en su concepto?

—En una sociedad moderna, el educativo. Para que las gente* tengan más conocimientos deben tener más

acceso a esos conocimientos. Hay problemas prioritarios para los barrios como el transporte, la falta de

pavimentación, la vivienda, que nos ofrece núcleos de chavolas. Los problemas no se pueden erradicar de

golpe. Tina secura educación es el mejor medio para construir una sociedad del futuro. Creo que la falta

de escuelas es el principal problema. Es mas grave que un niño se quede sin escuela que el padre tenga

que perder dos horas de su casa al trabajo.

SUSTITUTIVOS DE LA ACCIÓN POLÍTICA

—¿Qué opina de los movimietos ciudadanos que reivindican eue derechos?

—Hasta aquí han sido un sustitutivo de la acción política, como lo fue la prensa; los colegios

profesionales seguirán hasta fas elecciones municipales, y i» tendencia histórica dice que sólo

subsistirán—sa1vo excepción de un barrio que esté todo él deseoso de cooperar—como movimiento de

masas impulsado por los partidos políticos. Han cumplido una labor positiva; una vea alcanzada la

democracia les queda estar dependientes de los partidos políticos.

—Su partido aún no ha entrado en contacto con el Ayuntamiento en ese intercambio de cortesía. ¿Lo

hará?

—no puede, devenirse nada malo d« un contrato con autoridades que tienen a su cargo la gestíón de los

asuntos de Madrid.

—¿Sus primera» actuaciones en las Cortes serán en favor d« Madrid?

—Como diputados somos responsables de los primeros problemas de carácter general, dando hoy una

prioridad, como B«n la economía y la Constitución. Ciada diputado debe tener en cuenta los problemas

de su circunscripción pasados los problemas generales de estos primeros momentos: debe tener en cuenta

loe problemas de Madrid mós adelante, como por ejemplo es una ley de hacienda municipal y Í»

constitución >le regiones.

Margarita JIMÉNEZ

 

< Volver