Autor: Jiménez Gómez, Margarita. 
 El compromiso de diputados y señores. 
 Madrid, una ciudad crecientemente ingobernable, con soluciones no fáciles de plantear     
 
 Ya.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

EL COMPROMISO DE DIPUTADOS Y SENADORES

Madrid, una ciudad crecientemente ingobernable, con soluciones no fáciles de plantear

Haría falla un resorte y planificación política general del Gobierno para solucionar los problemas Sin

embargo, la actúa/ crisis económica na retardado su puesta en práctica Tres problemas que piden urgente

solución; comunicaciones, enseñanza y zonas verdes la provincia y ciudades periféricas deben definir su

posición sobre el desarrollo futuro Las asociaciones de vecinos actuales son un producto de falta de

libertad política Hay que purificar y autentificar todos los grupos de carácter intermedio, que dan

fortaleza y robustecen a la vida política, dice a YA don Ignacio Camuñas, ministro adjunto para

Re/aciones con las Cortes, como diputado de UCD por Madrid

Don Ignacio Camuñas, ministro adjunto para Relaciones con las Cortes, es también diputado por Madrid

del partido de UCD, Con independencia ote su compromiso como ministro del Gobierno para todo el

reino, entendemos que tiene un compromiso más particular con los habitantes de nuestra provincia que el

pasado 15 de junio depositaron el voto en favor de la candidatura de UCD, y por ello hemos querido saber

los móviles que le llevaron a presentarse por Madrid y ei mantiene esa conciencia de un compromiso

especial para el pueblo que le eligió.

—He concurrido a estas elecciones por Madrid atendiendo a dos circunstancias. Primera, el hecho de

haber nacido, vivido y trabajado en Madrid toda mi vida. Segunda, tal y como se han configurado las

elecciones, debido al sistema electoral, lo que pudiéramos denominar distintos líderes a escala nacional

han concurrido por Madrid, y también las personas más significativas de cada partido.

—Pero ¿tiene realmente una conciencia, un compromiso con usted, mismo, para esos electores que le

designaron por Madrid?

—Me gustaría pensar que a la vuelta de estas vacaciones el grupo de personas que hemos salido diputados

de UCD por Madrid podamos abrir una oficina específicamente de contacto con el pueblo de Madrid y

atender sus peticiones, reclamaciones y hacer de portavoz cerca de las autoridades competentes de los

problemas más urgentes del pueblo de Madrid. Desde luego, si en este momento no ocupara un puesto de

ministro del Gobierno, tomaría la Iniciativa a título personal, dispuesto a abordar el tema. Me debo en

estos momentos a las tareas del Gobierno, pero otros compañeros de candidatura estoy seguro que

colaborarán con agrado en esta idea.

El señor Camuñas nos habla del tema con ilusión, dispuesto a hacer permanencia en este centro cuando se

constituya y esperando que sirva de portavoz y de identificación para los votantes con el propio partido.

DE TRADICIONAL A PROBLEMAS DE GRAN CIUDAD

—¿Qué concepto tiene de eee Madrid en el que ha nacido, vivido, y del que ahora es diputado?

—Una ciudad que tiene toda la tradición y la historia de las grandes y viejas ciudades europeas, pero que,

sin embargo, desde hace unos veinte o quince años ha ido adquiriendo un ritmo de vida con una

configuración que recuerda en parte a algunas ciudades americanas. Todo ello ha ido haciendo de Madrid

en esta última época una ciudad-difícil y complicada, crecientemente Ingobernable y cuyas soluciones a

corto y medio plazo no son fáciles de plantear. Creo que arrastramos las secuelas del planeamiento de la

década de los cincuenta de lo que se llamó el Gran Madrid—agrega—. La política de industrialización de

Madrid ha supuesto un factor de una trascendencia no sólo urbanística y de condición de vida, sino

también política.

Y añade:

—Madrid es la primera gran victima d e 1 centralismo. Comprendo que en las actuales circunstancias de

crisis económica no es el momento oportuno para plantear alguna de la_s grandes opciones, que pasarían

por la reconsideración de la posible conveniencia ´ de analizar cuidadosamente sí deben seguir unidas la

ciudad administrativa, capital oficial de la nación, con la gran urbe Industrial, financiera, cultural, de

recreo que es Madrid, donde existe la mayor concentración de bancos, centros d« la Administración,

teatros, residencia del cuerpo diplomático, chitaron industrial, etcétera. En un momento de ajuste

económico es difícil plantearse el tema.

 

< Volver