Autor: Herrero, Raúl. 
 Denuncian mala administración y corrupción en la empresa. 
 Las centrales sindicales contra la privatización de la EMT     
 
 Diario 16.    20/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Denuncian mala administración y corrupción en la empresa

Las centrales sindicales contra la privatización de la EMT

Raúl Herrero

Las secciones sindicales de las centrales SU, UGT, CCOO, USO y ONT en la Empresa Municipal de

Transportes se muestran partidarias de que la empresa siga siendo pública y se oponen a la propuesta del

concejal Huete de que se privatice y fraccione el servicio.

En el último mes, varias empresas de transporte urbano privado recogieron la propuesta y se ofrecieron al

Ayuntamiento para realizar en la práctica pruebas que determinasen la verdadera rentabilidad y eficacia

del servicio. Las centrales sindicales salen al paso de semejante posibilidad y declaran que "no podemos

admitir bajo ninguna condición que la EMT desaparezca como empresa publica y se ponga en manos o

manejos de empresas privadas que como tales irán a su propio beneficio, sin que les importe un bledo el

carácter social del servicio que han de prestar".

"Si nos paramos a analizar las propuestas del señor Huete —prosiguen— saldría potenciada y con una

categoría muy superior, la Delegación de Circulación y Transporte.., Más que sospechoso resulta si

además el delegado es Santiago Estrada, hombre que durante veinticinco anos ha estado en la empresa y

durante bastante tiempo en puestos de la máxima responsabilidad."

En el polémico escrito. las centrales sindicales se preguntan s¡ las empresas que quieren hacerse cargo del

servicio, "no son exactamente las mismas que, o bien, el señor Estrada o la comparsa de empresarios de

líneas periféricas, controlan por medio de sus acciones y que, en su mayoría, estos empresarios

pertenecen o han pertenecido al Consejo de Administración de la EMT". Piensan "que la maniobra,

peligrosa tanto social como políticamente", se trata de que la EMT sea subvencionada por el Estado".

Sobre este punto, las centrales coinciden con Huete en que la EMT es deficitaria, pero no están de

acuerdo en el modo en que se produce el déficit: "Nosotros —dicen— lo ciframos en un punto concreto:

mala administración de la cosa pública, que llega a alcanzar cotas verdaderamente fraudulentas."

Alternativa

Por otra parte, y a raíz de las últimas movilizaciones, la EMT se sitúa como empresa marco para cualquier

convenio colectivo sobre empresa de transporte público. La plántala de 7.400 trabajadores está hoy afilia-

da al 80 por 100 en las centrales sindicales democráticas, según propias fuentes laborales. Esto significa

que las posibilidades de llevar unas experiencias en el terreno de la municipalización de empresas es

óptimo.

Los sindicatos piensan que la EMT "es del pueblo de Madrid, él es su contribuyeme, el que la suvenciona.

Desgraciadamente no pueden ver los libros de cuentas y los miles de millones que no aparecen por ningún

sitio. El pueblo de Madrid debe estar representado en la administración de la empresa".

Asimismo opinan que los trabajadores, como parte directamente ineresada y sobre todo como

conocedores de "muchísimos abusos corregibles", deben también estar representados en la

administración^ al tie m p o que una representación del Ayuntamiento, en calidad de órgano rector de las

finanzas del pueblo.

Por último, los trabajadores se reafirman en que "la unidad conseguida por los trabajadores de la EMT y

sobre la. base del servicio público no la van a romper intentos desesperados de justificar unos abusos

administrativos que en • muchos casos rozan la corrupción absoluta en algo que son fondos del pueblo de

Madrid".

 

< Volver